Festival Internacional de Poesía de Medellín

PROMETEO
Revista Latinoamericana de Poesía
Número 94-95. Julio de 2013.

José Ángel Fernández

Nación Wayuu, Venezuela, 1961

 

Hombres luceros

Se aproximan los días
cuando rendiremos cuentas,
primero, ante el tribunal del Sol
y se abrirán los capullos florecientes
hacia el cielo.
Se aproximan los días
para rendir cuentas
ante el tribunal de los pájaros
cuando el aire se viste de azul.
Se aproximan los días
cuando rendiremos cuentas
ante el tribunal de los árboles
y las hojas concluyan
un concierto-pagamento a la madre tierra.
Rendiremos cuentas ante el tribunal de los sueños
antes del primer canto del gallo.
Se aproximan los días
cuando rendiremos cuentas
ante el tribunal de los padres ríos
y así beberemos sangre cristalina.
Rendiremos cuentas
ante el tribunal de los peces
cuando baje la marea lunar.
Y por último rendiremos cuentas
ante el tribunal de los hombres luceros.

 

Pagamento vital


Desde las grietas heridas de la tierra
lloran por tu ausencia, Cerro antiguo,
los pájaros desde la loma de una tenamitl*
y a la orilla del jagüey.
Al son del cántico de las flautas
te despiden en tu feliz viaje, padre Cerro,
las sonajas cantoras
desde un predio primaveral,
cerquita de la teocalli**
trazan una aureola
antes de entregar el pagamento vital:
El sacrificio de 12 corderos
y un carnero de cuernos espirales.

 

 

* Muralla, en náhuatl
** Casa de Dios, en náhuatl.

 

Amigo mío

Inicio este canto,
amigo mío, Cerro anciano,
ahora que llegas con tus aromas de flores.
¡Sí, amigo mío!
Inicio este canto así:
Regresarás a la tierra en un caballo blanco,
vestido de poncho blanco,
luciendo sombrero blanco,
jinetearás el tiempo perenne
y regresarás, amigo mío,
en forma de lluvia.
Regresarás a la tierra montado en un caballo blanco…

 

Palabrero mayor

Todos tenemos la ocasión de prestar el sombrero del sol,
lo pondremos uno a uno por orden de edad.
Todos tenemos la ocasión de prestar la luz lunar,
es cuestión de propiciar una danza prolongada.
Todos tenemos la ocasión de emular
este canto perfecto del Palabrero mayor.
Todos tenemos la ocasión de ahuyentar a la muerte
colocando cráneos de burros muertos en todas las direcciones.
La muerte que tú ahuyentas solo, está más viva y cerca de nosotros.
¡Vamos todos a estrenar los collares de flores!
¡Vamos todos a formar un coro terrenal
con las letras escritas durante las danzas del viento!
El viento se despide de la calma con un te quiero.
La lluvia se despide en cada invierno
imitando los pasos del viento.

Ojo de Dios


El sol es ojo de Dios
Y juguete de los niños.


Danza


La luna está danzando
Se va a morir un hombre rico.

Luna de la libertad


Extraña esta primavera acompañada por vientos lejanos. Extraña esa voz conjurada por el canto de los pájaros. Extraña la sonrisa de los niños Esperando una luna La luna de la libertad.


Rebelión de la libertad


¡Esa lluvia brava! La que llegó con su frescura a tu silencio Ha brotado flor de abrojos por el camino. Todos los pájaros cantarán en un solo coro La rebelión de la libertad. Todavía sigue lloviznando. Retoño de mi linaje

¡Retoño de mi linaje!
El sombrero negro
Es para danzar.

 

José Ángel Fernández. Fotografía de Festival Internacional de Poesía de Medellin José Ángel Fernández Nació en la Laguna del Pájaro, Distrito Páez del Estado Zulia, Venezuela, el 23 de enero de 1961. Pertenece a la Nación Wayuu. Poeta, profesor universitario, sociólogo y magister en antropolingüística graduado en la Universidad del Zulia. Ha publicado las obras: Iitakaa (La totuma), 1993, poemario en versión bilingüe wayuu-castellano; Identidad lingüística de los pueblos indígenas de la región andina (en coautoría con Ariruma Kowii), 2005; Nünüiki ka’ikai (Lenguaje del sol) antología poética en versión bilingüe wayuu-castellano, 2006. Obtuvo, entre otros reconocimientos, el Primer lugar en el Premio Continental Canto de América en lenguas indígenas, por su libro Apaalaairua je jayeechiirua nümüin chi laülaakai uuchi (Dones y cantos al cerro mayor), 2013. Se ha reconocido su constante esfuerzo por lograr el reconocimiento a los valores de la etnoliteratura Wayuu y por “incentivar a niños, niñas, adolescentes y adultos a participar en actividades deportivas, recreativas, musicales, lecto-escritura y artesanales de la comunidad norte independiente”.

Actualizado en agosto de 2013

Mapa del Sitio
Únete: