English

Arte Poética

Por: Gonzalo Fragui

Especial para Prometeo

La poesía es la savia de una sociedad. No se ve pero está allí, presente, dando vida. Todos se fijan en los frutos de los árboles, en la producción, en la economía de una sociedad, pero nadie, al ver un árbol, piensa en la savia que nutre desde la raíz. Así es la poesía para la sociedad. No se ve pero es lo que da vida.

La poesía debe mostrar nuestra esencia. No nuestra apariencia. La poesía debe mostrar nuestro verdadero ser y el ser de todo lo que nos rodea. Para ello debemos estar en sintonía con nosotros mismos. Sin recurrir a más nada que no sea nuestra alimentación, nuestra respiración, nuestros sueños, nuestras ilusiones, nuestros dolores y nuestras alegrías, nuestra pasión y nuestra esperanza, nuestro trabajo y nuestro talento. 

La poesía es creación, recreación, no destrucción. La poesía debe promover valores que tienen que ver con el bien, con la bondad, con la belleza, con la paz, con el ser humano, con la humanidad, con la naturaleza, con la ecología. La poesía no puede resaltar antivalores como la guerra, el racismo, la discriminación de todo tipo, la destrucción de la naturaleza, los crímenes. Una bomba, por más bella que parezca, no podrá jamás ser una obra de arte. 

La poesía debe contribuir para que haya un mundo mejor. El arte debe tener un carácter sanador. El escritor está comprometido con su pueblo, con el lenguaje y consigo mismo. El escritor debe intentar, como decía Neruda, que el mundo sea digno para todas las vidas humanas, no sólo para algunas. El poeta debe hablar, porque todo lo que calle será utilizado en su contra.

Publicado en junio 15 de 2012. 

Última actualización: 26/04/2020