English

Nominación al Astrid Lindgren Memorial Award 2022

Por: Jairo Guzmán

Luz de la poesía en el país de la infancia

 

Nos complace informar que el Proyecto Gulliver, de lectura y escritura creativa para niños, ha sido nominado como candidato para el Astrid Lindgren Memorial Award 2022. Este premio global se otorga anualmente a una persona u organización por su destacada contribución a la literatura infantil y juvenil.

El premio fue creado en 2002 por el gobierno sueco, en memoria de Astrid Lindgren para promover el derecho de todos los niños a expresarse literariamente. Para el premio en su versión de 2022 son 282 nominados de 71 países, incluidos algunos de los creadores de literatura para niños y jóvenes más importantes del mundo, así como promotores de la lectura.

El Proyecto Gulliver desarrolla, desde 2005, procesos  de lectura y escritura creativa, con un año de duración, que se implementan en instituciones educativas de Medellín y su Área Metropolitana. Se ha logrado que los niños construyan un cuerpo literario modelado con el rayo de la poesía. En sus poemas y relatos conviven variadas manifestaciones de la imaginación creadora, de sus sueños y visiones de niños habitantes en barrios de Medellín, Colombia, afectados por la violencia, la pobreza y la exclusión social de procesos formativos y culturales con la expresión poética.Potenciar la dimensión creadora de su lenguaje ha permitido expandir su universo de referencias, su visión y su noción de la realidad, donde late la maravilla.

Manifestamos nuestra alegría por esta nominación tan significativa, que hemos recibido del Señor  Boel Westin, presidente del jurado, quien nos ha manifestado: “¡Felicidades! Este correo electrónico es confirmación de que ha sido nominado para el Astrid Lindgren Memorial Award 2022 y que esta nominación ha sido aprobada por el jurado del premio.”

(Ver: https://alma.se/en/nomination/candidates/nominated-candidates-2022/)

“Soy el poema que vuela/El río que resplandece como el halcón/La nube que baila como el águila/El sol que florece y sueña”  Con estos versos,  Daniel Macea, de diez años, que ha sido parte del Proyecto Gulliver,  nos obsequia el camino de la esperanza en una niñez que está fundando un lenguaje renovado, pleno de visiones.

Así, se evidencia la capacidad de la infancia para crear un campo de expresión, donde la palabra poética permite que su espíritu fluya liberado del miedo que impera en las comunas, donde habitan los niños entre la crisis espiritual y cultural que desencadena la violencia urbana.

Los niños erigen sus voces como soles que ascienden al cielo de un lenguaje renovado, enriquecido. Un lenguaje poblado de nuevos referentes simbólicos, como anticipación de un tiempo poblado con la luz del lenguaje creador de la palabra poética

Publicado el 28.10.2021

Última actualización: 11/11/2021