English

Declaración de artistas: Ayo Ayoola-Amale

Poetas invitados al 25 Festival
Internacional de Poesía de Medellín

Julio 11 al 18 de 2015

Poetas de África

Ayo Ayoola-Amale (Nigeria). © #25FIPM. Photo: Sara Marín
Ayo Ayoola-Amale (Nigeria). © #25FIPM. Photo: Sara Marín


Ayo Ayoola-Amale   nació en Ikoyi Lagos, Nigeria, el 21 de mayo de 1970. Es poeta, narradora, dramaturga, constructora de paz, educadora, performer del Spoken Word, profesora universitaria, tallerista de escritura creativa y abogada.

Fundó la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Justicia. Igualmente creó la Fundación de Poesía Esplendores del Amanecer, la cual aboga por un cambio social positivo en varios países, a través del aporte de profesores especializados en poesía, literatura y educación para la paz.

Obtuvo, entre otros premios internaciones, el reconocimiento como Embajadora Universal para la Paz, premio otorgado por la Federación para la Paz Universal, La Musa de la Armonía Poética en África, Embajadora de la Armonía para África y Embajadora del Amor.

Ayo Ayoola-Amale presentation site Peace From Harmony website
Ayo Ayoola-Amale talks to 'Love Begins With Me' - Pt 1 Youtube video
Information about Splendors of Dawn Foundation Transconflict website
Splendors of Dawn Foundation Website
Sobre los poetas de nuestro tiempo Por Ayo Ayoola-Amale

Declaración de artistas


Por Ayo Ayoola-Amale (Nigeria)
Traducción de León Blanco con la colaboración de G. Leogena


Visualízate en una playa serena, impregnándote del resplandor de la naturaleza hasta la eternidad. Bajas la vista por el camino, advirtiendo diversos cantos y trinos de pájaros. Estallas en canciones... justo ahora.

Al sentarte allí, todo tu ser cantaba. Un hermoso poema. El poema construye. Ingresa en la mente, y es recibido con belleza. Lo eterno se encuentra en el interior, siempre.

Has seguido tu corazón.

No suelo planear mis poemas con antelación, siento la energía en el momento justo y hago poemas. Un santuario que adentro se valora más, conecta con la pastura de la energía a mi alrededor. Mis poemas reconocen y honran el espíritu humano con un sentido de alegría. Recientemente trato de crear un cambio positivo en el cual la poesía es el vehículo. Este pequeño vuelo que se eleva es lo que el acto de crear es para mí. Dejo que la tentación de lo desconocido vaya entrando sigilosamente, traspasando mi mente consciente, que mi viaje creativo se vuelva totalmente satisfactorio, dichoso, generoso, rico y de gran belleza. Intervenir y resistir en este paraíso, resultan vitales. El cielo besó mi alma. ¡Amo profundamente la poesía! Sí...

¿Mis fuentes de inspiración? Aquello que es fresco. La naturaleza, la humanidad, más naturaleza. La naturaleza nunca cesa de asombrarme con su esplendor, diseño, belleza, color y forma. Creo profundamente que todos somos uno -Una sola humanidad-.

No obstante, mi obra no es sólo sobre la naturaleza y la humanidad. También es acerca de todas las formas de energía, tales como el sol, el sonido, la luz, lo experiencial, mucha paz y amor que ves en tu existencia.

Mi poesía es peculiar, el pensamiento incita y mueve; a veces desafiante y muy profundo, y siempre completamente aceptable. Me presento con la energía y la pasión que puedan transformar la vida. En cierto modo me siento más viva cuando escribo. La poesía me ayuda a sentir la vida. Me encanta escribir. Derramar mi alma. Dejar que mi sol brille desde mí.

Dar esta porción de mí misma a la humanidad, total y verdaderamente.

Amo la poesía; ella pone una sonrisa en mi escritura. Porque con la poesía estoy completamente cargada.

Quiero ser naturaleza. Lo normal es la naturaleza; La poesía es la naturaleza, no tiene mancha, es hasta natural.

La misma esencia de mi ser define la realidad.

Soy yo misma, soy la totalidad. ¡Siento la vida!

Ves que este mundo en el que vivimos es asombrosamente hermoso, lleno de toda la paz y la alegría que permitimos. Lo mejor, ¡lo súper mejor!

Amor, paz, en poesía.

 

La humanidad es mi sol

Los poemas normalmente reflejan el propósito personal de sus autores. En consecuencia, imaginamos una relación positiva entre la calidad de la poesía y la ética de su autor. Encontramos una relación positiva entre la poesía y la ética y la evidencia inicial de que las personas éticas pueden ser la base de una excelente institución.

Ha habido una gran cantidad de obras importantes acerca de la relación entre poesía y ética. La relación es muy inconsistente, no sólo a causa de la inestabilidad conceptual de los términos en cuestión, sino también porque cualquier esfuerzo de unión podría amenazar hasta limitar la independencia que inaugura la práctica de la poesía de sus diversas perspectivas.

Los poetas en el pasado y en el presente se han preocupado por la ética de la poesía. ¿Es éticamente aceptable escribir poesía en una época gobernada por el dolor y la maldad?
Ha habido un esfuerzo por conectar la poesía y la política.

¿Cuáles son sus razones de ser?
Historiadores, escritores y poetas, yo incluida, hemos reconocido el hecho de que hay al menos dos orígenes de lo "ético" para decidir, en nuestro actual entorno académico.

El primero es Kant y tiene que ver con la aplicación de los principios de lo que es correcto y bueno. Estos principios son en cualquier caso universales o contienen las costumbres morales de las comunidades incorporadas. El objetivo de la ética es crecer y seguir siendo irreprochable en la propia conducta, el pensamiento y el carácter. El filósofo francés Emmanuel Levine ofreció una alternativa a esta teoría normativa, argumentando que “los reclamos que otras personas tienen sobre mí,  de antemano, cualesquiera razón, podrían utilizarse para decidir o justificar mi conducta. Soy responsable por el bien del otro, pase lo que pase, es decir, mi responsabilidad es algo antiguo, más acá de los principios morales y el razonamiento que proporciona su apoyo, lo que significa, entre otras cosas, que mi relación con otros no es de saber, sino de proximidad, como la piel expuesta al tacto”.

La poesía no es estacionaria ni la misma para todos. La poesía no sigue un método. El significado de la poesía se ve alterado por el lector. Lo cierto en un poema para mí puede no ser lo mismo para ti. A través de tu participación, afectas la interpretación de un poema, en consecuencia, cambias el poema.

Eso es lo que me refiero por la ética de la poesía. El significado del poema y su efecto en el lector cambia con cada persona. Así, y por sí misma, la poesía es la ética, que nos hace estudiar la naturaleza universal de la moral y las opciones morales específicas. Una vez más, me pregunto "¿debe la poesía ser ética o de otra manera?"

 

Sobre los poetas en nuestro tiempo

  El poder del poeta, aunque invisible, es muy real. Los poetas son una de las voces no reconocidas de influencia para el cambio social.

La función social de la poesía ha cambiado mucho en los últimos 200 años. Los poetas eran poco apreciados entonces, por una inmensa mayoría de la población, y son sólo un poco menos reconocidos ahora. Las apreciaciones de Emily Dickinson sobre temas políticos pertinentes en América no se apreciaban cuando ella vivía. Actualmente nadie con autoridad en el 2015 está pidiendo la opinión de Nick Flynn sobre el cambio climático.

Me interesa el contexto social de la poesía, en el que la poesía se convierte en el proceso de lectura o en la realización de la poesía. Algunos de nosotros somos activistas; creo firmemente que los poetas y la poesía deben ser agentes de cambio positivo en sus comunidades y más allá. Debemos alentar acercamientos intervencionistas a la poesía, a través de nuestros poemas, ensayos, charlas o al organizar eventos.

La poesía como una actividad social también aborda o corrige la relación de la conciencia con el lenguaje. El papel de la poesía, pensar en, alrededor de, y acerca de las premisas del lenguaje oral: para descubrir, mostrar, el ámbito formal de la lengua, sin la necesidad de crear una presentación razonable, o directamente comunicativa sobre el lenguaje o la poética o la filosofía.

La función social de la poesía es imaginar cómo funciona el lenguaje dentro de su cultura, mientras evalúa la cultura; esto sugiere que la poesía puede ser una oposición al fortalecimiento de los valores culturales en la esencia de la política y el entretenimiento. Sin embargo, la función artística de la poesía está en la búsqueda del placer de la vista, el sonido, y el intelecto.

Los poetas son a menudo acusados de ser demasiado intelectuales, no lo suficientemente emocionales, y sus poemas demasiado difíciles, complejos y teóricos. Los poemas son generalmente expresivos y líricos, en verso libre, y la condición sine qua non de la poesía. Poesía y poética, teoría y práctica, están relacionados entre sí. La poética es una extensión de la práctica de la poesía, y la poesía es una extensión del pensamiento con el poema y también el reflejo de la poética.

Como forma social, un valor singular de la poesía es la libertad, la complejidad y la profundidad que derivan de su pequeña escala. La poesía puede hacer muchas cosas con un lenguaje que no puede hacerse desde la narración convencional.

Hoy día, algunos poetas escriben sobre temas universales de forma accesible.
Los poetas en nuestro tiempo prefieren imaginarse a sí mismos como espectadores, no como legisladores como clamara el famoso poeta inglés Percy B. Shelley que "los poetas son los legisladores no reconocidos del mundo."

*

La luz del sol se hace

 

Sentimos el sol de la libertad de Monrovia a Ciudad del Cabo.
La luz del sol se hace y se hizo eterna de las montañas de Abuja
                                                                                    a Addis-Ababa.
Sobre las alas de una tormenta, hasta Trípoli marchamos
Nuestros cielos brillaron de Accra a Bamako.

Nuestra mente fue completada de Malabo a Maputo.
Vimos un tazón roto nacido en la abundancia, abandonado
                                                                              en Brazzaville.
Sentimos el sol de la libertad en Yamoussoukro, de ningún
                                                                           origen conocido.
La luz del sol se hace, se hace eterna de Kinshasa a Mogadishu.

Olas abrazadas por la carencia ahogaron el polen en Bujumbura.
Estábamos encarcelados injustamente en prisiones de esclavitud mental en todas partes. Sentimos el sol de la libertad en Lusaka
                                                                              Lobamba y Luanda
La luz del sol se hace, se hace eterna de Yaundé a Windhoek.

Una tierra hecha para responder las llamadas de prisión podría jugar
                                                                                   cerca del arco iris.
Vemos a nuestra África mancillada por la atmósfera agria de codicia,
Su respuesta fortaleció una luz interna largamente paralizada
                                                                                  por sus opresores.
Sentimos el sol de la libertad de Lagos a Harare.

Justo ahora vimos un halcón llamando a nuestro amanecer.

 

Respira con el mundo

 

Nada comienza, ni termina nada,
Una luz malsana nos retiene,
nada contiene
el dolor aquí
entre la huerta
ante la luna
cantando locamente,
aplastado y cantando
agrietado, sucio, con la lavanda
de la vida eterna.

 

Hablo

Hablo, hablo,

hablo en el resplandor de la luz de la luna

¿Dónde está ese sinsentido?
¿Dónde está ese sentido?
Nací cuando el sol cantaba

Vi claramente como una flor abierta
antes que bajara el calor mi mente aterrizó.

Hablo, hablo,
hablo palabras como cascada
y los días se enceguecen,

y los corazones ensordecen
La Tierra es mi cuerpo,
entonces adoro burbujas y espero
un sentido tranquilo, dichoso.

Hablo, hablo,
hablo como mi carne
he aprendido a oler palabras quemadas
que golpean mi corazón
pero mi cara ríe como hiena
Y la tuya como un sifón

asentándose en el cielo tan
azul como una piscina
Mi sentido corre hacia ninguna parte

Hablo, hablo

Hablo como el amanecer

Al alba la vida es sobre todo
sentido y sinsentido
y al atardecer nada, absolutamente nada.
Mi cabeza corría por todas partes y cantaba
hasta que el río se secó en todas partes.
Hablo, hablo

Hablo como la mañana
despertada de su sueño.

¿Cuál es ese sinsentido?
¿Cuál es ese sentido?
Vi sentido en lo sinsentido y sinsentido en el sentido.
Y me incliné hacia donde el sol corría
ya sin verterse
y nunca estoy segura...

Hablo, hablo

hablo como la naturaleza
canté mi mente al aire como tulipanes.
Mi sentido corre por todas partes.

¿Quién es ese sinsentido?
¿Quién es ese sentido?
Lo sabes porque estás en él.

Hablo, hablo,
hablo como un dios
hay una rosa en mi corazón
y hedor en el fregadero.
Basta ya,
no encuentro mi cabeza.
Pero he aprendido a conservar mis dos cabezas de barro.

 

Esta noche ha estallado


Sentada sola por siglos en aguas eternas.
Ayer tierra y cielos no pude llevar conmigo.
Perdida para la noche, perdida para una noche antigua en extremo
Convoqué a la luna a unirse a mí.
La luna se mantenía ebria.
Cielo y Tierra se habían ido y
medio sol estaba atrapado en la lengua de los ríos.
No obstante he sido una niña rebosante como un volcán

Sentada sola, por siglos olvidada y descuidada por mí misma.
Crecí en el entendimiento y en el malentendido.

Entonces me fundí a la habitación pero el sol seguía cantando.

La Tierra está pesada con este ritmo, una y otra vez.

En esta antigua noche siguen cayendo balas como hojas de otoño,
de la Tierra. Mi locura conocida por todos y cada uno,
en ríos claros con mil tulipanes crece mi corazón hasta los cielos.

Sólo para esparcirme como lluvia, pero el sol seguirá cantando.

Sentada sola por siglos
Con mis ojos nadando en oscuridad
entre ser y ser.
Estaban dentro de mí como flores
crecían muy dentro de mí
y lanzaban mi mente a través de miles de millas
Estaba segura y no lo estaba

Esta noche ha estallado.

 

No he visto el sol

Un pequeño hábitat en una montaña
y mis enormes piernas tranquilamente susurraban canciones
                                                                               desde el alba muda.
Alcé mis piernas y caminé sobre la luna. Qué viejas estas piernas frescas, corriendo tras de mí.

Grita un juglar hambriento adentro, pero la belleza se encuentra
                                                                            en tambores sin hogar.

Un castillo hambriento, de grano grueso como mármol y disparejo,
Endurecido, amargo en hambre y sed sobre la cima de la falla.
Salieron las mejillas de oro llenas de fuertes corrientes borboteando como volcán
que despertó las profundidades ocultas del dolor.

Más tarde aprendí que yo sabía sin saber.
El mundo acaba de llegar de visita.
No he visto el sol.
Vi inundaciones transformar castillos en otoño.

Tanto tiempo mis ojos se tornaron desiertos,
Luego volví a casa.
¿Serían mis piernas asomadas por la ventana?

Traducciones de León Blanco con la colaboración de G. Leogena

 

Publicado el 17 de marzo de 2015
Actualizado el 23 de agosto

Última actualización: 04/07/2018