Festival Internacional de Poesía de Medellín


Julio 8-15, 2017

POETAS INVITADOS


Caterina Davinio (Italia, 1957)


Foto del autor

Traducciones de Janus Pravo

De: Fenomenologías seriales, Campanotto, Pasian di Prato (UD) 2010


El amarillo el oro verdeando
como angustia
Que hiende mi espacio – cielo el líquido
sol mi cielo –
Tronaba en lo alto, un poco más arriba del horizonte
Y el verde grita en la hierba
Y el plomo de las nubes cierra la
tapa
Y el agua diamantina preserva todo el
mundo en los surcos de la tierra
y un poco más de mundo
y la luz toda por beber, fría
Y la sangre de hiedras enredado
A los pinos
Y el verde negro de los pinos
Y mi andar de sol entre los hilos de trigo
Y tu casa, antes del bosque
Y tu casa primera
tus cosas tu aire
tu mundo y tu pensamiento
tus amados
Y tu tiempo
Tu todo
Tu hierro tu piedra.


Guerras

Raya el agua duras colinas
Escabras laderas
Laderas nudosas y negras.
Arranco hilos de hierba como corro senderos
En el bosque
Y desfilan mis muertes
sin número
con paso de soldados
Marchan compactas
Luego rompen filas
feroces bajando por las
ingles y los senos
como lenguas y dientes,
arañazos y carne,
bajan duras como batallas dentro de mí
y al fondo de mis grietas.


Chat_love 2005

I
Wonder_38

Tu nombre encendido
en la pantalla y el corazón
rápido como una flecha.
El alma es algo sutil,
el alma es vidrio,
sus añicos cortan
en el pecho de sangre.
Desde el planeta, el más alejado del sol,
tú,
o sólo tu nombre
como un arco de luz.

III.
chat_love 4

Un día tras otro
enciendo las máquinas,
desplego su inmensa memoria,
cada día
incendio los motores,
luego dentro de mí me apago.

Pero tu nombre es un arco de luz,
Hiende la noche de la pantalla como una flecha,
Como una cometa
Y me falta aquel hacerte sentir.

Sabes que no creo en los mitos.
Amo los coches de carreras
y pocas cosas más 
que no puedo decirte.


De: El libro del opio / Il libro dell'oppio (1975 - 1990), Puntoacapo, 2012


(Heroína)
Arrabales

Necesito tu toque,
allí abajo, en los bares de la mala muerte de la ciudad,
donde sonrisas y miradas se entrelazan
y alguien caerá
en la calle.
Luces de los cafés
casi desiertos,
cara a cara
deponer las armas
persiguiendo una ola atormentada,
la suave marejada.

Galopan
Acosadas por el frío.

1981

*

¿Porqué han vuelto?
¿Porqué han ca´do otra vez
en la dureza en la dulzura?
Tú vendrás
todo en negro
en uniforme nocturna
llevando tu inocencia por las calles.
Ha pasado el tiempo
Ha durado un instante
siento la sangre que fluye sombría
me doy cuenta
que he sufrido para nada.
He visto horas que nunca pasaban
se han ido solas
¿dónde se iban?
No las noté pasar.

1982


*

Caterina Davinio, nombre artístico de Maria Caterina Invidia (nacida en Foggia, Italia, en 1957), ha vivido en Roma desde el 1961 al 1996, donde, después de haberse graduado en Literatura Italiana en la Universidad La Sapienza, se ha ocupado, como artista y teórica, de escritura y nuevos media, en contacto con el circúito de la avanguardia internacional. Es una de las pioneras de la poesía digital. Su trabajo ha sido presentado en Europa, Asia, Américas, Australia, en centenares de mostras, como las Bienales de Sidney, Lyon, Atenas. Mérida, Liverpool (Independents), Hong Kong, Manifesta, y siete ediciones de la Bienal de Venecia y eventos colaterales, donde ha colaborado también como coordinadora.

Entre sus publicaciones, cuatro novelas: Il nulla ha gli occhi azzurri (2017), Sensibìlia (2015), Il sofà sui binari (2013), Còlor Còlor (1998); los ensayos: Techno-Poetry and Virtual Realities (2002) y Virtual Mercury House – Planetary and Interplanetary Events (documentos y textos sobre la Net-poetry. 2012). Es autora de pluripremiados volúmenes de poesía, como: Serial Phenomenologies (2010), Il libro dell'oppio (2012), Waiting for the End of the World (2012), Fatti deprecabili (2015), Aliens on Safari (poesía y fotografía, 2016), Rumors & MotorsConcepts of Poetry (poesía digital, 2016).

Crítica: Giorgio Barberi Squarotti, uno entre los mayores críticos literarios italianos, escribe de ella: “Poesía nítida, esencial, hiriente, entre ironía y tragedia, con arranques fulminantes de desesperación y de piedad, de memoria y de angustia. Tiene una grandeza dolorida y perdida”. Y el poeta y crítico Dante Maffìa escribe: “Es capaz de oscilar entre alusiones clásicas a los textos sagrados y a las obras de los grandes como Hólderlin, Baudelaire, Borges, Artaud y Celan, y después venir a pactos con la Beat Generation, con Ferlinghetti, Corso, con las letras de las canciones, con páginas de la filosofía de los existencialistas, con adhesiones inmediatas, con rechazos, con llamaradas vastas e inmensos fuegos, con resonancias de música jazz y pop”. Entre otros criticos que se han ocupado de su trabajo en Italia y en el exterior: Jorge Luiz Antonio, Eugenio Miccini, Francesco Muzzioli, Giorgio Patrizi, Lamberto Pignotti, David W. Seaman.

Publicado el 1 de abril de 2017

Mapa del Sitio
Gulliver: