English

MPESSE Géraldin (Camerún)

Por: MPESSE Géraldin

hoy es la fiesta

 

escucharemos los cantos de aves

descalzos en la rueca del amor

donde mediremos la sombra del tiempo

que nos persigue

 

te damos las varillas del pueblo

para que toques el tambor de la fraternidad

que nos reúne desde hace siglos

y en las tinieblas del día bailarán

los ancestros al ritmo de pasos olvidados

en el tumulto del tiempo pisado

 

hoy es la fiesta, amigos

y escucharemos los cantos de aves

que se unen a estribillos del cuentacuentos

 

el juglar con su mvet

 resucitará el tiempo muerto

y la luna sabrá recalentar

las sombras que susurran

a la selva los abismos del pueblo desnudo

 

 

mujer, somos peregrinos

 

truena el silencio al cruce de las huellas

de los pasos perdidos del amor

y te sobras solo esa sonrisa que es

el velo que esconde las heridas del tiempo

el eco de tu voz que atraviesa los vientres

de las selvas sagradas y convida tus hijos

a la feria del amor

 

mujer, somos peregrinos del infierno

y queremos alcanzar la selva de fuego

donde queman la fe de la sociedad

contigo buscaremos formas

para salvar a toda costa la cultura su alma

 

no queremos perder tu sonrisa

la antorcha que alumbra nuestras vidas oscuras

y sabe comunicarse con los ancestros

 

 

 

la bandera del mundo

 

el Humanismo es el mástil de la bandera

del mundo que tiene un color único

y ese color simboliza el triunfo del Humanismo

sobre el capitalismo

 

es el verde de los árboles que dan vida

mejor que las empresas que los reemplazan

 

cuando flota la bandera del mundo

encima de la maldad de los hombres

su aire puro nos llena los pulmones de esperanza

y rompe los muros y susurra la felicidad

a la humanidad

 

la bandera del mundo tiene el color

de las selvas ecuatorial y amazónica

adornada por una estrella blanca

símbolo del amor que nos brinda el Cielo

 

su himno es la poesía, una rapsodia

que cantan los poetas unidos en la orilla del mar

y sus olas la llevan a través de la tierra

para un mundo sin muros

 

 

vengo de la oscuridad

 

vengo de la oscuridad

del tiempo

borracho de la mierda

de los juglares del tirano

 

vengo de las entrañas

del silencio vicioso

y quiero golpear con mis puños

el tiempo el cómplice del cielo

que menosprecia la tierra

 

quiero prestar tu lengua afilada

para cortar la zozobra que

crece en los patios de mis paisanos

 

vengo con mi corazón

lleno de susto por este mundo

de tinieblas

y quiero que juntos alumbremos

los senderos que llevan al patio

grande de la paz

 

 

 

dulcinea

 

ayer cuando las tinieblas

tragaban el día

me pediste el cielo

 

hoy te traigo este bolsillo

lleno de mis sueños difuntos

y las penas del pueblo miserable

 

por allí los bosques de África

escucha el susurro del viento

son voces de los antepasados

 

escucha la voz de Um por ahí

las ramas del ébano

 

escucha la voz de Njoya

que arrastran las olas del Sanaga

 

 

 

 

sanaga

 

cuando toca el último eco del tam-tam

sigo las huellas de las ranas que se reúnen

con los cangrejos para cantar tu grandeza

 

en la ribera, con mi mirada acaricia tus olas

que no envejecen en tu vientre hipócrita

para que me digan cuántos años lleva corriendo

a través de Camerún

¡habla, Sanaga! ¡habla, Sanaga!

te quedas mudo pero la selva que te rodea

me cuenta que vio nacer, crecer y morir

todos los baobabs sagrados de mi pueblo

 

¡dime, Sanaga! ¡dime!

¿por dónde pasó la serpiente enigmática

cuyo lomo sirvió de puente a mi tribu?

 

tú eres grandeza, Sanaga

cuando cae la noche tus olas se mezclan

con los cantos de las ranas para celebrar

tu magnificencia y tus méritos

te quedas mudo pero sigues ocultando

la verdad al pueblo

 

 

no lo queremos

 

no,

no queremos que la mano del odio

escriba la historia

amor, la tierra es el mesón donde naciste

aunque te pisan los humanos

y te quedas enano

 

no queremos que el odio

sea el escritor de tan bellas historias

que nos susurra el silencio de ese río

 

no queremos que la historia se escriba

a puntas de escopetas

o con el ruido horrible 

de estallidos de bombas

 

no, 

no queremos que los gritos

de dolores, de melancolía

sean los cantos a los cuales se acostumbre

la tierra

 

el odio no tiene que ser el escribano

del testamento de nuestro pueblo


MPESSE Géraldin nació en Evodoula, Camerún, el 31 de mayo de 1991. Es poeta, escritor, traductor, docente de español y fundador y director de la revista cultural Lepan África. Obtuvo una licenciatura en lengua y lingüística española por la Universidad de Yaundé. Escribe en francés, en eton y en español. Muchos de sus textos están traducidos al inglés. Autor del libro de poemas El grito de dolor, 2016, sus poemas y relatos han sido publicados en numerosas revistas y antologías literarias en África, Hispanoamérica y Europa.

Participó en el taller de escritura organizado por Bakwa en 2019 en colaboración con la Universidad de Bristol. En 2020, fue invitado a la primera edición de la Feria del libro del Lycée Fustel de Coulanges. El mismo año, participó en muchos festivales internacionales de poesía (virtuales): Festival Internacional del Norte Poesía en Tránsito, Festival de poesía de Guyaquil Ileana Espinel Cedeño, Festival Internacional de Poesía Amada Libertad, Festival Internacional de Poesía México, entre otros. Socio de la asociación literaria CLIJEC, desde 2015 es uno de los coordinadores del African Festival of Emerging Writers (FESTAE).

Links a MPESSE Géraldin:

-Antología: MPESSE Géraldin. Alter Vox Media
-Poemas de MPESSE Géraldin. Más Allá de la Cortina
-Poesía africana: MPESSE Géraldin (Camerún). Galería del alma
-Recital de Geraldin Mpesse (Camerùn), Festival Internacional del Norte, Poesía en Tránsito

Publicado el 7.05.2021

Última actualización: 22/06/2021