Festival Internacional de Poesía de Medellín

La poesía


Por José Luis Ayala, para Prometeo

La poesía es un oficio maravilloso mediante el cual es posible detener el tiempo. Es también una forma excelsa de hacer posible que las palabras expresen el balbuceo que viene desde lo más remoto del lenguaje. César Vallejo decía que el poeta se parece al físico en la medida que usa las palabras de modo que ninguna de ellas falta ni sobra en un poema, en un universo semántico en permanente cambio y permanencia. Si falta una palabra o si sobrara alguna otra, todo se derrumbaría porque finalmente, la arquitectura verbal perdería el equilibrio; entonces, todo se derrumbaría.

   Desde el punto de vista formal, se trata de un conocimiento técnico del que han hablado Octavio Paz, Erza Pound, Alberto Moravia y Charles Baudelaire, así como Luis Cernuda, Jorge Luis Borges y Guillermo Sucre, sólo para citar a algunos poetas y críticos. En esencia, se trata de saber construir con fuego y magia las metáforas, el ritmo y el campo semántico, pero sobre todo conocer adecuadamente el lenguaje, lo más hermoso y grande: el idioma.

   En lo que se refiere al idioma aymara, estos conocimientos son válidos; sin embargo, así como en el mundo occidental hay conceptos que se refieren a la dialéctica y estética, en el mundo cultural del aymara también hay valores, pero se expresan de modo intrínseco. Es decir, están impregnados porque se manifiestan dentro de las expresiones literarias.

   En la nación aymara diseminada en territorios del Perú, Bolivia, Chile y Argentina, no hay escritores ni poetas orgánicos, hay personas que escriben poemas populares de modo esporádico. Como no hay lectores, tampoco hay editoriales; no obstante, el hecho de que se haya adaptado el Alfabeto Fonético Universal, ha permito llevar a cabo una educación intercultural bilingüe, por lo que muchos niñas y niñas aymaras han aprendido a leer y escribir en su idioma materno y en español.

   Un caso singular es la inusitada presencia de Bertha Villanueva, una mujer campesina aymara boliviana, quien ha escrito en su idioma, poemas de extraordinaria calidad literaria. Lamentablemente, nada se sabe si ha seguido escribiendo o no. Hay lingüistas y profesores de aymara que escriben textos que no alcanzan la categoría de poemas.

   En fin, la gran poesía traspasa los idiomas, el tiempo y las culturas. Pero ahora, importa mucho la insurgencia de poetas que escriben en idiomas ancestrales de América. De ese territorio todavía no bien conocido llegan hoy voces dispersas y plurales que registran otra visión del mundo. Ya no representan la visión de los vencidos, sino el amanecer de una literatura fundamentalmente oral que empieza a ser registrada, escuchada y analizada para saber qué ocurre detrás de las barreras y muros del silencio, la soledad y el tiempo.


* * *

José Luis Ayala nació en Puno, Perú, el 24 de septiembre de 1942. Pertenece a la nación Aymara. Poeta, escritor, periodista, promotor de la cultura aymara. Libros en edición bilingüe aymara-español: Jaqe aru, 1980; Pacha mama, 1986; Aka pachan tukusitapa. Confín del orbe, 1988; Wari nayra. Ojo de vicuña, 1999; Literatura y cultura aymara, 2003; -Muyu pacha. Tempo circolare (en aymara- italiano), 2008. En 1990 recibió el Primer Premio de Poesía e Identidad Nacional, César Vallejo, otorgado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología CONCYTEC, Lima.

Mapa del Sitio
Gulliver: