Festival Internacional de Poesía de Medellín

Balance del XVI Festival
Internacional de Poesía de Medellín

Junio 24 a julio 2 de 2006

  
Lectura inaugural del XVI Mesa de lectura de la clausura del encuentro
 
Nuevamente el público colmó el teatro al aire libre Carlos Vieco

Entre el 24 de junio y el 2 de julio de 2006 se celebró de nuevo en olor de multitud el XVI Festival Internacional de Poesía de Medellín, convocado y organizado por la revista de poesía Prometeo, en nueve ciudades colombianas, con la participación de cerca de 70 poetas de más de 40 naciones de todos los continentes.

La realización de una nueva edición de este Festival, constató la persistente y poderosa influencia de la poesía en Colombia, un país estremecido por más de cuatro décadas de guerra y por graves conflictos sociales acumulados históricamente sin solución ninguna a la vista.




El pueblo colombiano celebra la poesía en un tiempo oscurecido por la dictadura global de las trasnacionales, que han deteriorado la vida de la naturaleza y las vidas de todos los seres humanos. Nuestra juventud ha colmado de nuevo más de 100 escenarios en los que se ha desarrollado la programación del XVI Festival Internacional de Poesía de Medellín, para expresar su vocación de vida y su anhelo profundo de una solución política negociada al cruento enfrentamiento militar que se vive a diario en los campos de Colombia, para alcanzar la paz y la justicia social, y materializar una amorosa patria para la vida.

En el acto de clausura del Festival, varios poetas coincidieron en asegurar que el fenómeno poético que vive nuestra ciudad no tiene parangón en ninguna otra ciudad del mundo. Nosotros estamos sólo parcialmente de acuerdo, pues estamos convencidos también de que la experiencia de Medellín puede ser replicada en cualquier lugar del mundo.

Lectura de poemas
el la Avenida La Playa

Bastaría aplicar un concepto de democracia cultural y tener la certeza de que el arte no es un privilegio de élites bendecidas por la gracia de una inteligencia de excepción, y bastaría saber que el arte tiene existencia real cuando este arte puede llegar a todos aquellos que le dan un sentido: toda obra de arte es esencialmente un acto de comunicación, y si ese acto de comunicación no encuentra su interlocutor se puede asegurar que la obra de arte no existe, o existe para nadie: ¿para qué aquello que existe para nadie? O mejor: ¿existe algo que no existe para otros?

Una de las cosas que hace verdaderamente excepcional el Festival Internacional de Poesía de Medellín es precisamente eso, que le devuelve al pueblo lo que le pertenece como un derecho inalienable: el derecho a la belleza y a la verdad poética, que acerca inexorable el día de la justicia poética. Sin duda, nuestra juventud es una juventud luminosa, y nuestra reserva espiritual y nuestro potencial para hacer de Medellín y del país un territorio habitable están de algún modo garantizados. Pero se trata de una juventud luminosa porque le ha sido arrojada y aun se le arroja mucha sombra.


Muhsin Al-Ramli: "Yo soy Irak".

No es ni ha sido función del arte en general ni de la poesía en particular solucionar los problemas fundamentales del hombre. Su función es la de recordarnos, desde una nueva perspectiva, la existencia de esos problemas. Y de nuestro potencial para solucionarlos. La poesía y el arte están ahí para ampliar nuestra conciencia; y para espolearla en una dirección emancipadora.


Gioconda Belli leyó sus poemas ante el público de Medellín

En ese sentido, creemos que el Festival Internacional de Poesía de Medellín viene cumpliendo un papel vital en nuestra ciudad y en Colombia: no para que desde fuera se nos mire de otro modo (papel que también cumple el Festival), sino para que nosotros miremos el mundo y a nosotros mismos de una manera nueva. El Festival ha servido también al propósito de disminuir nuestro aislamiento, de hacernos percibir que no estamos solos en el mundo, nos ha reafirmado en la certeza de que nuestros problemas son los problemas de toda la humanidad y que nuestro aporte medular, al hacer realidad una propuesta poética de insospechadas dimensiones en Medellín -y por tanto hacerla realidad en el mundo-, está fundado en la premisa de que sin una revolución poética mundial la pesadilla de la realidad opresora del mundo contemporáneo no podrá ser abolida, y sustituida por un sueño realizado a la medida de las aspiraciones de los pueblos de la tierra, esclavizados y sufrientes durante siglos interminables. Un sueño para repoblar la vida sobre la tierra, que encadena las formas sociales de la muerte y colma de sentido nuestra presencia en el universo, que devuelve a la humanidad a su natural línea de flotación en un nuevo tiempo de libertad y esplendor.

  Entidades auspiciadoras

Memorias

  Bio-bibliografías de poetas invitados

  Galería de fotografías

  Mensajes recibidos

  Programación

Mapa del Sitio
Gulliver: