Español

Jessie Kleemann

Jessie Kleemann

Groenlandia, 1958

Jessie Kleemann nació en Groelandia, en 1959. Poeta y actriz, pertenece al pueblo Inuit Kalaallit de Groenlandia, que comparte una memoria común con otros pueblos inuit de Canadá y Alaska. Es directora General de la Unión de las Comunidades del Ártico y realiza presentaciones en Europa con el fin de promover la reivindicación de los nativos indígenas.  Fundó el Festival de Poesía en Groenlandia en 2004. Es miembro de la Asociación de Artistas Contemporáneos de Groenlandia. Publicó en groenlandés, danés e inglés, Taallat, Digte, Poems, en 1997. La autora afirma en entrevista con Lina Zerón, que en su performance El dilema del Oso Polar, intenta recuperar la memoria de uno de los mitos inuit: el del oso polar. El espíritu del oso polar, considerado a su vez el espíritu del Ártico, ha estado presente en la historia oral de este pueblo a través de varias leyendas, como la del oso Nanoq y la madre-humana. Dice la historia que Nanoq mantenía una estrecha relación con la madre-humana y vivían en armonía. Hasta que un día los hombres del pueblo, los cazadores, matan a Nanoq. La madre-humana se convierte entonces en una piedra de dolor ante el desamparo de su pérdida. Precisamente, la leyenda representa la pérdida espiritual de la cultura inuit ante las adversidades del mundo externo y la lucha por sobrevivir en los tiempos modernos. “Intento configurar lo interno con lo externo a través de una interpretación híbrida donde se entrecruzan la danza ritual, el teatro y la poesía.  Al tiempo intento ser y ver a la madre-humana del oso polar, sentir pero también observar su inmensa tristeza.  Simbólicamente, expresar la estética de lo supuestamente feo, los tabús, los sentimientos de vergüenza escondidos de un ser que se siente abandonado por la vida, marginado, fuera del círculo.  En el arte europeo tradicional, en el ballet o la danza clásica, el intérprete siempre intentará reconocer o presentar lo bello a partir de una consideración occidental de “belleza”. Mientras que en las danzas de máscaras tradicionales de Groenlandia, se aborda lo “feo” para recordarnos que en la vida no puede existir o ser evidente lo bueno ni lo bello, sin lo feo, sin el dolor o lo perverso. La cultura inuit ha buscado realzar tanto la vida como la muerte.  Pero hoy en día los valores espirituales y la memoria de los mitos, de alguna manera, se han ido olvidando, se sufre de una especie de amnesia colectiva y es doloroso reconocerlo.”  Sobre su poesía y puestas en escena ella comenta: “Ahora en mi país somos muy modernos, hablamos otros idiomas, tenemos tecnología, viajamos, estamos globalizados; sin embargo, a través del arte, podemos mantener lazos con nuestra historia antigua y lo que somos actualmente…”

Última actualización: 28/06/2018