English

El rol de la poesía en la globalización

Por: Malachi Smith
Traductor: Rafael Patiño Goez

Luego de una lectura en mi Alma Mater de la Universidad Internacional de Florida, en Campus Biscayne, a fin de apoyar un esfuerzo y reunir fondos para un ‘Alimento para los Pobres’, para un proyecto en Haití, un prominente fiscal criminal se me acercó y dijo, “Estuvo usted maravilloso. Yo también escribo poesía, y a menudo la empleo para dirigirme a los jurados.”

 

 

Desde tiempo inmemorial, los escritores han estado siempre en el epicentro y al frente de la vanguardia por la justicia social, el cambio, y la congregación de los pueblos en amor y unidad.  La pluma en los ojos del poeta es más agudamente consciente de daño y triunfo(s) de la experiencia humana. Su respuesta no es sólo la belleza de lo estético sino el poner en primer plano la verdad de la experiencia humana. Poesía y poetas a través de voces colectivas y visiones, debería vindicar, debería validar la totalidad de la experiencia humana.

Es tarea del poeta interrogar, investigar, y litigar la experiencia humana y proyectar los hallazgos (de él y ella) sobre los anuncios de gran dimensión de la experiencia humana. Debe él luchar por ser honesto con su llamado, no dejando detalle sin examen mientras saca a la luz verdades y avoca por la humanidad.

En la aldea global, el poeta también debería funcionar como un constructor de nación, como un abogado de los marginados, de los oprimidos, los apabullados, los pisoteados, los desprovistos de voz, los indefensos de la sociedad. Debería componer melodías para curar heridas y remendar corazones, para confortar las rotas sonrisas de los labios apretados, debería liberar a los cautivos, halar a la humanidad a juntarse con las delicadas puntadas de las palabras.

Joan Aiken probablemente lo dice mejor. La celebrada autora para niños afirma conmovedora, “Los poetas son la consciencia de la civilización”. Definitivamente ella tiene razón sobre ello puesto que es rol del poeta intersectar las vidas del hombre y proyectarlo sobre una pantalla más grande para que el mundo lo vea. 

Él debe limpiar las palabras ordinarias, ungirlas, y promoverlas a más altos niveles de comprensión. Debe él ver cuando otros están ciegos, debe él levantarse cuando otros están yertos, debe él oír cuando otros están sordos, debe él tocar cuando otros están temerosos, debe él, debiera, levantar su voz en defensa, apoyo y servicio de su congénere. El poeta en la aldea global y las sociedades contemporáneas y futuras debiera ser consciente de la influencia de sus pensamientos sobre la humanidad. Debe ser humano.

Poetas y poesía desempeñaron críticos y cruciales roles en los Movimientos por los Derechos Civiles y el Renacimiento de Harlem en los Estados Unidos de América. El Primer Ministro Británico, Sir Winston Churchill, empleó el poema del poeta Claude McKay “Si Debemos Morir” para congregar a sus compatriotas y compañeros europeos para combatir y derrotar al nazismo de Adolfo Hitler. Las voces escribanas de los poetas y músicos del reggae, del rey del reggae Bob Marley y del hermano Wailers Peter Tosh fueron decisivas en el desmantelamiento del sistema perverso, cruel e inhumano del apartheid en Suráfrica.

La pluma es en verdad más poderosa que la espada, que todas las armas de destrucción masiva, que el odio y el prejuicio combinados. En la era de la globalización, los poetas deben usar su habilidad y sus dones generosamente para asegurar la victoria de la condición humana en nuestra solidaridad.

Actualizado en marzo 8 de 2012.

Última actualización: 26/04/2020