English

Mamang Dai (India)

Por: Mamang Dai

Encierro


Nacimos verdes
protegidos en los rituales de cultivar las cosas
plantando, preparando símbolos auspiciosos para un Año Nuevo
cuando la guadaña del tiempo lo segó todo
Y aparecieron las pistolas termales.


01
Entre protegidas e infectadas
nuestras palabras están desterradas tras una máscara.
La primera respuesta es solitaria. He aquí la historia del Covid-19
Una guerra de teoría y culpa.
Nada está exento:
Naves comerciales, camellos, caravanas,
una civeta de la palma, pangolines,
un mercado es estregado hasta la muerte---
El sol se está poniendo,
Apréstate, el viento está empezando a aullar.


02
Pero fuimos nosotros, estoy seguro de que fuimos nosotros-------
No lo digas. La orden está clara.
No digas esas cosas acerca de la codicia y la dominación
acerca de cruzar la linea,
Pez, ave, cuero, marfil, hueso de ballena
Desahucio y robo

Habla de nuestra salud.
Es una gran cosa----
Teoría de germen, Material Tóxico
Hay comida y dinero sobre la mesa,
Internet y Alta Tecnología,
Para el bien público –---Quédate en Casa. Mantente a Salvo.


03
Cuán a salvo?
Me desperté esta mañana intentando recordar
los rostros de mis amigos.
He olvidado la forma de mis chancletas.
Hay alguien cantando una canción?
Qué es Canción. Roce. Otro país?
Bajo vigilancia
En sitios de aislamiento tengo miedo
De que alguien se introduzca en nuestras cabezas

Tras la guerra----- la segunda siega.
Las sirenas resuenan.
Alguien grita
No puedo respirar!
Y estamos esperando,
protegiendo nuestras vacilantes lámparas.
Se está extendiendo la niebla blanca?


04
Pero nacimos verdes. Estoy seguro
A mitad del verano el árbol Taan (1) florecerá de nuevo.
Un día nos tocaremos a través de la estática
para honrar a los muertos, lavar la sangre de nuestros pies.
Cuando no hay donde esconderse
entre los refugiados y los sin casa
el objetivo es el mismo
sobrevivir, sentir de nuevo latir los corazones.


05
Al diablo el hambre y la desesperanza!
En el laberinto de la vida y la muerte
Si una segunda oportunidad es recuperar el sentido,
Una memoria flotando en nuestras venas,
Allí---más allá de la ciudad gris y las zonas rojas
Allí queda mi aldea natal----
Cargaremos con los viejos y los heridos,
Alzaremos a los niños, los alzaremos bien alto,
cuando el camino nos encuentre otra vez, llamándonos a las cosas vitales
Verde es el sol
El tiempo es el viento llevando un gran pincel
mezclando colores por las antiguas corrientes
que flotan en todas direcciones.

 


Cuando necesitábamos a alguien


Cuando necesitábamos a alguien
Invoqué al chaman,
buscando las palabras de las generaciones
para que nos acompañaran,
Dónde están todos los chamanes?

Necesitábamos a alguien
que reparara estos huesos, levantara este brazo,
revistiera este hombro, espina dorsal, cuello, con finos ornamentos
y pusiera un encantamiento bajo estos pies
curara este corazón
y reclamara vida y esplendor.

El fuerte escarabajo negro es un tío
que llega de visita en la cola del viento
esta mañana lluviosa.

No, las palabras no están muertas.
Susurrando a través de los árboles
los chamanes están en el jardín,
su oficio no está terminado,
enumerando cada momento curtido
como cuentas, en una larga conversación
para alcanzar dominio sobre el tiempo.

Aquí nos encontramos cada día -
chamanes, plegarias, espíritus.
Las abejas me traen un mensaje:
Esto es para tu protección,
Recuerda y cree
la verdad acerca de la tierra----
agua de lluvia, sueño.

La verdad acerca del amor---
comer flores y espinas.

La verdad acerca de la vida -
comer flores y espinas.

(1). El Taan es un árbol alto y florido del cual se cree que tiene virtudes protectoras, para purificarse y resguardarse.

