English

Trần Hùng (Vietnam)

Por: Trần Hùng
Traductor: Omar Pérez

Separación                

 

Sólo tengo esta noche contigo
Después de la lluvia, duermes
Apaciblemente como las raíces en la tierra

La luna está bajando,
La ventana del cielo es de un fantástico color plateado
Al mirarte, miro hacia los árboles silenciosos
Mi corazón se apena con el canto del gallo
Las casas están profundamente quietas

Querida mía,
No vayas a la estación al alba
La bocina del tren se oye tan lejos
No estés sola, por favor, mañana por la noche
Si estuvieras sola, el árbol de la noche caería
El corazón nocturno estaría roto
Se marcharía la luz de las estrellas
Cuando sepas que nunca he de volver.

 

 

La madre pez

 

La madre pez está trabada
Sus ojos abiertos como semillas de loto en un cuenco
Y se mueve suavemente por el sedal de pesca

           …

No puede dolerse en libertad
Pues sus alevines diminutos cual manchas de sangre
Se alborotan y dispersan por todo su cuerpo.

 

 

Tres en punto

En la noche pienso en ustedes
mis pequeños amigos
mis rosados y suaves amigos
mis amigos arrugados
Al añadir un poco más de luz -
las manos están pesadas
Entonces qué pasará cuando el polvo de esta vida
Se añada a mis palmas, se añada a las vuestras
Cuando pertenezca a mi cuerpo, pertenezca al vuestro
Qué pasará con los jóvenes y tiernos, qué pasará con los marchitos
Buscando en la hierba nocturna, viendo un viejo poema
Buscando en el viejo poema, viendo el broche de yerba que un viejo amigo
dejó caer, y no puedo soportarlo, me aquieto como la estrella más lejana
Esta noche, cuánta gente extraña a sus viejos amigos, cuántos duermen en suave perfume, cuántos sueños se rompen
Y no puedo soportarlo,
Me aquieto como la estrella más lejana
Y estoy triste por mí, triste por esta vida
Y me amo a mí mismo, amo esta vida
Aunque a veces soy como un mojado buñuelo de arroz
Cada mañana quiero nutrir en mí el color de las hojas
Cada mañana quiero nutrir en mí el color del río
Quiero fundirme soñador en las hojas, descansar soñando en las aguas
Mis pensamientos hieren no sólo a una persona, lo sé
Pero me iré, amigos, por favor no me culpen
Y ustedes están aún en mí, a mi lado
mis pequeños amigos
mis rosados y suaves amigos
mis amigos arrugados...   

 

                      

Una mujer deprimida

Me hubiera gustado estar allí en ese momento
Y haber llevado una dosis de antidepresivos
o una dosis de esperanza

Pero no, no llegué a tiempo  
La mujer está deprimida
Cómo pudo sacar de sus propios sueños a su niño  
Cómo pudo acariciar esos jóvenes dedos
Esos dedos de ángel rodeando el pecho materno
Esos rosados pliegues, capullos – aquí, jóvenes hojas – allí, por todas partes
Cómo pudo besar tanto a su hijo
Sin suavizar y aquietar sus propios labios con la blanca leche
Noche noche noche la noche golpeó su cabeza por la noche
Noche noche noche noche mi niño era esbelto y suavemente
Mi niño era rosado y terso, cómo pudo él soportarlo
Bajé volando el abismo, por qué mi hijo no voló
Oh bebé querido, mientras más caías, más frío y puro
Oh bebé querido, no me abandones
He aquí tus alas, tus alas de Ícaro
Te dejo volar luego vuelo tras de ti
He elegido esta hora, cuán quietas
En la noche el agua y yo nos mirábamos
Entonces te miré, estabas tan quieto como cielo sin estrellas
Ni un rumor de rocío, solo un llamado desde el abismo, suave y tibio
Bebé, no hay cuna que sea más tierna que el agua
No hay pena más tierna que el agua
No hay seno más soñador que el agua
Y he elegido para ti esta flor acuática
La puse en tus labios bonitos
Bebé, ya no hace falta respirar
Ya no hace falta sonreír en el sueño.

 

 

Sonata claro de luna

 

Silencioso murmullo
Murmurando silenciosamente
Luz de luna en las hojas
Una cabeza cuelga a ras del lago
…..

Cómo vivir
cuando se ha marchado la última mujer

Diez dedos golpean el lago de la luna
El sonido del piano va en un eco
Gota tras gota
Ensartándose en un collar de perlas
El collar del sonido vuela a través de la noche gritando su canción.

 

 

Desalada abeja nocturna

 

Entre todos los senderos que se abrían a ti
                                 no elegí ninguno
Quiero tomar el sendero oscuro lleno de piedras y espinas
Quiero volar hacia ti con las abejas nocturnas
Un bosque oloroso a hongos y sin embargo desnudo de ellos
Donde los ojos de las hojas miran al cielo
En la frente pura del paraíso
Vuelo en el ritmo de mi pelo

 

                          

Sale una estrella

 

Traes muchas margaritas
Enlazas muchas hojas amarillas
La manera del otoño tintinea
Manera de la memoria en cada noche azul
Y cada noche azulea de memoria
Una bicicleta contra el viejo muro
Adónde te fuiste
Las ropas están secas por años de crepúsculos
Sueño con tus manos venosas
Sueño con tu pecho magro y tu fina bufanda
Una estrella sale desde tus labios
Una estrella roja
Vuela hacia el cielo nocturno.

 

 

Extrañándote

 

Mediados de otoño
Noche de presión baja en Hanoi
Soy como la luna en el cielo
qué estás haciendo, querida?
Está aún sobre el librero polvoriento
la linterna en forma de estrella del año pasado
o la estás abrazando?
Afuera
hay estrellas que aparecen desde oscuros rincones
invitándote a correr y jugar
Sin velas, agarremos luciérnagas
Sin velas, saquemos la linterna
entonces se encenderá
y podrás creer
que tendrás otra noche de luna a mi regreso
una alegre noche de luna nacarada
sobre las huellas de tus pies pequeños.


Tran Hung nació en Nga Quan, Distrito Tran Yen, provincia de Yen Bai, Vietnam, en 1957. Comenzó a escribir desde 1981. Es miembro de la Asociación de Escritores de Vietnam. Ha ganado varios premios vietnamitas e internacionales, incluido el Premio de la Asociación de Escritores de Vietnam en 2015 por el libro de poemas Jardín nocturno, y el premio de escritores del sudeste asiático en 2017 por este mismo libro. Otras de sus libros de poemas: Llamar amigos, 1991; Sueño de la aldea, 1998; Tham Thac, 2015;  Recopilación de poemas de Tran Hung, 2018; y Estación lejana, 2019.

Última actualización: 02/06/2020