English

Choca Totlalnantzin/ Nuestra Madre Tierra llora


Choca Totlalnantzin/ Nuestra Madre Tierra llora





Por Natalio Hernández
Intervención en el eje dos de la
II Cumbre Mundial de la Poesía por la paz y la Reconciliación en Colombia

El poeta lucha por la paz
pero nunca está en paz
consigo mismo.

Dinos Siotis

 

Sacbé/ El camino blanco
Canto Primero

Los hermanos mayas de hoy
luchan por encontrar el Sacbé
el Camino blanco que extraviaron
cuando el Quinto Sol
quedó eclipsado, apagado.
Estudian dia y noche
para descifrar los conocimientos
condensados en su propia escritura
grabada en las paredes de sus templos
y en la palabra de los ancianos
quienes con sus cantos sagrados
y sus plegarias
intentan preservar
la continuidad de su historia
y el diálogo con sus propias deidades.
El Sacbé
mi entendimiento, me dice,
es, en efecto,
un camino de la blancura
del conocimiento y de la sabiduría
que a lo largo de los Cinco Soles
anteriores a la era actual
alumbró el camino del conocimiento
de nuestros hermanos mayas
cuyos testimonios
hoy seguimos admirando
en la ciudad blanca,
tan antigua y tan moderna de Chichen Itza
en cuyas escalinatas
desciende
Kukulkan
la Serpiente Emplumada
en cada equinoccio de primavera.

Xochimecatl/ Camino de flores
Canto Segundo

En otro lugar del Anahuac
hoy territorio mexicano,
pero más al norte
por donde se originan los vientos
y las tempestades
tierra que habitaron nuestros ancestros
los cuextecatl o huastecos,
se preserva
como parte de la tradición
el santuario Xochicali
la Casa de la flor.
En ella, los Huehuetlacameh
ancianos de la tradición
renuevan las flores
al inicio de cada año
en el espacio sagrado de Xochicali
la Casa de la Flor.
Con flores,
con la luz de las velas
con el aroma del incienso
con música y cantos,
danzamos dia y noche 
para implorar a nuestras deidades
el buen comienzo del año nuevo.
La ceremonia se repite
al inicio del verano
Tonalco cahuitl
para implorar a Totlalnantzin
la “Madre Tierra”
que germine en su seno
las semillas de nuestro sustento:
el maíz, la calabaza, el tomate,
el chile, el frijol,
el amaranto, el ajonjolí,
que en conjunto dan vida
a Chicomexochitl/ Siete flores
métafora que usan los ancianos
para nombrar al maíz
en su dualidad niño/niña.
Así,
en el tanscurrir de los últimos años
los huehuetlacameh
ancianos de la tradición
han entregado a los jóvenes
hombre y mujeres
la misión de construir
el camino de flores
Xochimecatl
con flores y cantos
in xochitl in cuicatl
como una herencia
y como un camino de luz
para todos los que  habitamos
la casa grande
que denominamos
Tonantzin tlaltipactli
nuestra Madre Tierra.
Luego entonces
Xochicali/ Casa de la flor
es un espacio sagrado
de reencuentro
de reconciliación
de diálogo con nosotros mismos
y con todos nuestros hermanos
para sembrar juntos
el camino de flores
Xochimecatl
como una ofrenda
como un regalo a la vida
y a Totlalnantzin
nuestra Madre Tierra.

Choca Totlalnantzin/Nuestra Madre Tierra llora.
Canto Tercero

En el comienzo del Quinto Sol
en muchas partes del mundo
aconteció
que caminamos
en busca de la luz del conocimiento
y olvidamos la luz que brota
de nuestros corazones
la luz que expresa nuestros sentimientos
y nuestra mirada;
aquella luz que alumbra
nuestro andar cotidiano.
En otras palabras
nos alejamos 
nos olvidamos
de la Madre Tierra
Totlalnantzin
y endiosamos el conocimiento racional
que llamamos ciencia.
Olvidamos que Totlalnantzin
nos sustenta
nos alimenta,
nos amamanta,
que de ella brota el amor
por todo cuanto existe
en la naturaleza.
Y solo vimos en ella
su riqueza material
para explotarla,
para saquearla
para dominarla.
Sobre todo,
en el trayecto del Quinto Sol
anterior a la era que vivimos,
cuando el Semanahuac
esto es, el mundo entero,
terminó de descubrirse.
Desde entonces
invadimos toda la tierra
todo el  Semanahuac.
Contaminamos el agua
envenenamos el aire
destruimos la naturaleza
y nuestros hermanos pequeños:
los pájaros, los animales,
los árboles, los peces
y otros seres vivos
se están muriendo,
se están extinguiendo.
Por eso,
Totlalnantzin/ Nuestra Madre Tierra
inició su llanto lastimero
su lamento
sus movimientos telúricos
 sus primeros avisos
 sus presagios.
 Los bancos de hielo
empezaron a desgajarse
las aguas del mar
empezaron a inundar
pueblos y ciudades,
los rayos del sol
rompieron la capa del cielo
que nos protegía;
aumentó el calor,
la temperatura
secando el manto verde
que cubría a Totlalnantzin.
Por eso ahora
llora  Totlalnantzin
nuestra Madre Tierra
y nosotros, sus hijos,
seguimos disfrutando
el sueño de los justos,
de los inocentes,
por no decir irresponsables.
Apenas estamos recibiendo,
creo yo, 
los primeros avisos.
Aún podemos hacer algo:
entonar un canto,
una plegaria
o construir nuevos caminos
caminos de flores
para dialogar
con nuestros proipios corazones.
No lo sé,
algo tenemos que hacer
entre todos
para detener el llanto
de Totlalnantzin
nuestra Madre Tierra.

Tlapaltic toscayotl/ Voces de colores
Canto Cuarto

Tlapaltic toscayotl/Voces de colores
es la voz y la palabra
de los poetas de los pueblos primigenios,
que se constituyen en un llamado a los corazones
de las naciones que gobiernan las sociedades
que han silenciado las voces de los humildes
de los pueblos que están más cerca
de Totlalnantzin/ Nuestra Madre Tierra.
Voces de colores
proviene de todos los rumbos
de nuestra casa común
la Madre Tierra
para entonar un concierto de voces
de muchos colores
de muchos sonidos
de muchas miradas
sinfonía de voces
que contribuyan a detener el llanto
de Totlanantzin.
Voces de colores es un encuentro
de nuestros pueblos originarios
para trazar juntos
el camino de flores
como una ofrenda a Totlalnantzin.
Voces de colores es un sueño
para construir la hermandad
y la solidaridad de nuestros pueblos.
Voces de colores
es un movimiento artístico
para despertar al cenzontle
ave de cuatrocientas voces.
                                              
Medellín, Colombia, 15 de julio de 2015 

* Prosa poética leida en la II Cumbre Mundial de la Poesía por la Paz y la Reconciliación en Colombia, correspondiente al tema Poesía y arte: defensa de la tierra y de todos los seres vivientes; en el Marco del 25 Festival Internacional de Poesía de Medellín, realizado del 12 al 18 de julio de 2015.
Última actualización: 28/06/2018