Festival Internacional de Poesía de Medellín

Poetas invitados al 25 Festival
Internacional de Poesía de Medellín

Julio 11 al 18 de 2015

Poetas de América



Javier Naranjo Nació en Medellín. Ha sido docente, gestor cultural y promotor de lectura. Entre sus libros de poesía se encuentran Orvalho, Silabario, Lugar de cuerpo ciego, A la sombra animal, y De parte del aire. Casa de las Estrellas y Proyecto Gulliver, recogen creaciones infantiles. Las cartillas El Diario de Mammo y El Diario de… escritas para el MAMM (Museo de arte Moderno de Medellín) tienen como fin el acercamiento de los niños al arte. Casa de las Estrellas fue traducido y publicado en Brasil por Foz Editora. Coordinador de diversos proyectos de escritura creativa y de algunas versiones de La Escuela de Poesía en el Festival Internacional de Poesía de Medellín. Apoyó la realización de la primera Escuela de Poesía en Buenos Aires, Argentina. Ha participado en eventos, seminarios, ferias del libro y festivales nacionales e internacionales. Artículos y poemas suyos han aparecido en diversas revistas, periódicos y antologías.


Los niños y la poesía


Por Juan Domingo Argüelles
Publicado en www.jornada.unam.mx/

Carlos Monsiváis ha dicho, acertadamente, que la poesía es el género popular que se responsabiliza de la sensibilidad colectiva, al grado de que hasta los analfabetos la memorizan devocionalmente. “Por la poesía –explica– se descubren las potencias del idioma (el ritmo y las melodías diversas y complementarias) y, también, las iluminaciones que una sola imagen desata.”

Paradójicamente, la poesía es uno de los géneros menos atendidos en los programas de lectura dirigidos a los niños. Las “dificultades” del género poético alcanzan incluso a los promotores y mediadores del libro.

Gabriel García Márquez sostiene que casi todos los niños son poetas, pero que los adultos los echamos a perder. En el momento mismo en que aplicamos las pedagogías al uso, profesores, promotores, padres de familia y demás tutores acabamos, quizá de una vez y para siempre, con el natural don de lirismo e imaginación de los niños.

Refiere que, en cierta ocasión, aceptó ser jurado de un concurso de textos escritos por niños y, con gran desilusión, pudo constatar que los peores y los más abundantes eran aquellos en los que se hacía evidente la mano torpe y fría del adulto. Los “bien escritos” eran también los menos imaginativos y más fallidos: los que habían recibido una “ayuda” de los mayores que, al introducir una lógica y una previsible “unidad” en la escritura infantil, le habían cortado el vuelo a la fantasía y el ímpetu a lo imprevisto y, con ello, a la felicidad de la imaginación. La conclusión de García Márquez no puede ser más descorazonadora: ahí donde intervienen los adultos, para “remediar” el caos creador de la escritura de los niños, “todo se va al carajo”.

Lo que Monsiváis identifica como “las catástrofes de la enseñanza pública” son esas pedagogías que irremediablemente desembocan en la domesticación de la libertad creativa en aras de la uniformidad tecnocrática, autosatisfecha y conformista.

Por ello vale destacar el Proyecto Gulliver de Medellín, Colombia, encaminado a motivar y animar, en los niños, la libertad poética. Coordinado por el escritor y promotor colombiano Javier Naranjo (autor del libro Casa de las estrellas ), y con el apoyo de los talleristas Pedro Arturo Estrada, John Jaime Sosa, Diana Berrío, Viviana Restrepo y Leidy Diana Montoya, el Proyecto Gulliver consiste en talleres de apreciación literaria, estimulación de la lectura y escritura creativa, dirigidos a niños y niñas de barrios populares de las dieciséis Comunas de la ciudad de Medellín, organizados por la Corporación de Arte y Poesía Prometeo, y auspiciados por la Fundación France Libertés .

Parte del resultado de este proyecto se publicó en el volumen Proyecto Gulliver(Medellín, Corporación de Arte y Poesía Prometeo, 2006) que recoge algo de esta experiencia mediante la cual las niñas y los niños colombianos son animados a expresarse literariamente sin coerción y sin mutilarles la imaginación lírica y la percepción poética.

El Proyecto es definido por Naranjo y sus colaboradores como una experiencia de vida y poesía en las escuelas populares de Medellín, que propone un espacio de encuentro lúdico y libre, que privilegia la espontaneidad, la creatividad, la curiosidad y la soltura del gesto, para romper con “los esquemas tradicionales de una educación precaria y empobrecida por la rigidez y la carencia de imaginación”.

Gracias a esta experiencia, podemos saber que, en cuanto a definiciones, para William Stiven Henao, de once años, “el cuerpo es lo que nos sirve para encontrarnos con el mundo”, mientras que para Lizett Saldarriaga (nueve años), el gobierno es “algo que está lleno de hombres armados”. Para Daniela Giraldo (diez años), miedo es “lo que sentimos cuando encontramos solos”, y para Luisa Fernanda Henao, cielo “es algo que cuando miras para arriba se ve”. Mary Londoño Castaño, de diez años, nos entrega estas evocadoras analogías: “Triste como mi corazón./ Transparente como mi madre./ Opaco como los días./ Perezoso como la poesía./ Rabioso como mi boca./ Amargo como mi casa./ Agrio como la escuela.”

El objetivo del Proyecto Gulliver es “abrir un espacio de reconocimiento, de conciencia individual y colectiva, de sensibilidad y recomposición espiritual” para los niños colombianos, pues es claro, como dice Naranjo, que “la acción educativa entendida como formadora de seres humanos a partir de la prevalencia de nociones de índole positivista, ya no es satisfactoria”.

Lectura de poemas Condición del ajeno y Carreras 21 Festival Internacional de Poesía de Medellin. Youtube/revistaprometeo
Poemas Revista Prometeo # 88-89
Poemas Revista Prometeo #73
Poemas laseleccionesafectivascolombia.blogspot.com/
Poemas consejodeliteraturamedellin.blogspot.com/
Presentación Casa de las Estrellas Otraparte
Javier Naranjo visita TV Escola comkids.com.br
Articulo sobre Casa de Estrellas Revista Arcadia

Publicado el 5 de marzo de 2015

Mapa del Sitio
Gulliver: