Festival Internacional de Poesía de Medellín

  

Trabajos realizados por los integrantes
del taller coordinado por el poeta Raúl Henao
 

2º semestre 2011

 

Raúl Ortiz Betancur

 

POEMAS EN LA LEVEDAD

 

Déjalo libre
así es el pájaro
escucha su canto

***

 

Bando de aves
en el frondoso árbol
himnos del bosque

***

 

Ese colibrí
detenedor del tiempo
contempla la flor

***

 

Sólo el peregrino
Que viaja a lo inhóspito
fragua caminos

***

 

¡Vuela pájaro!
Quetzal, cóndor, águila
en la libertad

***

 

Cristal el agua
dibuja en las piedras
la sonrisa del árbol

***
                    

 

Sólo el alba
al caer la noche
enseña el camino

***

 

¡Por Dionisos!
He visto al vino llorar
Ya el dios no vierte su embriaguez en las aguas seminales
El cáliz vacío, vacío el frenesí de la danza
Vacía de orgía la noche

***

 

No salvo el mundo ni yo me salvo
Sólo sé que si lo sueño atisbo los caminos
Sueño …luego existo.Sueño  …luego existes
Sueño …luego pienso.

 

Raúl Ortiz Betancur: Nació el 24 de febrero de 1946 en San Antonio de Prado (Medellín). Es Ingeniero Industrial de la U. de A. 1970, Magister en Educación con énfasis en Formación de maestros (U. de A.  2009), Profesor de la cátedra de Antropología Pedagógica de la Facultad de Educación de la U. de A. Autor del libro A esos que así actúan los puedes llamar caspas.


*


José F. Vélez Londoño

 

LA MIRADA

 

Que le aroma de sueños el camino.
Solo entre la multitud
Recuerda, conversa, planea y justifica.

Pero en el frio de la mesa
-Encuentra el nexo, la razón y hasta el designio-

Quieto en su sitio,
Y de pronto unos ojos
Al levantar los suyos
Están ahí
Dulces, quietos, fijos, infinitos
Mirándole avanzar hacia las sombras

 

 

LIMITES EN EL JOLGORIO DE LA VIDA

 

Como el cantante, el maestro, el orador
Que abusan de su voz
Y despiertan al diminuto cocodrilo
Del pólipo laríngeo.

 

O el que abusa de los lúbricos placeres
Que acumula la próstata benigna
Y despierta al temible saurio
De la hipertrofia cancerígena.

 

Así el uso extenso de la inquisitiva mirada
Ese don de verlo todo por el reflejo de la luz
Nos puede hundir perplejos
En el abismo de nuestras propias cataratas.

 

Nadando en ácidas preguntas  interiores
Nos damos cuenta demasiado tarde
De que a PH 7.4 a 7.5 se termina nuestra resistencia a las respuestas.

 

También tiene límites nuestra capacidad de soñar y de elevarnos en el aire
Limite que impone el oxigeno que  satura nuestra sangre
Línea en la cual nos aguarda un infinito coma.

 

Termina nuestro divagar de peregrinos
En un mar interior
Semejante al que vimos en el origen gametocíitico
Marea roja, es su color o la falta de él la colorida paradoja
Que pone anémico fin a la soslayada angustia del poeta.

 

 

METAFORA DE LO ESENCIAL

En lo oscuro, donde habita el espíritu de las cosas.
Troncos, muchos troncos ahuecados.
De su interior puede brotar la epifanía de la naturaleza
respuesta a sus inundadas reclamaciones, pero también a la necesidad del fuego
y el vehículo propiciatorio
para el viaje incesante hacia nuevos paraísos.
No se requieren otros materiales. Titanio, Neodinio, Terbio.
Ellos como el tronco no han navegado airosos en el rio de los tiempos
maderas que conservan memoria de diluvios planetarios, de dientes de sable,
de seres terrestres de veinte toneladas.
Tambores que retumban en oídos de abuelos centenarios
voces que convocan al consejo de la tribu, al son del goce,
a la alabanza, a la necesidad de usar El Llama Lluvia.
E s p e j o s  d e  ll u v i a  e n  l a s  c i u d a d e s
monstruos de concreto y de metal tan vulnerables
cuando el agua reclama territorios
y sacrificios de vidas  inocentes.
Microbios, minúsculos espectadores observan los espacios
ellos que se creyeron poseedores del mundo y las estrellas
sienten el esplendor del caos, el empuje infinito de la naturaleza
Oscuridad, fuego, viento y agua
Fuerzas cósmicas que moldean nuevos mundos.

 

José Francisco Vélez Londoño: Albañil, panadero, picapedrero,  tecnólogo,  mecánico industrial y activista por los derechos sociales. Médico de la U de A, auditor de salud, tiene un diplomado en toxicología y es estudiante de Medicina China y acupuntura. Publicaciones: Las que a bien tenga su merced y La humanidad en movimiento.

 

*

 

Mary Navarro

 

SOY  LA  MUJER

Aquella que al salir  tímida el alba
emprende  alto el vuelo
Sigue el camino de las estrellas
para arrojar la mordaza y  la venda
y hacer  trazos de horizontes nuevos.
deja el cerrojo esparcido en el viento
y  lo funde  en un pedernal
Por que…
Soy quién llegó primero a la cita
Para decir: ¡no más!, no más,  al llanto contenido
y a las  promesas diluidas,  a las miradas  turbias y a las voces altaneras
No permitiré de nuevo
que se me arrebate el alma
buscaré traspasar los mares
rasgar el velo añejo
rociar con llamaradas, la burka y el sarí
vestiré a mi manera, vestiré de brillante color
me pintaré de estrellas e inventaré  galaxias nuevas
¡Danzaré  la música del sol!
Yo  caminaré  con  los pies  descalzos
sobre playas de tinta y  de miel
Y además,  arrojaré en una pira
envejecidos pergaminos, que oscurecieron
mi forma de andar
Y
pintaré mi sueños
con rutilante canción de libertad

 

 

Serpiente  de agua

 

Acuífero dios,  derroche de cristales
Un pedernal fue tu cuna y un tejido  de nubes, tu abrigo
Te  amamantó  la lluvia y te abrazaron las estrellas
Arrullado por la flauta dulce  y un palpitante toque de tambor
Aguila libre,  de iridiscentes  plumas
espejo danzante en plenilunio,  voces lejanas
y el  tenue  olor de una fogata
Discurres sin afanes por los caminos del sol,
regalas  peces de oro y plata en la subienda
Inundas los  breñales con estruendoso canto
Caricia de la tierra seca, cuenco de barro que  ahuyenta la sed
Viajero  de mirada libre y de imparable andar
Entre tus maletas  pesan  desarraigos
y un montón de  letras  salpicadas de  llanto,
Tu  vestido claro se  ha manchado
y eres prisionero en la  ciudad
la basura  mordió tus entrañas
y una cortina toxica te nubla
eres  paciente intervenido, por asfixia.
Y aun,   se de ti
que te escurres con traje de gala
en salones avenidas
porque  un mago te dio la mano.
Y  sigues siendo la serpiente de agua
que en su viaje
busca  fundir su cuerpo con el mar

 

Mary  Navarro: Sicóloga de profesión. Ha formado parte del público del Festival Internacional de Poesía en Medellín desde su inicio en  la década del noventa.

 

Luz Elena Sepúlveda

 

FLORES DEL CAMINO

Flores  silvestres, tropicales, brotan, de ti, naturaleza…
begonias, azucenas, gladiolos, pensamientos y orquídeas….
Ellas;
con sus colores y néctares perfuman los caminos,
paisajes, selvas, bosques y animales
¡Contigo, naturaleza!
el agua te alimenta y la savia te nutre
tus olores, encantan y olfatean, los sentidos
sensibilizan al más indiferente…
flores, variedad…guardan el encanto y  el misterio,
de la alegría y la tristeza, en la cotidianidad….
montañas, ríos, nacimientos de agua, que brotan de ti, “tierra”
lo sonoro de tus cascadas y manantiales
inspiran…al sol, lleno de luz…
la luna,
que alumbra el hemisferio, inundado de constelaciones…
en una noche estrellada,
donde los cometas fugaces, saborean el silencio …
cubren el paisaje de verdes extensos,
al fondo, cordilleras y nevados con humaradas de neblinas
se extienden al infinito…

 

 

EL SULTAN Y LA SULTANA EN LAS MIL Y UNA NOCHES

 

Rondan, por nuestro lecho…

con sus mitologías, y tú con la lámpara de Aladino

vuelas,

erotismo, sensualidad, se derrochan…

tus cuentos, encierran, HUMOR, CARICATURAS E HISTORIAS

en una noche de fuego, por el desierto, en las orillas del Tigris…

aves, con plumajes grandes y de colores, beben el agua y cantan,

ondean espacios,

entre dunas …“centro de pasión”

allì,

las aves  de las  ROC, tienen su aposento

sus alas se abren para proteger del  sol y del viento

en la distancia,…

!sol enrojecido se esconde!….

Bailarinas

con saris de colores luminosos, danzan

al son de los tambores,

al llegar la noche…“ luna llena”

¡Cuerpos cansados caen!

y

se excitan….

 

Luz Elena Sepùlveda Jimènez: Nació y vive en Medellín. Es Socióloga. Su acercamiento literario surge en los años ochenta; cuando sus poemas fueron publicados en suplementos literarios del Heraldo de Barranquilla y el Pueblo de Cali. Asiste a los talleres de: Prometeo, Aluna, Literatura y paisaje, Elmontlibrary Long Island,  New York. Ha leído sus poemas en  encuentros como: Mujeres Poetas de Antioquia y otros sitios de la ciudad.

*

 

Nacha Farley Cardona

 

Espacio abierto

A veces cuando las palabras
                        se agolpan en el murmullo
Algunas veces cuando hay mucho que escuchar
                        poco que decir
            nos miramos en el infinito      nos envuelve
                                   un silencio
            no                    nos pertenecemos

Algunas veces nos dividimos para encontrarnos
                        solos                y somos
Nos perdemos en el atardecer de la nada
                        de los significados                 y                      las palabras
Nos perdemos para encontrarnos
                                   cada uno consigo mismo
Nos agolpan imágenes mudas

Entonces

Se desatan torrenciales   lluvias                     internas
                        donde el silencio se convierte en gotas
Sílabas que opacan las palabras
                        la ausencia de             silencio
y a su paso      Crujen Silban  Callan
crujen              silban              callan                          las sombras
no logran perturbar     el ritmo lento
                                   en que brotan las palabras     

En el espacio retumba                        un compás seco
            el tiempo se hace                    lento                espeso
El silbido tenue del silencio               depositado      en
            pensamientos sostenidos                               silbido de campanas
El soplo del viento                 el ronronear de las luces         y
            el tintineo                               Pálido                         Brillante
pálido  brillante                      de las sombras           
El intermitente calor   de las bombillas
            ahora agolpando tenuemente los cuerpos
                                                                                  amontonados
Son uno                      son todos        y entre las sombras
                Uno  y  Todos                    son
                                                            Ninguno

 

  

Nacha Farley Cardona:  Tecnóloga en Hotelería y turismo, pintora, fotógrafa y escultora. Dedicada a escribir desde 1994 poesía, cuento, ensayo y novela. 

 

* 

 

 Anna Francisca Rodas Iglesias

  

DEL FUEGO QUE ARDE Y CONSUME

 

Al final _la consecuencia –
sublevación que arde en el arte, acto reflejo
a los pies que anuncian.  

Vas, rodeada de sonidos
ciega, plétora retumbando oquedades.
Escala del escarnio, vales tu soledad
de hierro y argamasa.

Fuiste el grito roto de los cercenados
luz en profecía de horizonte,
fiel campanada de domingo que cierra
las condenas del vestigio.

Dame a beber todo silencio, heredad en exordios,
muerte en espejos que replican.

 Baste mi cuerpo en la pira
<fuego al fuego>
Ni un resquicio de huellas rendidas
ni la flor marchita que postran los tiempos.

No hagas espiral los vocablos        
resta horas al vacío de esta larga noche
en que me guardo.

He zarpado
entre hiedras, ausente,
valga el impío argumento del sofisma
que postra este eco de aconteceres

No guardes de mí las cenizas…

 

SED  (A UN LUGAR QUE SE QUEDÓ SIN ANNA)

 

Camino sobre cuerdas de un jazz gastado

alguien exhala alcohol

mientras amanece
respiro esta agonía de pájaros,
la lluvia que moja mi lengua,
el olvido de ropas que vistieron del frío…

Unge mi corazón  después de los días

cuando todo esté perdido
¡finge!
finge para que duela menos la muerte
que vengo de tempestades blancas donde se acaricia
lo etéreo y la tristeza

Nada habita el –qué- de un recuerdo

sólo el piano agoniza y calla.  Así regresas
al círculo gastado de mis horas.

 

Anna Francisca  Rodas  Iglesias: Nació en Puerto Mosquito, Cesar. Diseñadora de modas y de joyas. Obtuvo el tercer lugar en el III Concurso Nacional de Poesía Inédita  “Meira Delmar” . Hace parte del colectivo  Mujeres Poetas de Antioquia.  Publicaciones: Obsidianna /Poemas. Medellín, 2010.

 

 

Patricia Arias

SORTILEGIO Y EMBRUJO


El sortilegio, el embrujo,
la esperanza de verme tallada en el espacio,
en los muros de mi casa que son mi estancia,
vientos volátiles son de mi familia;
en el pedestal de afuera;
en los sueños irrisorios y minimos.

¿Por qué yo no puedo ser bien?
¿Ser yo misma...?
¡Ser solución..Ser beso...Ser amor...!

¿Por qué cuando te miro tu rehuyes mi mirada
disimulando tu mirada y toda tu risa como todos?
No sé qué pienso debe ser...

¿Por qué en mi vida todo va, todo fluye?
Todo va todo...pasa...pasa...pasa;
dejándome piedras y deshechos,
en todo mi cuerpo, en todo mi corazón,
en toda mi mente, en toda mi alma
¡todo...todo!

Pero la lluvia desde ayer,
fuerza de abril, de mayo ha lavado mi cuerpo,
mis ojos ya brillan con otro latir,
mi boca pronuncia por fin amor,
mi mente imagina mi vida
elevándola al estado máximo;
me lleva cerca del cielo.
¡No quiero no quiero que todo acabe mal!
quiero que todo se solucione;
porque mi vida está aquí.

Puede que no la acepte...puede que sí..
si siempre tengo que correr de mis propias andanzas.

Pero quiero,
creo que no labraré mas culpas
con las que me agobia la gente
inseguridades, remordimientos, miedos,
llenándome de resentimientos.
No señores.

Ya no tengo pensamientos negativos;
me llenan de amor, comprensión, ternura...
de una bella calidez humana.

Ser viento, ser viento frio de la mañana,
de una tierra negra en un valle templado;
donde todos los hombres que quiero, que miro,
se pierden en el horizonte al instante.

Ojalá pudiera hablar más y mejor,
ojalá mi vida sea la eterna fantasía;
así mi esté acabando.

¿Por qué, por qué, porqué,
yo guardo la esperanza de que el volverá?
¿Por qué, por qué, porque sé que aún me ama?

Yo sé que todo gravita alrededor mío,
¡Todo quiere volar... quiere vivir...!

Siempre volar rodeando el centro
y no me hunda, hunda, hunda;
el sol es la lluvia, la lluvia es la nube,
la nube es acostarse cobijada por el polvo de las estrellas.

Porque materia estelar es mi amor,
materia estelar son mis ojos,
materia estelar es mi boca,
materia estelar es mi nariz,
materia estelar son mis brazos,
materia estelar son mis piernas y pies,
materia estelar  es mi pasajero cuerpo.

¡yo soy hecha de la magia del universo!

Sé y creo en el hálito divino,
en mis padres que se amaron,
creo y debo participar que Dios existe,
ya nada en el mundo está vedado;
mas el hombre no tiene sabiduría;
el hombre con toda su fuerza de maldad,
de bien, de bienestar, de practicidad.

 

Patricia Elena Arias Cuberos: Medellín, 1965. Ha asistido a talleres de poesía en la Biblioteca Pública Piloto y al  Taller Alúna del Centro Literario Antioquia y ha publicado sus poemas en la memoria del Encuentro de Mujeres Poetas de Antioquia.


*

 

Ana Isabel Vásquez

 

EL ALBA

Entre parpadeo
de olas
susurro del mar
una gaviota jugando
tras cometas que vienen
cometas que van
un coro de ninas
vestidas de agua
tejen
y tejen
con agujas de plata
guirnaldas azules
en la arena del mar

 

GACELA

--Te acuerdas-
cuando quise tocar
el brillo de tu voz-     

Era primavera
tu gacela al viento
yo corcel desbocado
tendimos los brazos
al horizonte,
para retener
la fiebre de nuestra sangre

Hoy, llego el otono
las hojas amarillas
bordean mi ventana

 

 

LA SOMBRA

La nina
juega con la sombra
se agiganta
se encoge

 

 

CIERRA LA LUZ

 

de pronto
la niña
es sombra
ES LUZ

 

Ana Isabel Vásquez Posada: Ha publicado los libros Voces de ciudad, 2006 y Presencias Habitadas 2011. Forma parte del colectivo Mujeres Poetas de Antioquia y participado en talleres de poesía dirigidos por Mario Escobar, Manuel MejíaVallejo y  Olivia Osorio.

*                                 

 

Elvira Cuberos Gómez 

 

ARMONÍA


Quieta la tarde. En el azul celeste,
los copos blancos de un paisaje quieto.
Un ave cruza.por el firmamento,
vuela un recuerdo sin turbar la paz.

Una sonrisa, una mirada y luego,
al mágico surgir de las palabras,
el espíritu surca el infinito
- Donde arenas y vientos se confunden-

Mares, ciudades, cúpulas,esteros,
se suceden en ráfagas al viento.
¡ Oh magia de la música ! El viajero
todo lo observa sin perder la calma.

Quietud de paz -interno movimiento-,
como una exhalación cruzando el mundo
en un vuelo rasante, por la estela
del roce de las almas ¡ el instante !

mayo 14 del 2009.


                                 

 

FUEGOS


Una rosa de fuego estremecida,
un amor otoñal con su alegría.
Leños ardiendo al terminar el día,
dos almas juntas... Una sola vida.

la tierra, respirando por la herida
del enorme volcán  a pleno día,
y la herida de amor del alma mía,
fervorosa pasión nunca extinguida.

Un ocaso inmortal y la armonía
del yunque y el martillo en la herrería,
presintiendo trompetas y clarines.

Las campanas diciendo ¡ Ave María !
Y... La luna, mirando conmovida,
cómo se escapa el sol a los confínes.

diciembre 29 de 2003

 

Elvira Cuberos Gómez: Nació en Bogotá en 1935. Socio de número del Pequeño Parnaso de Bogotá. Segundo  Premio en el  Concurso Meira del Mar.  Mención de honor en el  Encuentro de Escritores de Chiquinquirá. Pertenece al Centro Literario Antioquia y alTaller  Alúna de Marga LópezPublicaciones:  Hojas al Paso del Amor y El Tiempo (Página Maestra Editores,1997.)

 

Gloria Hincapié Zabala

 

CANTO DE LLUVIA


La lluvia recorre hoy
todos los caminos
todos los recuerdos
y todas las lenguas
que le han dado
un nombre.
La lluvia
madrugó a golpear
los techos.
las ventanas
y los sueños.
Arreció sobre las costas,
los árboles y los mares.
Anegó las mesas y
los platos olvidados.
La lluvia habló
de montañas y mares ignotos.
Susurró los nombres
de las piedras abuelas
que nos enseñaron a amar.
La lluvia cantó toda la tarde
como una mujer cansada
de callar
y al llegar la noche
lloró
para borrar en el sueño
las huellas
grabadas en el tiempo.
La lluvia cantó
toda la tarde
junto a la ventana del poeta
como una amante torturada
de cansada pasión.
La lluvia ofrendó toda la tarde
sobre la isla desolada
Su canto de roca,
canto de furia,
canto de madre
La lluvia despertó de su sueño
a la locura desterrada,
al fragor y al ímpetu
de las olas desatadas.

 

Gloria Hincapié Zabala:  Nació en Medellín.  Publicaciones:   Tejido de Silencios, Medellín,  2003.  Frida  Kahlo o un hilo de luna, Medellín, 2010.

 

Germán Cuervo


EL SOFISTA EN EL CAFÉ


“Las nalgas son importantísimas”
Vinicius de Moraes

 

si no fuera por esta sabia de veneno
que corre por mis venas
ya estaría bajo tierra
yo soy el concupiscente
el envidioso el  codicioso y el chismoso
aquí estoy viendo pasar
a todos lo ciudadanos por la calle
mi conversación es una explosiva artillería
tengo  lengua de víbora destructora
la gente que pasa frente a mi mesa se va desboronando

en trajín de meseros  tintineo de lozas
descuelgo el  bolero lento  falaz    el lobo  de las horas
bosteza la tarde   es un inclinar    un aire que se va
mientras la mente cabalga sobre volutas de cigarrillo
es la tarde pintorreteada
que se agota tras los edificios
mujerzuela enigmática que sabe alejarse con elegancia
mientras yo envejezco poco a poco entre sorbos de café

tardeterciopelo
ninfamaquillada
háblame de ti
¿qué hay en ese éter rosado?
¿qué hay en tu textura?
¿ habré malgastado mi vida?