 

A la manera de Gabo (2)

(Un poema del encierro)


Nadie puede decirlo como tú lo dijiste
Acerca del amor y la magia,
La soledad, y el envejecimiento

Aquí hay mariposas blancas
Arremolinándose por el jardín
Y el aroma de almendras amargas
Es el aroma de azahares

Tú lo sabes, el amor también es un virus
Atravesando continentes y océanos
Saltando a los navíos,
Atracando en puertos y ciudades
tan ansioso, encantado,
a las orillas de otro río
en el tiempo de la cuarentena

Hay lineas y lineas
de comunicación
Abriéndose paso a través de una pandemia virtual
Una tristeza nombrada, sin nombrar,

Fermina Daza (2), es cierto
Que todo está en nuestras manos?
Afuera de mi ventana
Rojos hibiscos, rojos.
Si el objetivo es sobrevivir
Es tiempo otra vez de levar anclas

Por cuánto tiempo, quién sabe?

Nuestra antigua vida se acabó.
Es otro verano.
Y las páginas van pasando
En una crónica de cosas predichas

Una bandera raída en tiempos de encierro.
A pesar de los vientos contrarios
Una bandera raída esta ondeando,
La verás aquí y allá
En dirección al futuro,
Agua salada, caricias,
Boyante como los corazones de antiguos amantes
Lo bastante joven para creer -
en para siempre.

(2) Personaje de El amor en tiempos del cólera.

 

Isla flotante

La cuesta de la montaña trata de alcanzarme,
estirándose hasta el agua.
Querida, no te vayas,
apóyate, apóyate en mi hombro.

Hondo en mi centro una mujer duerme,
apretando la mejilla en mi almohada
vívida de sueños.
Los pájaros del verano anidan en sus pechos.

Quién sabe en qué dirección girará la corriente giratoria.
Adiós, montaña ciega, pegada al cielo.
Cuando el día se va plegando en la distancia
mi corazón se aferra a la vida del agua –

Hacia lo hondo, hacia el verde marino
navegando sobre un latido
los lirios se disparan como peces espada,
y la mujer ríe, está riendo.

 

 

Poeta loco


El reluciente martillo de la lluvia
está derribando caminos y montañas.
Ven hasta aquí, poeta loco recostado en la puerta,
Ven hasta aquí
No hay tiempo para decir nada de modo apropiado
Inundado de imágenes
el mundo es una esfera que late
enseñando amor, enseñando odio,
murió el hombre que amaba las flores
con una banda roja alrededor del cuello.
Agarra tu pistola
toma el cuchillo
arréglate esa cara-----

Poeta loco, brisa del crepúsculo
que te hala por la manga
Una vez sucedió que, por nuestra ausencia,
dejamos morir a un ser amado.
Ahora no puede irse
atado a la eternidad de una sonrisa de mujer
cuando alguien escribió acerca del Tiempo
y la felicidad de las jóvenes madres
con sus niños.

No tiene sentido pretender
que hemos cambiado identidad.
Lanzados a las olas
los barcos del verano se alejan deslizándose
hacia el futuro.
Azalea, azalea, estallando de amor,
aferrándose al acantilado y la roca,
es este un lugar adecuado?
Por qué no-

En su elemento
La lluvia cayéndole en la cabeza,
Loca mezcla de aire y agua
Poeta loco, simple otra vez
murmurando con el murmullo circular del tiempo
quedándose hasta el fin,
para asegurarse de que nada sea dejado atrás.


Mamang Dai nació en Pasighat, India, el 23 de febrero de 1957. Es poeta, novelista y periodista. Ha contribuido a la transmisión, a través de la literatura, de las narraciones orales de la tribu Adi, a la que pertenece. En su obra está presente la naturaleza, la mujer, la tradición popular y la mitología.

Ha publicado, entre otros, los libros de poemas: Poemas de río, 2004; El bálsamo del tiempo, 2008; El telar de Hambreelmai, 2014, y Letras de supervivencia del pleno verano, 2014. Por su novela La colina negra, obtuvo el Premio de la Academia Sahitya en 2017. Otras de sus novelas: Las leyendas de Pensam, 2006, y Estúpido Cupido, 2008. También publicó la aclamada fábula La reina del cielo, 2005. En 2013 obtuvo el Premio Padma Shri, el cuarto reconocimiento civil más alto en India, por sus contribuciones a la literatura y la educación.

Links a Mamang Dai:

-Mamang Dai: la poética de la naturaleza viva artesescenicasdeindia.org
-Poemas de Mamang Dai. Luvina. Foros
-Mamang Dai. Poetry International Web
 -Poetry at sangam. Poems of Mamang Dai

Publicado el 23.02.2021

Última actualización: 11/04/2021