English

Un poeta-estudioso africano


Un poeta-estudioso africano

 

Por Tanure Ojaide

Me veo a mí mismo como un estudioso y un poeta, cada uno reforzando al otro.

La poesía tradicional africana se compone e interpreta como una forma de complicidad a través del cuestionar las condiciones existentes, los hábitos, las acciones y los acontecimientos en la sociedad, hacia el establecimiento de una ética saludable. La estética literaria africana demanda funcionalidad (no el arte por el arte) y significación (sea tangible o simbólica). La poesía intenta divertir a medida que se esfuerza por moldear a los individuos y a la sociedad entera hacia una mejor moral, ética y valores. Aprendí a escribir poesía a través de escuchar las canciones y cantos de mi pueblo Urhobo,  y leyendo a otros poetas occidentales en la escuela, dos tradiciones que influyen en mi escritura.

Lo que escribo está orientado hacia una sociedad más humana, de ahí la defensa de los desfavorecidos, los que nada tienen, y los más desfavorecidos, así como la oposición firme a la dictadura militar, la corrupción política, el patriarcado opresivo, la marginación y la explotación de personas, en la búsqueda de la equidad y la justicia. Es en este contexto que el Delta del Níger ha aparecido con abundancia en mi obra. Creo que el escritor no puede ser una planta en el aire, sino que debe basarse en alguna parte. El Delta del Níger en el que me siento profundamente arraigado es sintomático del mundo y de la condición humana; una sociedad específica para abordar los problemas de la realidad concreta. Llamo la atención sobre las políticas del gobierno nigeriano y las compañías petroleras en la empobrecida región del delta del Níger cuyo entorno sigue flagrantemente dañado y el pueblo marginado. Creo que un escritor puede hacer una diferencia en la contribución a salvar el medio ambiente y ennoblecer a la humanidad. Es cierto que soy Urhobo, nigeriano y africano, pero yo soy por encima de todo un ser humano, por lo que mi poesía es tan importante para los africanos como para todos los seres humanos. La poesía de una manera al mismo tiempo expande el yo y la conciencia del escritor, el lector, y su sociedad. Estas ideas dan cuenta de mis dieciséis libros de poesía, memorias, novelas y cuentos cortos. El escritor debe invocar el espíritu guerrero para ir por el lado de la justicia, la equidad, la paz y la armonía en la sociedad.

Hay tres factores que dan cuenta de mis actividades escolares, mi educación en una tradición oral, mis estudios en la Universidad de Syracuse que me dieron una perspectiva comparada de las literaturas y la experiencia de vida de Occidente. Los tres factores se unen en la premisa de mi creación literaria y estudio, ya que la literatura es una producción cultural. Escribo de tal forma que pueda darle a mi poesía una identidad cultural.

Mi investigación se ha centrado en recoger, transcribir, traducir, discutir, y preservar la literatura oral africana. Mi libro Poesía, Performance y Arte: Canciones de Baile Udje de los Urhobo, se ocupa de una de las más poéticas y dramáticas formas poéticas indígenas de África. Udje es un tipo único de actuación en la que los Urhobo de barrios o ciudades rivales interpretan canciones compuestas a partir de temas a menudo exagerados sobre el otro, en un día determinado. Fundamentales para el concepto de Udje son los principios de corrección y castigo a través de reprender con palabras hirientes. Un año es el turno de un lado cantar y el otro escuchar, y al año siguiente será a la inversa. Se tolera la crítica de las canciones, lo que no sucedería en otro lugar. He escrito por décadas sobre la interfaz de las literaturas africanas orales y escritas. Veo mi poesía como una mezcla de ambos modos poéticos indígenas africanos y occidentales. Tengo una perspectiva comparada de la literatura y el conocimiento, ya que la cultura influye a la literatura y su estética. Veo la literatura africana en un contexto mundial y a la literatura, al igual que las otras artes, con una base cultural y estética configurada por la visión del mundo, las creencias y la sensibilidad de las personas.

Escribir poesía para mí es una exploración, lo que lleva a un fresco descubrimiento en temas, formas, lenguaje, técnicas y ritmo. El proceso de la escritura tiene su propia forma compulsiva de conducirse en el transcurso de una palabra a otra, con destellos de iluminación a través de sus recovecos, para descubrir nuevos mundos artísticos. Como mi pueblo Urhobo digo: "Un bailarín conoce la fatiga sólo después de la actuación." Todavía estoy en el baile y espero absorber la energía de diferentes culturas para escrituras poéticas más atrevidas. La literatura es importante para la humanidad. Un primo mío contador pasó varios años tratando de disuadirme de escribir poesía y estudiar literatura. Me dijo que yo siempre seguiría siendo pobre si seguía escribiendo poesía y estudiando inglés. Para animarme y afirmar el poder de la palabra en la realización del ser, escribí un poema titulado "Voy a ser rico." Hay muchos tipos de riqueza y me veo a mí mismo rico, como un poeta realizado.

     

Publicado en enero 15 de 2013.

Última actualización: 28/06/2018