English

Belen Kock-Marchena (Bonaire)

Por: Belen Kock-Marchena
Traductor: Nelson Ríos

Cada pequeña cosa

 

Cada pequeña cosa
que pueda acariciarte,
sostenla,
guárdala cuidadosamente
en el cajón
de tu corazón,
y así,
en momentos
de oscura desesperanza,
recordarás
que no muy lejos
guardas
tiernos recuerdos
para revivirte.

De Miracle

 

 

Herencia

 

No quiero heredar
la casa costosa,
ni la parcela de tierra
detrás en el campo,
sino la receta
de este hogar armonioso
y sólo un poquito
del suelo fértil
que plantaste,
con la calidez
de una madre dedicada.

No quiero heredar
Las joyas preciosas,
ni los vasos de cristal,
sino las mil
estrellas en tu corazón,
que brillaron
en momentos cruciales
en mi vida,
y trajeron luz.

No quiero heredar
imagen alguna,
ni el rosario
que cuelga
en tu cabecera,
sino
tu buen ejemplo,
aquel que me enseñó
cómo vivir
mi fe.

De Beyond the Horizon

 

 

Cuidar

 

Creí
haber escuchado
a mi madre susurrar
que la llevaran donde su Mamá.

¿Está perturbada quizá?
o tengo que aceptar
que a lo lejos
signos del más allá
impregnan su mente.

Pero no quiero
que el esplendor
de sus ojos se apague.
Es su frágil fuerza
lo que aún
nos encadena
la una a la otra.

Madrecita,
ahora es mi turno
de cuidarte,
de ayudar
a ponerte piyama,
de perfumarte,
y sentir
la uña de tu pulgar
imprimiendo una cruz
sobre mi frente.

Buenas noches,
quieres decirme.

De Den bena di vida

 

 

Basta

 

Maestro,
me cansa
escuchar tu voz
escupir sin piedad
palabras que
me derriban
hasta lo insignificante.

No deseo caminar
con la marca
de la ignorancia
atorada
en mi espalda tensa.

¿No sabes
que soy humano,
que lo que tienes
yo no lo tengo,
y que lo que tengo
tu no lo tienes?

Ten cuidado
mañana
cuando crezca,
esta mula educada
tendrá que desenterrarte
de tu aislado abismo.

Entonces... maestro,
te eligen
también para educar.
Abre tu boca entonces
y deja que tu lengua
hable el idioma
de un corazón civilizado.

De Beyond the Horizon

 

 

Un mensaje para ti y para mí

 

No pido demasiado,
sólo abre la jaula lo suficiente
para que yo pueda volar
y vivir libremente a tu lado.

Me tienes
protegida,
restringida,
consentida
como si fuera tu propiedad.

Quizá tienes miedo
a que vuele lejos,
¿tú permanecerás en la soledad,
mientras voy presumiendo
que gobierno el mundo?

Acaso
Dios
nos ha destinado
para dominarnos
o
para complementarnos?

Por lo tanto…
Déjame amarte
y sentir en tu tierno roce,
y en tu forma de pensar
la persona preciosa
que soy.

De Miracle

 

 

Más allá del horizonte

 

Quizá
he olvidado
tu propósito,
pequeña estrella titilante,
adorno navideño
oculto en el tronco de un árbol.

Quizá
he ignorado
intencionalmente
tu profundo significado
para una humanidad
profundamente dormida
en el regazo de la oscuridad.

Quizá
yo quería creer
que mi misión
era hasta este punto.
Más allá del horizonte
no podía alcanzar.

Pequeña estrella titilante,
qué tonto de mi parte.
Gracias por recordarme
que mi misión es
servir a otros
sin límites
en cualquier momento,
¡en cualquier lugar!

De Beyond the Horizon

 

 

¿Hasta cuando, hijo mio?

 

¿Qué día,
qué año,
cuánto tiempo más
tomará
hijo mío,
para que salgas de
de este cataclismo
de una lengua
que no es
tu lengua?

¿Qué día,
qué año,
cuánto tiempo más
hijo mío,
tendrás que sufrir
la burla de otros
por errores cometidos
en una lengua
que no es la tuya?

¿Qué día
qué año,
cuánto tiempo más
hijo mío,
le tomará
a los cajones
cansarse
de informes
amarillos envejecidos,
de una lucha
por una lengua
que es tu lengua?

Un día hijo mío,
tu sueño,
mi sueño,
nuestro sueño,
será realizado,
y
nuestro dulce papiamento
marchará
entrará a nuestras escuelas
en toda su grandeza
y belleza.
Entonces,
Orarás,
leerás,
escribirás,
contarás,
cantarás alegremente,
en tu
gran lengua
¡Papiamento!

De Mas leu cu horizonte/Beyond the Horizon


Belen Kock-Marchena nació en Bonaire en 1942. Es poeta, narradora y profesora. Escribe en papiamento y holandés. Editó el CD de poesía Alimento para el alma. En sus poemas, directos y conmovedores, utiliza un lenguaje muy visual. También concede gran importancia a la palabra hablada. Se ha presentado en programas culturales en Aruba, Bonaire, Curazao y en los Países Bajos.

Ha publicado, entre otros, los libros de poemas: ¿Estás ahí ... felicidad?, 1989; ¡Señorita, traje una mantequilla!, 1994; Vibración de amor, 1995; y Milagro, 1998. El título de este último libro proviene de un breve poema que habla de una lágrima que humedece una semilla, haciendo que germine y produzca hojas verdes. Esta imagen indica el tenor de los poemas: de negativo a positivo. Una lágrima provoca la germinación, pero la vida aún proviene de una hendidura.

Links a Belen Kock-Marchena:

-Herensia-Belén Kock Marchena (music by Raffy Kock & Javier de la Calle Álvarez)
-Fuhikubo ta presentá: Belen Kock-Marchena. Vimeo

Publicado el 23.03.2021

Última actualización: 08/04/2021