English

La función de la poesía en la transformación de la sociedad

Portraits by Anbujawahar

Por: Reshma Ramesh

El término cultura es un concepto moderno que derivó en objeto de la Antropología durante el siglo XX, y comprende una amplia variedad de comportamientos y fenómenos humanos que no deben atribuirse directamente a la herencia genética. Según la antropología estadounidense, la cultura se puede definir de dos maneras:

1. Las costumbres particulares de los diferentes pueblos, y la manera como estos representan, clasifican y se comportan creativamente, con base en su experiencia.

2. La evolución de la capacidad humana para actuar de manera creativa e imaginativa, y representar y clasificar las experiencias simbólicamente.

La religión y el arte son dos de los aspectos esenciales de la cultura humana. Las celebraciones y los rituales forman parte de la cultura popular. Las normas culturales son las pautas de conducta, de la vestimenta y del lenguaje, son el modelo a seguir por un grupo social.

 

La sociedad

Una sociedad es un grupo de individuos que participa en una continua interacción social, o un gran grupo social que comparte el mismo territorio geográfico o social, generalmente sujeto a la misma autoridad política y a expectativas culturales imperantes. (Wikipedia)

La transformación social consiste en el vuelco de la conciencia colectiva al interior de una sociedad, estado o país cuando la conciencia depura la realidad, como bien lo ilustra el caso del fin del apartheid en Sudáfrica. La sociedad humana está determinada por la cultura humana en aras del comportamiento social, doméstico, económico, político, legal, moral y religioso del hombre,  siendo dominada por la cultura de un grupo más amplio.

La cultura es el comportamiento de los patrones humanos adquiridos socialmente y no está asociada a la genética. Las transformaciones culturales se originan en un proceso de innovación en el que los préstamos culturales o la difusión son usuales. Aunque también puedan ser provocados por la aceptación social mediante la eliminación selectiva y la integración. No existe una identidad cultural definitiva en virtud de la globalización, los seres humanos estamos expuestos a comportamientos provenientes de otros lugares. El conocimiento, la educación y el acceso a las nuevas tecnologías ofrecen un aumento en la productividad y en el crecimiento económico, por lo que podemos observar la aparición gradual de prácticas universales. Además, debido a que el viajar se ha vuelto tan común, los seres humanos podemos observar y absorber diversidad de atmósferas, y lo excepcional de esos nuevos contextos culturales bajo una perspectiva diferente, e incluso convertirnos en sus grandes admiradores. La base de la cultura global son los valores recogidos en los derechos civiles y humanos, de equidad de género y del estado social de derecho.

El efecto cultural sobre el comportamiento: Los seres humanos nos vemos afectados por la herencia genética y la experiencia. Lo que se considera un comportamiento humano aceptable varía de una cultura a otra y de un período a otro. Sin embargo, algunos tipos de comportamiento como la violación y la violencia intrafamiliar, entre otros, son universalmente inadmisibles.  Sin embargo, actualmente, se están haciendo distinciones entre los elementos inmateriales en el ámbito del patrimonio cultural, como el lenguaje, las tradiciones, las costumbres, etc. y los artefactos físicos creados por la sociedad que pertenece a una cultura dada. La cultura es siempre dinámica, y se ve afectada por los conflictos sociales, potencia cambios beneficiosos, así como nuevas tecnologías y sociedades. La globalización puede tomarse como una fuerza que ha sido en gran medida instrumental para la transformación cultural alrededor del mundo.