nadie sabe como yo de los días perdidos
con el sol oblicuo y amarillento
sobre las baldosas de un café
ni de la huidiza niebla sobre las montañas altas

nadie como yo ha mirado tanto tiempo
a hombres y mujeres envejecer desde un balcón
declina en el jardín la rosa inmemorial 
conozco esta hora
su luminosidad aletargada
las mujeres que trafican chismes en la tienda de la esquina
es un destino de calle infinita y repetida
la carreta de mango biche continúa  en la puerta del colegio
detrás de un muro crece la maleza y botan basura
en las oficinas las secretarias maliciosamente maquilladas
los funcionarios evaden trabajo  los  escritorios vuelan por las ventanas
un polvo incesante cae sobre todas las cosas
el pregón transparente del chontaduro
destroza un calor fosforescente
pero    ¿quien no se ha sentido en llamas incitado
ante el cuerpo  perturbador de un transeúnte?
 ¿como escribir este misterioso poema de cinturas
desconocidas que transitan bajo las ceibas?
las clavículas  los muslos y los tobillos son importantes
pero las nalgas son importantísimas

hay nalgas como notas musicales
así como ojos donde anidan pájaros

como un estudiante que presenta dificultad hay nalgas
así como otras donde el vocabulario se amplía
hay nalgas que se meten en la conversación
con nuevos recursos con  una costumbre amañada de músculos         
o traseros que se meten en nuestra vida para siempre
en una sucesión deliciosa y familiar  de amaneceres y atardeceres
hay prominentes peligros  como ponzoña de avispa
yderrieres caritativos de buenonas señoras
como maduras papayas para morder
dios en su viña  ha dispuesto de todos los colores
nalgas y nalgatorios rodeados de poderes y hologramas
nalgas son las flores promisorias
y nalgatorios los temas dominantes
que amparan rezos y retos
para un mundo globalizado
crujen las sillas con batallas de ramos
y culos chupados  temerosos  
como arena inútil  como novia triste
frágiles espadas de cristal
vestidos blancos y culitos de azúcar de niña virgen

 

una sustancia  azul  se va desvaneciendo
en algunas nalgas  al atardecer
hay ancas famélicas y crueles  que acechan
tras las celosías con uñas y dientes
como un perro amarrado en el patio
inmisericorde voluptuosidad ladrando

recostado en un muro
un adolescente  espera todas las tardes
pasan ríos    pasan piernas
pasan apresurados rabos presuntuosos
yo  soy el que  descifra y enyesa
el ojo gigante que desnuda
una tarde mas desde el café
pitos de autos y paquetes
los carros pasando por la avenida
detrás de mi taza de café nada ni  nadie se salva

Germán Cuervo:Nació en Cali.  Ha publicado cinco libros: Una novela dos antologías de cuento y dos libros de poesía. Figura en múltiples antologías, artículos, reseñas de periódicos, eventos, entre ellos el Festival Internacional de Poesía de Medellín en 2008. 


Carlos Bedoya Correa

 

PASOS DE NIEBLA

Gota a gota
El cielo se desliza
Bajo el traje sastre
De la sombra

Tendido sobre la hierba
Escucho
Pasos de niebla sin respiro
Mientras fumo.

El día
Silba sin afán
De nuevo.

PRESENTIMIENTO


Hay una sombra de luna
Que agrieta el sendero del ciprés.

Hay un rayo de sol
Esmaltando
Las nubes del jardín.

En mi casa respiro
El aliento de la sombra
El rayo
Que al caer convoca
Un laberinto de voces
Un eco
En el que voy sumiéndome sin fin.

 

PUNTO COM

Húmeda
A orillas del tedio
De este profuso ocaso
Entre dientes
A nado

Entre el vértigo del humo
Praderas encendidas
Por el napalm
De tus lágrimas.

Punto com. Terror
Asoma puntual
Su  hocico
A intervalos. 

Carlos Bedoya Correa: (Medellín, 1951.Poeta y ensayista)  Publicaciones: Pequeña Reina de Espadas. Medellín, 1985. Víspera del Vértigo, Medellín 2004. Viajes en la Cuerda Floja (ensayos)  Medellín, 2006.

Enero de 2012

Mapa del Sitio
Gulliver: