English

Momila Joshi (Nepal)

Por: Momila Joshi
Traductor: Arturo Fuentes

¡El tiempo del sol!

 

 

Aunque el sol es alegría en sí,
                    verdaderamente se desvanece al anochecer.
                            Pero no puedo contener el sol de mañana
                                              ¡Dentro de mi canasta de hoy!

Aunque el sol es sufrimiento en sí,
                 Negarme a estar con él desde hoy
                 ………………..………………………………….
                 No, ¡difícilmente podría hacerlo!

En este momento,
                 En algún lugar entre los difusos fragmentos de mi visión
                                  Alguien intenta caminar en la oscuridad
                                                 Como si apagara la luz para pensar en el tiempo.
                                                                A la orilla del río
                                                                               Él va a la deriva, a lo largo del río mismo.

... Y desilusionada
Corro hacia su origen
Para caminar conscientemente con él,
Pero se ha adelantado mucho
Antes de que pudiera alcanzarlo.
Él era "Tiempo" al fin y al cabo,
Era aquel mismo sol
¡Imposible de rechazar para mí!

El sol, del que apenas podría
Protegerme con mis manos.
El sol,
Que difícilmente podría contener
Dentro de mi canasta.

Era, al fin y al cabo, ¡el Tiempo!

 

 

El dios de los humanos

 

Templos hechos por el hombre
                 y Dios revisitado,
                         en su interior.

¡Hoy, tiembla alguien y teme al mismo Dios!

La fe,
            es construida por humanos después
                      de limpiar las sucias épocas.

¡Y el hombre comete crímenes ante el mismo Dios!

A veces,
               al confesar crímenes
                         en un tiempo atípico
                                             ¡el hombre se vuelve humano!

Mientras que a veces,
                al no repetir el crimen
                         el hombre se vuelve el Dios de los humanos.

 

 

 

Una nostalgia temporal

 

Cada mañana
sin razón alguna
me vuelvo prisionera de mis sueños.
Pero
no consiento ser llamada convicta
a los ojos de los demás.

Ahora,
estoy tomando un vuelo
escapando de la vigilancia de los guardias
hacia la tierra lejana de mi propia psiquis
donde
el cementerio de mis recuerdos
no será reconocido.

Siento
a esta hora
desde los labios cerrados de la rosa
un multifacético perfume de dolores
¡que apesta!
Quizá
del mismo modo,
la conciencia del hombre
esté medio atrapada
en el agujero negro de su propia mente,
como Birupaksha.

¡Nostalgia temporal!
¡La vida, realmente
vale mucho la pena vivirla! ¡…!

 

 

La vida es casi toda agua

 

La vida, transformada casi toda en agua.
Me han vertido aquí;
sacié la sed de alguien allí
y me llevé un cadáver a la deriva.

Aquí
Tuve que fluir, un río Ganges
ya reunido
volé por el sucio Tukucha siempre,
Cuando tuve que tomar un vuelo como las nubes aquí y allá
silenciosamente diluvié por todas partes
La vida, transformada casi toda en agua... me llevé un cadáver a la deriva..

Tuve que armar saligramas
pero deambulé y me deje ir;
tenía para ofrecer un tacto cálido que purificaba,
pero me derretía en el contacto
La vida, transformada casi toda en agua... me llevé un cadáver a la deriva.

Tuve que brillar perlas
que destellan sobre las frentes
tuve que limpiar el corazón sórdido
siendo elixir sagrado,
tuve que rociar el desierto
pero se evaporó en un suelo extraño,
tuve un deseo de flotar y flotar por el cielo,
pero vaciada en el mar mediterráneo
el anhelo tuvo que arrojar una sombra fresca
no obstante, extendió una lluvia al mediodía
La vida, transformada casi toda en agua... me llevé un cadáver a la deriva.

Cuando esta vida se volvió escalofriante y se congeló,
me sucedió caer frente a ti,
y al crepitar me caliento y me quemo,
una llama me asediaba desde adentro.
Procesiones nupciales o fúnebres
ambas fueron iguales para mí
porque, ¡resignadamente me derramaba por los ojos!
Quise hacerme amiga del lago
hasta mi última exhalación,
pero me sequé contra mi voluntad
a la mera vista del sol.
El deseo de congelarse por dentro
Colisionó, porque caía desde los ojos
La vida, transformada casi toda en agua ...  me llevé un cadáver a la deriva.

Si estuviera condenada a derramarme
al menos debería haberme convertido en un espejo,
con un toque tierno
Deberían haberme representado entre las pestañas
Incluso después de domesticar mis sentidos
Me transformé en los colores de un arcoíris.
Mi yo ebrio
transmutado en el Mar Negro interior.
Cuando tuve que vivir como nubes
me subastaron en el cielo.
Tiempo y espacio me importaban poco
e incluso me deslicé por los aleros,
Ni rosas ni helechos me importaban
y lloré como rocío sobre ambas hojas
La vida, transformada casi toda en agua...  me llevé un cadáver a la deriva.

La vida, es casi toda fluido.
Estar ebrio, ¡eso es todo!
La vida se tornó informe,
¡sin un volumen definido!
La vida humeaba como el humo, y con él
me sumergí en la niebla,
morados apestaban toda entera,
y sonrío sobre las cicatrices resultantes.
¡Si la vida sólo fuera interminable!
En lugar de ello
me convertí en la lúgubre imagen del crepúsculo.
Debí haber medido una caminata helada
me han derretido al final de la frontera,
debí haber vivido una vida helada
pero me derretí en un beso único como algún asunto.
La vida, transformada casi toda en agua...  me llevé un cadáver a la deriva.
 

 

 

Sufrimientos: entre paréntesis...

 

Cada noche
la luz desaparece a través de mí,
pero no se queda conmigo.
..........................................
Cada mañana,
antes de la iluminación de las ESPERANZAS,
ella colapsa
en mis ojos.
Porque
mis ojos invitan a Lágrimas de lluvia.

Cada anochecer pesadillesco
una multitud de rufianes me envuelve en telas,
pero
no me quedo conmigo.
............................................
Cada mañana
el mar me da una ducha
pero ni una gota termina siendo mía.
Los colores se dispersan
en mi oscuridad
pero no se suman en un simple
RETRATO
...............................................
Los colores oscurecen
hacia la inutilidad junto conmigo
¡y nada conocido
queda de mí!
En la luz opaca,
Yo, sólo una roca maldita
Ahalya herida
sombra fragmentada
yazgo caída en alguna parte: aquí
Este momento,
Yo, una cuestión de totalidad
me apoyo contra la montaña
de verdades parciales (????)

Sufrimientos: ¡dentro del paréntesis...!...!!

 

 

La imagen florida

 

Desde un vacío
una imagen florida ha caído
sobre una aldea de piedras.
La distancia entre
flor y espina:
estando tan cerca pero tan lejos y en silencio
incluso en la misma cama.
***
Como la Civilización Griega
el momento en que floreciste
¡recordando tu elegante sonrisa entre espinas!
¡Acabo de olvidar pedirle a Dios su bendición!

¡Debes haber escondido un océano de lágrimas!
veo tu imagen
reflejada en el espejo roto
más bello, como AMOR.
Desvanecida en el calor abrasador
¡No importa
cuánto te escondes en tus ojos!
puedo reconocerte
incluso en la oscuridad
¡por una intuición perteneciente al amor!
***
Ojos encontrándose con flores
¡es algo triste!
De aquí surgirán
las próximas faltas preciosas...


Momila Joshi nació en Dhankuta, distrito montañoso al este de Nepal, el 23 de enero de 1967. Es poeta, ensayista y editora. Es una de las mejores poetas nepalesas, conocida por sus habilidades literarias y recitativas. Sus poemas entonan canciones de vida y el poder del amor y hacen eco de la sensación de rechazo, abatimiento y de las punzadas profundas del sufrimiento. Ella busca la liberación en sus poemas.

Ha publicado los libros de poemas: Después de que florezca el cerezo, 1995; De abajo vienen las luciérnagas, 1998; Tormenta florida en altura inalcanzable, 2004; y Nota de suicidio de Bhimsen Thapa, 2014; así como la colección de ensayos líricos Un forastero en la corte de Dios, 2010. Sus obras han sido traducidas al inglés, hindi, bengalí, coreano, chino, japonés y ruso. Ella es la presidenta de la Fundación Dot Com de Arte y Literatura de Nepal, una organización pionera en su país.

Ha recibido varios premios literarios, entre ellos el Premio de la Academia de Poesía de Nepal; el Premio Honor de la Juventud; El Premio Gunjan al Talento; El Premio Yuwa Varsha Moti; El Premio al Talento Nacional (Región Oriental); y el Premio Bhagawati de la Feminidad. Ha compilado y editado, quizás el mayor volumen de poemas nepalíes modernos, Alma bailarina del Monte Everest. También es la editora en jefe de la revista literaria Kalashree y de la revista online www.nepalikalasahitya.com/ 

Otros recursos sobre Momila Joshi:

-Momila Joshi. Brief presentation on Boss Nepal
-Life Is All but Water. by Momila Joshi. Poem in Thegorkhatimes.com
-Momila Joshi. Only When a Branch is Axed! on bigbridge.org
-Momila Joshi on Sucharu Online TV YouTube Channel
-MUSIC EVE || Interview to Momila Joshi || Jaina Kunwar/Sudit Shrestha
-Srastasanga Shilapatra I Episode 1 Poetry reading Momila Joshi -Video-
-KIitabka Kura-Momila Joshi and Ashesh Ghimire  Inteview -Video-

Publicado el 25.04.2021

Última actualización: 25/04/2021