La India, una de las civilizaciones más antiguas, tiene una rica diversidad cultural. Con más de 1600 dialectos que se hablan en el país, se presenta hoy como un buen ejemplo de lo que se ha denominado unidad en la diversidad, ya que mientras el idioma cambia a lo largo de toda la región, así como la cultura, esta última ha desempeñado siempre un papel fundamental en la transformación de su civilización. Además, con el dominio británico a lo largo del siglo XVII, y que finalizó en el siglo XX, la influencia occidental es innegable. El poder político británico se basó en un enfoque cultural y cuando gobernaron India, aplicaron el sistema de castas indio, llevando a cabo un nuevo sistema de estratificación social. El impacto occidental, conocido como la occidentalización primaria y secundaria, fue indiscutible, y marcó el inicio de la modernización.  Esta occidentalización tiene un carácter pan indio que conllevó cambios significativos en la estructura cultural, manifiestos luego en el modelo de urbanización, la educación, etc. Un buen ejemplo de ello son los poetas de Bengala, Maharashtra, Madras y Mumbai que comenzaron a leer y escribir en inglés.  Muchas obras de Shakespeare se tradujeron del inglés, lo que provocó un viraje en las corrientes literarias y culturales. La religión y la cultura están estrechamente entrelazadas en la India, lo que hizo que el país experimentara cambios significativos en algunos de sus valores morales, y en su tradición milenaria como ocurrió con el sistema Sati, la tradicional quema de viudas, que llegó a su fin. El período del Post Motín Indio fue una clara evidencia de la creación de la India moderna que tuvo gran impacto en el ámbito cultural, desencadenando el declive de las jerarquías, y dando inicio al reconocimiento de los individuos y su importancia en una organización social basada en la igualdad. Las transformaciones en el sistema educativo generaron grandes cambios culturales en los estudiantes, por ejemplo, con la introducción de la literatura moderna de perspectiva secular, liberal y humanista, centrada en las realidades físicas y sociales, que tomaron como base las enseñanzas de las ciencias naturales y de la vida. La industrialización y la urbanización allanaron el camino hacia el cambio en la normatividad cultural. Su impacto también tocó la filosofía y la arquitectura. Así, el papel de la cultura india tradicional y, posteriormente, la influencia de la cultura británica, fueron sin duda muy poderosos en la configuración de la India moderna.

 

 

El arte influye en la cultura, la cultura, en el arte

 

El arte y la cultura fundamentalmente constituyen las dinámicas de participación social en el comportamiento y la interacción humana. El arte y la cultura de manera mancomunada crean empatía, comprensión, y entablan el diálogo orientado a la reflexión entre los seres humanos con el fin de crear nuevas relaciones y evolucionar de manera positiva. El arte es un aspecto de la cultura. La cultura influye en el arte y los artistas son vistos como los “cruzados” del cambio. El arte también es uno de los elementos más influyentes en la transformación de la mirada, y la herramienta más poderosa para generar conciencia y transformaciones. El arte es la expresión creativa de las propias experiencias, emociones y otras facultades.

El arte y la cultura también promueven medios democráticos para compartir, construir y expresar los valores humanos. Nos permiten explorar nuestras riquezas interiores e iluminan la imaginación con el fin de que utilicemos diferentes formas de interacción. El arte y la cultura también nos brindan una forma de crear vínculos útiles y significativos, al tiempo que ofrecen mayor importancia a nuestro modo de sustento y a las empresas que promulgan mucho más que sus márgenes de ganancia.

En razón de que la cultura y la sociedad establecen una interdependencia que permite que la cultura sobreviva al paso de las generaciones, de esta forma, la tradición y el lenguaje se convierten en una parte integral de esa longevidad que abarca cada forma de comunicación, la música, la arquitectura, la poesía, la escultura, la pintura o el teatro. Así, los artistas cuentan historias y registran las vidas y las épocas de los seres humanos desde el momento en que se inventó el trabajo, inscrito a lo largo de nuestra historia.  Los artistas intentan justificar y explicar o simplemente resaltar la posición de la sociedad en su conjunto o su postura individual sobre un hecho en particular, que, a su vez, es también cultural.

La poesía, por ejemplo, es más que un comentario social, ya que llama la atención sobre la injusticia y nos permite hacerle frente.  Un poema puede traducir la experiencia humana en palabras que conducen a los lectores hacia un viaje que a veces transforma de manera extraordinaria la vida individual y colectiva. La poesía puede desempeñar un papel importante en la conciencia social por su capacidad para resaltar una incógnita o restarle importancia a un relato, pensar de manera crítica o empática, y motivarnos a la acción o simplemente hacernos sentir seres humanos.

 

Efectos de la cultura sobre el comportamiento

 

Las formas en que las personas se desarrollan son determinadas por la experiencia social y las circunstancias en el contexto de su potencial genético heredado, de tal modo que el comportamiento humano se ve afectado tanto por la genética como por el entorno. Un individuo nacido en un entorno social y cultural particular, es decir, definido por una familia, comunidad, clase social, idioma, religión, posiblemente desarrolla muchos vínculos sociales durante su proceso de vida. Las características de un individuo en un entorno social afectan la manera como aprende a pensar y comportarse.  Su entorno incluye el hogar, la escuela, el vecindario, las creencias religiosas, los medios de comunicación, y las interacciones informales con amigos y familiares. La forma en que los individuos responden a dichas influencias o incluso llegan a saber qué influencia será la más impactante resulta impredecible. Sin embargo, existe cierta similitud en la forma en que los individuos responden al mismo patrón de influencias, es decir, al ser criados en una misma cultura. Además, los patrones de comportamiento culturalmente inducidos como los patrones del habla o el lenguaje corporal se incorporan tan profundamente en la mente humana que se aplican inconscientemente sin que ni siquiera nos percatemos de ello.

 

El cambio social

Las sociedades evolucionan en direcciones que fluyen o se encuentran constreñidas en alguna medida o por completo por fuerzas internas, tales como el desarrollo tecnológico o el devenir político. Los límites y las restricciones que provienen de las generaciones anteriores se presentan como desafíos para la generación futura que debe abordar situaciones no resueltas.  Pero la nueva generación no tiene que reinventar estrategias básicas como son la producción de alimentos o el sistema educativo, sino encontrar soluciones para los desafíos que enfrenta en el camino mientras se actualiza con los avances. Muchas sociedades continúan aferradas a debates centenarios con otros grupos sociales sobre religión, creencias profundamente arraigadas, y especialmente sobre límites o fronteras.

La poesía es una descripción viva, una expresión de la sociedad humana, en cuanto sus ideas derivan de la vida real, son los pilares de la sociedad. La poesía es un comentario social. La poesía hace preguntas incómodas y busca respuestas, logra cambios en la sociedad. Sin embargo, la poesía es vista como algo aislado de la administración de la nación. No obstante, los poetas han criticado firmemente la guerra y han escrito en su contra e influido en su desenlace. Muchos poetas han asumido roles políticos, han hecho parte de la resistencia que surgió de los movimientos de poesía contra la guerra. Los poetas de hoy son los influenciadores legítimos al interior de las esferas públicas con formas sofisticadas de protesta.  No podemos separar la literatura de la política, eso no nos daría una visión completa del problema, puesto que resulta improbable que la poesía no sea política. El diálogo eleva a la sociedad, ofreciendo un entorno democrático saludable. Los poetas también llaman constantemente la atención sobre el medio ambiente, y propugnan por la conservación de la naturaleza.

En conclusión, la cultura siempre ha sido el núcleo de toda transformación social, porque lo que transforma a una sociedad es la manera como ésta se asume a sí misma, define sus prioridades y valores, convive con la diferencia y se adapta a su entorno conforme a las condiciones establecidas, que cada día parecieran ser más extremas. Y allí, los lenguajes artísticos, siempre avanzando y expresando estas visiones.


Reshma Ramesh nació en la India en 1977. Es una poeta bilingüe que escribe en inglés y kannada. Ha publicado entre otros los poemarios: Reflejo de ilusiones y Medialuna. Pertenece al Congreso Mundial de Poetas. Su obra ha sido publicada en varias antologías internacionales y revistas de poesía y sus poemas han sido traducidos al bengalí, serbio, francés, malayo, turco, albanés, italiano, mongol y español. Ella ha aportado traducciones y relatos para varios documentales relacionados con el medio ambiente y ha participado en Festivales Internacionales de Poesía y Literatura en Serbia, Turquía, India, Mongolia y Malasia. Es Licenciada en Bellas Artes y Fotografía. Reshma también es una voz prominente en una de las plataformas de poesía más importantes, Kavya Sanje, en Bangalore.

Publicado el 10.11.2020.

Última actualización: 02/12/2020