Festival Internacional de Poesía de Medellín

Poesía en la sangre de Mandela


Traducciones de Ricardo Gómez para Prometeo

Zindzi Mandela nació en Suráfrica el 23 de diciembre de 1960. Es la hija menor de Winnie y Nelson Mandela, expresidente de su país, del Congreso  Nacional Africano, Premio Nobel de la Paz y gran símbolo universal de la lucha y consecución de la libertad y la paz para su pueblo. Ha publicado los libros de poemas: Black as I am (Negra como soy) y Black and Fourteen (Negro y catorce). Cuando ella era un bebé de 18 meses de nacida encarcelaron a su padre y cuando tenía 13 años, pudo verlo por “segunda vez”, en prisión, en la cual estuvo por veinte años. Su madre, activista política, acompañante de su esposo en su lucha contra el Apartheid, también pasó varios años en la cárcel. “La verdad era que podíamos vernos a través de una división de cristal y hablarnos a través de un teléfono, había guardas a cada lado nuestro, que se mantenían interrumpiendo la conversación y diciendo “usted no puede hablar sobre eso. ¿A quién corresponde ese nombre? Usted no puede hablar de esa persona… Nunca vi durante muchos años a mi padre de pie, no tenía idea incluso de cuán alto era”.

 

En Soweto hay un río desconocido

En Soweto hay un río desconocido
dicen algunos que fluye con sangre
otros que fluye con lágrimas
un líder dice
que fluye con salud y pureza
la clase de agua
que nadie bebe en Soweto

En Soweto hay un árbol desconocido
dicen algunos que da frutos de dolor
otros que da frutos de muerte
un líder dice
que da frutas de salud y pureza
una clase de frutas
que nadie come en Soweto

En Soweto hay un río desconocido
en Soweto hay un árbol desconocido
el cuerpo
la sangre
ambos desconocidos

 

 

Yo ví un niño

 

Cuando era niña vi
un niñito blanco
sentado en un auto

y no supe por qué
estando mi casa tan lejos
y la suya tan cerca
yo tenía que caminar
cuando era niña vi
un edificio alto
bello y vacío
y no supe por qué
siendo mi casa tan pequeña
y el edificio tan grande
nosotros vivíamos atestados

Cuando era niña vi
una calle pavimentada
limpia y desierta

y no supe por qué
estando mi calle tan llena
y la otra tan sola
la mía estaba tan sucia

 

 

 

Eco de Mandela

 

En silencio
los héroes distantes inclinan
la cabeza
las cadenas los abruman
no conocen la risa
se retiran…se retiran
bajo una niebla sanguinolenta
la putrefacta calavera
de la verdad sepultada
lanza un débil eco
de gritos
libérame
libérame
clama el pueblo
y al mirar hacia atrás
sólo ven muerte
dónde está la bienvenida
por qué el sonido de llanto
martillando… martillando
estos ataúdes de confesiones
la putrefacta calavera
de la verdad sepultada
lanza un débil eco
de gritos
libérame
libérame
clama el pueblo
el mañana ha llegado
los héroes distantes desde lo alto
miran hacia abajo
agitan la cabeza
susurrando… susurrando
al oído del vacío
la calavera putrefacta
de la libertad sepultada
lanza un débil eco
de gritos
libérame
libérame
clama el pueblo
¿Escuchas, Sudáfrica?

 

 

Bebe de mi copa vacía

 

Bebe de mi copa vacía
y siéntete orgulloso
de que nada podrá saciar tu sed

te sentiste satisfecho
con la realidad
también
con tener hambre
con ganas de comida
con temblar de sólo ver una cerveza

mata
y siéntete libre
luego sabrás
que estás tan oprimido
que hasta te ríes de ti mismo

Mapa del Sitio
Gulliver: