English

Jhonatan E. Macías (Colombia)

Por: Jhonatan E. Macías

Hay aves desterradas,
hombres nómadas,
aguas que mudan su forma,
así, de modo similar, debo partir.

Hoy no hay un lugar totalmente seco,
allí en la aridez
la sed nombra el agua.

Aún llueve en la ciudad,
veo las palabras como clamor en las paredes.

 

LI


Te he mirado mientras duermes
como cuando alguien
tiene en sus brazos al ser amado
y éste ha cerrado los ojos
porque ha muerto.
El recuerdo me acusa,
el deseo me hace culpable,
cuando quiero adelantar el tiempo
éste se predispone
en contra mía
para andar muy lentamente
y enfrentarme a tu mirada.
Es casi imposible no mirarte.
Tu sonrisa dormida
me acompaña como
un fiel retrato de todo tu ser.
Ciudad que duermes,
a veces te veo muerta;
a veces, sólo dormida

 

Canto de pájaro


Tragar hueco y piedra entre el pantano
para llegar hasta lo que resguarda la montaña,
el secreto de la orquídea,
el canto de pájaro,
la invitación a café
en una casa de madera entre la nada florida,
neblinosa y tranquila.

¿Llegaré a ver hoy a los niños de la escuela?
¿Llegaré a escuchar a los niños con voces de tierra?
Me dicen que el aullido de aves a la distancia es de ellos,
no veo la montaña, veo la neblina
y tras del blanco la voz.
Ahora después de un rato veo el canto,
Miguel es el canto.

Abril, 2019.
Vereda Chaguaní-Tarso

 


Canto madre


Encontrémonos en la última calle del recuerdo,
en el ánfora de perfumes que da a la memoria un sabor más dulce,
encontrémonos de nuevo donde una vez nos sentamos
a tomar el café de madre
y hablamos largas horas hasta hacernos viejos.

Saltemos por encima de las almas tristes
para hacer llover la esperanza,
canto, campanas de agua,
tambores, corazones que dan el ritmo,
un espejismo en la montaña, luz del mundo.

¿Regresarás algún día?
La voz de una madre canta
al lado de mil voces más que claman presencia.
Cantarán, harán de las palabras
ritual que convoca el regreso,
canto grito;
canto húmedo de una madre

X

 

Allí, sobre el cuerpo de la ciudad
recuerdo que no soy más que
un fragmentado descubrir
de historias de infancia,
el descubrir de amaneceres en los ojos
de primeras palabras.
Los primeros deseos
las primeras cosas observadas:
madre, padre,
sueño, cuna
cielo, ciudad.
Ciudad invisible que camino y se alumbra.

 

 

XXV

 

Ritual de acercamiento.
Si me acerco al dolor
que algunos callan
y palpo con mis pasos las cicatrices secretas
los hombres ciegos podrán acercarse
a la lectura braille con las huellas que dejé
y caminar por la ciudad invisible,
y ser allí, de alguna manera, mis pasos,
una caricia de sanación.


Jhonatan E. Macías nació en Medellín en 1991. Licenciado en lengua castellana, Ha publicado el libro de poesía Anatomía Invisible, la ciudad amanece, 2015. Desde 2016 hace parte del grupo de escritores del Centro de Desarrollo Cultural Moravia.

Publicado el 31.05.2018

Última actualización: 28/07/2022