Festival Internacional de Poesía de Medellín

En busca del futuro rol e imagen del poema

                             

Por Hrant Alexanyan

                                                                              
                                                          "Él es uno de los últimos
                                                           Mohicanos en el caos tornándose insensible”

 

En su sentido más pleno, la misión del poema sigue siendo la misma para todos los tiempos, sólo que en su posterior camino se torna más complicada y difícilmente realizable. La poesía se va a enfrentar a una serie de severas competencias con otras ramas del arte, y tiene que mantener no sólo su posición de liderazgo entre los otros géneros literarios, sino también ser visible y necesitada en el círculo de las otras artes y en los medios de comunicación, especialmente Internet. Estoy seguro que la poesía del mañana, con sus principales manifestaciones, calidades literarias altas y resaltadas, necesitará incluir también información significativa de hechos e interpretaciones que son urgentemente necesarios al hombre del siglo 21. Entonces la poesía tiene que estar nutrida con tales documentos y materiales de arte que satisfarán al lector intelectualizante. Esto no significa, desde luego, que todo el campo poético debe caracterizarse de tal forma, pero es claro que el poema intelectual y real tendrá la posición dominante en el campo literario presentado.

Con sus tendencias centrales, la poesía armenia está también ''condenada" a integrarse a las corrientes poéticas de clase mundial, para convertirse en un exponente único del conjunto poético internacional. Al estar dotada de cualidades nacionales y tradicionales, la palabra poética armenia tiene una fuerza interior para transmitir algunas creaciones propias entre las otras poéticas. Y también capta mucho mejor la poesía extranjera de la que ni siquiera ha adoptado sus rasgos característicos. Al mismo tiempo, la poesía clásica jugará un papel importante y único como antes, pero creo que no estará entre las vanguardias que muestran el rostro de la poesía de mañana. Tal vez también habrá sorprendentes revelaciones que llevarán el arte del verso a nuevos horizontes.

En una sociedad restringida, no importa cuán paradójico pueda parecer, el papel y la importancia de la poesía son mucho mayores: siendo una forma única de expresión, la poesía es capaz, con su lenguaje metafórico, alegórico y simbólico, de transferir a las personas ideas, pensamientos y sentimientos amados que los otros géneros de la literatura u otros medios de las bellas artes pueden hacer por separado o parcialmente. A menudo uno o dos poemas influyen en el progreso de la sociedad espiritual y nacional más que otros objetivos de desarrollo nacional y fuerzas ideológicas de ese período de tiempo. La poesía desarrolla no sólo la personalidad con el mundo interior saludable, sino que también produce la atmósfera social al mismo tiempo, a veces provoca incluso revoluciones sociales y políticas. La poesía ayuda a la gente y a las naciones a encontrar su propia identidad, a moverse en forma espiritual y creativa. Una gran cantidad de poemas, como " libro de Una tragedia"/Grigor Narekatsi/, "Lágrima de Arax " /Raffi/, "Amo a mi dulce Armenia"/Eghishe Charents/ "El Incesante campanario"/Paruyr Sevak /,   "La piscina"/Petros Duryan/ y tales tipos de otras obras, han cambiado radicalmente el alma y la mente del armenio, haciéndole representante de su nación y de la humanidad. Como en muchas sociedades civilizadas, la historia de la nación armenia es la historia de su poesía llena de logros y fracasos creativos. La libertad de trabajo y de expresión en una sociedad democrática, no es más favorable para la poesía: Ha llegado el tiempo de comparar el arte de la poesía con las nuevas realidades en diferente forma.

Sin embargo, durante la democracia, la mayor preocupación de la poesía no sólo es ser moderna y actual (lo cual es imperioso en cada nueva era), sino también mantener su única significación y la búsqueda de la realización en la sociedad en proporciones deseadas. Es obvio, que hoy en día la poesía no tiene tal demanda y popularidad que tuvo hasta la democracia. "¿Qué debe hacerse para mantener la poesía en las primeras líneas del interés social y espiritual? " Tal vez esta es la principal preocupación actual referida a la poesía y su posterior destino.

Desde los pioneros espirituales y culturales, la poesía se ha convertido en  objeto de interés de un “estrecho gremio” casi escapado a la atención del público, que se usa sólo durante bodas, aniversarios, fiestas y ese tipo de cosas. Para el fuerte, sincero, poderoso y elegante nuevo rostro de la poesía, los requerimientos de la manifestación natural parecen llegar a ser excesivos, las puertas de la conciencia pública y los lugares, es decir: la prensa, los salones del club, los estudiosos audiovisuales, bibliotecas y varias asambleas, no siempre han estado abiertas para ella. Pero hace algún tiempo no se celebraba ninguna ceremonia sin  poetas y recitaciones. Incluso hubo tales casos cuando en una ceremonia no poética se recitaba un poema de repente, emocionante y bueno, que dio al evento un nuevo sentido espiritual.

Por desgracia hay obras de calidad inferior en la poesía, presentadas en demasía, que son sin embargo fácilmente percibidas y preferidas por la masa de escuchas y lectores; en consecuencia las obras de baja calidad reciben una alta valoración y reciben un alto valor de uso a expensas de la poesía. Este proceso pone en peligro a la poesía, con la suerte de parecer un juego, lo que significaría el comienzo de una gran crisis espiritual. Su fin no es predecible en absoluto: hay períodos decadentes espirituales y culturales que no duran décadas sino siglos, incluso milenios.

...Una nueva era ha comenzado, creando y consumiendo valores que obtienen nueva forma y sentido, como la psicología y los intereses del hombre moderno. La poesía necesita tejer relaciones con el lector nuevo y en gran escala, y este problema sólo puede ser resuelto por los creadores de poesía y los maestros, junto con organizadores-mediadores sensibles.

La re- popularización de la poesía debe ser hecha a través de obras exclusivamente calificadas, de lo contrario la situación será peor. Desde el punto de vista de los intereses espirituales y culturales, es inaceptable publicar, difundir y predicar materiales en nombre de la poesía, que no sean poéticos ni estéticos, de todos modos, que no tengan valor y sean inutilizables en la popularización. Por supuesto, no es la situación, que las peores obras puedan tomar el lugar de los valiosas. Proporcionando adecuadamente buenos materiales poéticos, el verso más barato, insípido y antiestético (en el que nuestra literatura es rica en la actualidad) que crea una ilusión de una rica atmósfera poética actual, será llevado a un segundo plano de forma automática.

Previniendo a un posible oponente, me gustaría mencionar que bajo la popularización no me refiero a la evaluación de la poesía popular y al apoyo de su expansión. Al mismo tiempo, no tengo una actitud negativa hacia la poesía que se considera popular: igual que las otras ramas del arte, es también un nacimiento del presente, con todas sus regularidades y principios estéticos. Uno de los fenómenos característicos de la evolución artística actual, es que la élite, el arte de alta calidad se cierra tanto a lo popular, que es difícil diferenciarlos. No voy a entrar en los detalles de este problema (otro material de estudio); me gustaría hacer énfasis sólo en que el único fenómeno antes mencionado no es el único para satisfacer los intereses de un hombre moderno, sino también una consecuencia de las normas artísticas, algunas recesiones y una consecuencia de tratar de proteger o salvar en parte las obras de la alta élite (casi equivalentes a los nuevos clásicos).

En la actualidad, en la poesía armenia se enfatizan dos polos: la buena poesía moderna y el verso soso. Ninguno de ellos se distingue por el rasgo de la popularidad. Sin duda, al no manifestar una actitud adecuada hacia la poesía podemos enfrentar un sensible peligro: en primer lugar, la torpeza puede gobernar sobre la poesía, y luego la poesía autóctona puede perder profundamente su prestigio, y este “milagro artístico" creado por la gente puede ser extraído de las necesidades y los intereses espirituales y culturales de la nueva generación. Así que la pregunta principal es: ¿qué deberíamos adoptar con el fin de superar la actual situación crisis, para la gloria del poema? ...

Hay países donde tal o cual ave o animal se declaran patrimonio nacional, por ejemplo en Japón, India, China, Australia y otros. En Armenia la poesía ha sido patrimonio nacional durante mucho tiempo, pero no declarado. Para los  armenios los poemas son mucho más característicos que cualquier otra manifestación espiritual y cultural. Sin embargo, su supremacía no debería adoptarse y aplicarse a expensas de otras formas de arte, por el contrario, debe ser el mejor ejemplo entre las otras ramas de ficción y arte, líder entre iguales. Desde el punto de vista de una persona inteligente e intelectual,  de la situación actual y el futuro de la poesía, por ende el arte, es mucho más preocupante e importante que la política y la economía, otros campos de la actividad social. ¡Cuántos se preocupan con eso!

Nacionales, públicos, sociales, económicos y otros tipos de desastres y crisis empiezan primeramente con las situaciones decadentes de la poesía. El progreso nacional depende profundamente del ascenso de la poesía. Mejora el lenguaje del tiempo, ennoblece el alma humana y evita su conducta desastrosa. Al vivir en un país que se encuentra bajo las alas de la poesía, la florescencia es más perfumada, la solidaridad es indiscutible, y el progreso de la civilización es estable y animado.

Que la poesía sea un patrimonio nacional para todo el mundo.

*

Hrant Alexanian está invitado al 24° Festival Internacional de Poesía de Medellín. El   nació en Artsakh, Armenia en 1961. Poeta, ensayista, traductor, periodista y editor. Ha participado en festivales internacionales de poesía en Armenia, Macedonia, Polonia y China. Editor en jefe de la revista de literatura y arte Gegharm. Su obra literaria ha sido traducida y publicada en ruso, inglés, persa, serbio, francés, alemán, ucraniano, chino, rumano, polaco, búlgaro y castellano.

Autor de 12 libros de poesía, entre ellos: Biological Field, 1989; Summer in Amaras, 1990; Celebration (Feast), 1991; Rose Riot (Riot of a Rose), 1994; Symmetry of Falling, 1996; Cubes (Bricks) for its Majesty, 1997; Marginal Statements, 1998; Full Moon Sarcophagus, 2000; Conventional Words from haM Interbooks, 2003; Word Baritone. Universe Baritone, 2007; As a turning wordosaur, 2011; Information of unrecognized country, 2011; Din of the Mother World, 2012; My  dole  doesn’t  settle  down  in  any  sky, 2012; Heaven Nairi,- 2013. Ha ganado el de Premio de Poesía de la Unión de Escritores de Armenia.

Publicado en febrero 18 de 2014.

Mapa del Sitio
Gulliver: