English

Paul Sezzie (Malawi)

Por: Paul Sezzie
Traductor: León Blanco

Hijos del sol

 

1.  Mayores                                           y ancianos
      Gente ennegrecida                          y golpeada
      Gente a oscuras                              y quemada
      Gente flaca                                     y doblada
      Gente deforme                               y torcida
      Gente empolvada                           y cansada
      El camino ha sido largo                 y difícil

 

2.  Mi gente
      En pobreza deshumanizante
      Racionando y rasguñando
      Un exiguo día de vida
      En sombríos
      Análisis estadísticos

 

4.  Camino con sus fantasmas
     Hijos del sol
     El yo que ondea de un lado a otro
     Soplado por el viento
     Está lleno también
     De los fantasmas de ustedes
     Cargados por los vientos
     Arena
     En mis ojos
     Mi pueblo
     Mi pueblo empolvado y cansado

 

5.  En sombríos análisis estadísticos
     Enterrado en tomos filosóficos
     Estudiado                   y debatido
     Supervisado               y encuestado
     Distribuido                 y transbordado
     Saqueado                    y pirateado
     Agredido                     e insultado
     Asesinado                   y mutilado
     Violado                       y subyugado
     Castigado                    y excluido por dinero
     Despojado                   y revolcado y desollado
     Y perturbado               y dividido
     Y sancionado              y embargado
     Sermoneado                y acosado
     Le han mentido          y engañado
     Arengado hasta la estupefacción
     ¡Exhibido a un costo exorbitante y astronómica
     Ganancia!
     Vapuleado por horas días años
     ¿Qué queda de nosotros?
     ¿Qué queda de nosotros?

 

6.  ¿Qué queda de nosotros….
                 Cuando lo sostenemos... tiernamente
                            Acunado... en la memoria
                                        Y amamantado
                                                    Nos susurraron
                                                             Y canturrearon
                                                                      Y nos obligaron a sonreír
                                                                               Y a reír
                                                                                      Y nos sacaron...
                                                                                                  ¿A Jugar?

 

7.  Y sólo cuando la acción reemplace                         este lamento
     Cuando el sudor de los hombres ahogue                 las lágrimas
     Cuando la positividad suplante esta                        negatividad
     Cuando la exuberancia sacuda                                la penumbra
     Cuando el fatalismo se convierta                            en valentía
     Cuando el amor se dé                                              gratis
     Cuando los niños vayan a escuelas                         no adulteradas
     Cuando las universidades eduquen la mano,          la cabeza y el corazón
     Cuando la innovación genere                                 oportunidades
     Cuando el gobernador cumpla                                lo que dice
     Cuando los sistemas responsabilicen a                   los funcionarios públicos
     Cuando el fraude se incline                                     ante la integridad
     Cuando las tribus luzcan la misma                          insignia
     Cuando la fe en uno mismo desbanque                   al cinismo
     Cuando el compromiso subyugue                           al letargo
     Cuando la autosuficiencia entre en                         cada morada
     Cuando los pozos rebosen de                                  patriotismo
     Cuando la generosidad natural sostenga                 el progreso
     Cuando el acceso a la información rompa               barreras
     Cuando demasiado trago, sueño y sexo                   se vuelve obsoletos
     Cuando la diáspora invierta en su                            patria
              Cuando los tugurios cedan a                           la urbanización

 

8.  Mi pueblo no vivirá más con las pulgas de antaño
     Mi pueblo sonreirá           y reirá de corazón
     Mi pueblo comerá             y sobrará para sus perros
     Mi pueblo vestirá              y acogerá al mendigo
     Mi pueblo caminará      alegre hacia el mall
     Mi pueblo tratará              a sus enfermos en su propia tierra
     Mi pueblo deshonrará al Virus y a sus hermanos
     Mi pueblo enviará las privaciones             al congelador
     Mi pueblo no mutilará los miembros        de sus mujeres
     Mi pueblo celebrará más cumpleaños y menos funerales.
     Mi pueblo estará seguro en                          sus dormitorios
               ¿Qué queda de nosotros?
                               ¿Qué queda de nosotros?

 

9. ¿Qué queda de nosotros…?

 

10.  Cuando lo sostenemos... tiernamente
                Acunado... en la memoria
                      Y nutrido
                              Y el sol naciente
                                     Sobre la bandera nacional
                                                 Comienza a elevarse de verdad
                                                              Y calienta cada alma
                                                                           De los Hijos del Sol
                                                                                       Y en esa calidez
           Bajo la luz de la luna
           Bajo el árbol de Kachere
           Todos nosotros saldremos a
           Bailar
           Y allí…
           Habrá una espiral de polvo

 

 

 

Mientras vivas en esta agitada habitación de "tu" alma
Seguirás preguntándote: "¿Por qué sigo aquí?"
Y entre aquellas paredes asfixiantes que te tienen cautivo
Seguirás librando guerras contra enemigos desconocidos.
Librarás guerras contra tu propia Alma
Enfrentarás esta pared contra aquella otra en la guerra
Treparás para ver el sol de agosto nunca nacido
Y desde los cuatro vientos allá no surgirán aliados

Agachado en un rincón de la habitación de tu alma
Sólo tú
Escucharás el canto eufórico en la trasera habitación antediluviana
Encorvado sobre el suelo de la habitación de tu alma
Sólo tú
Olfatearás el aroma a camaradería en la habitación infantil de enfrente

Sólo tú en tu cuarto

Preguntarás: "¿Por qué sigo aquí?"

Encorvado
Sobrecargado con diez ítems, entre un millón de cosas por hacer
Portador de generaciones egoístas que no te permiten abortar
Un puente soportando pesadas patas de elefante en junio y octubre.
Un cuerpo luciendo adornos de lágrimas que las lluvias de enero no pueden lavar

Sólo tú en la agitada habitación de "tu" Alma

Cantarás: "Todas las miradas sobre mí"

Dentro y fuera de notas
Dentro y fuera de tono
En espasmos y estremecimientos
En ataques y convulsiones

Sólo tú
Tendrás que excavar a través de las paredes de la cárcel y huir o luchar de nuevo
Sólo tú
Tendrás que sacudirte el polvo del presidio y ser libre o estar maldito de nuevo.
Sólo tú
Tendrás que arrancarle tu alma a las travesuras y descansar o seguir soportando
Sólo tú
Tendrás que tomar el toro por los cachos y construir una nueva habitación
como la de atrás.

Y en la moderna habitación de tu alma
Puedes cantar una mejor canción y llorar lágrimas dichosas
Puedes construir una ciudadela y gobernar sobre Queen-Dom
Y aún puedes vivir aquí, estar aquí en tu alma
Hasta siempre

 

 

Corre bambino corre

 

Rumores rastreros han construido un techo sobre la integridad de ella
Ese techo de concreto destinado a contener prisioneros
Hay un extraño en las voces de su celda
Ella aún no sabe si esta voz es desdeñosa
Halagadora, degradante o reconfortante
Todo lo que sabe es que estas son voces que cargan
Una miríada de carcajadas que le roen el corazón mismo
¡Corre Bambino! ¡Corre!

La cacofonía del ruido dentro de ella cae
Sobre aisladas paredes de sangre humana
Hablando en lenguas todo sin que ella se dé cuenta
La sinfonía de la destrucción
Hace un carrusel a su alrededor
Ella es un fantasma que habla con sus propias sombras.
Esta es la historia degradante de la digna figura
De una virgen tímida
¡Corre Bambino! ¡Corre!

Ese símbolo de honor que ella llamó su papi
La paradoja de la paternidad que aún tiene que comprender
Obligada a gemir gemidos de dolor hasta ahora desconocidos
Risa hosca del señuelo sin escrúpulos de la inocencia robada
Ella es un amanecer desvaneciéndose sobre las praderas del sur
Ella es pétalos negándose a florecer en un jardín de abominación.
Los capullos marchitos de un otoño moribundo
¡Corre Bambino! ¡Corre!

Pero ¿de dónde obtienen los hombres estas inflexiones caníbales
De cenar a su prole? ¡Corre Bambino! ¡Corre!
¿Su propia sangre ahí depositada, retirada y contaminada?
¡Corre Bambino! ¡Corre!
¡Y vengan cielos vengan!
Exorcicen demonios unidos a cremalleras de hombres
¡Vengan cielos vengan!
Con cuchillos de relámpago desmiembren hombres libidinosos
¡Corre Bambino Corre!

Los vientos de la sabiduría no pueden reparar las grietas de la feminidad de ella.
Los pájaros parlanchines del bosque no pueden ver la guerra civil en las lágrimas
de ella.
Es la oscuridad sola la que comparte la vergüenza que aguantan sus pechos
La oscuridad sola que participa en los gemidos humillantes del despreciable placer
La humedad de su irritante sudor mientras mastica la punta de sus pezones
La infamia de sus manos callosas ensuciando su vulva
La revelación de sucios dientes de león en una mueca sofocante de falso triunfo
El placer impío del éxtasis efímero
¡Pero corre Bambino corre!

Ella es una ola del océano esperando derramarse
Sobre la orilla burlona; y cuando vuelva en sí
Le habrán crecido alas sobre las cicatrices mismas
Abandonada en días carentes de conocimiento
Ella revivirá la fuga de la prisión y volará junto a la alondra.
El mundo muerto desde su muerte
Resucitará y se suicidará de nuevo en el asombro de la nueva ella.
Todas las voces desconocidas se fusionarán en una
Poderosa orquesta y canto para la nueva Reina
Como el sol emergente, ella se elevará sobre el mar de la angustia
Y brillará sobre sus depredadores
La vergüenza que expondrá a través de su brillo perfecto.
Ella será la voz de toda mujer
(¿Quiénes nunca tuvieron la oportunidad de contar sus historias?)
Ellos se alimentarán sobre las arenas costeras de su gloria robada
La melodía de su canción anidará a todas las almas náufragas
Sobre playas de grava como frailecillos silbadores.
Ella es la única línea delgada de brillo en los cielos oscuros
Pronto brillarán dinamitas de almas ascendentes
Y al cantar, los pulmones se llenarán de dulce pulpa de deleite
Exprimida, extraída de los espasmos del orgullo de una mujer
Todos aquellos que anudaron el rencor florecen en un atadillo de hierbas
Para condimentar sus ácidos platos de impureza
Yacerán postrados a los pies de sus víctimas

¡Y el Bambino no correrá más!

 

 

 

Un respiro

 

Igual que cáscaras de banano arrojadas, podridas,
Gusanos azules hacen heno de lo que queda
De nuestra desnudez; somos olvidados
Esperando que la esperanza nos encuentre visibles
En las costuras profundas de intactos pajares;
Y meditamos una y otra vez,
Meditamos sobre las mentiras que engordaron nuestras esperanzas.
Érase una vez antes de esta elección;
Que nuestra erección nunca vio la luz del agujero,
Por esta apertura cortejamos los últimos 5 años;
La apertura que significó un mundo orgásmico
Que engendró espasmos sísmicos de nuevas perspectivas
Para nosotros, los pobres, los hambrientos, los sin techo,
Los asesinados, los sin matrícula escolar.

Durante demasiado tiempo hemos sido papel higiénico
Usado y arrojado al abismo maldito
De promesas incumplidas; hemos sido pobres,
Pañales emanando el olor desordenado de heces frescas
Al comienzo y al final de cada trimestre; ahora vemos sus rostros
Radiantes y exuberantes como notables conquistadores,
Cuando se inclinan para ver cuántas heces
De sus traseros están pegadas a nuestros rostros;
Y a través de la alcantarilla caminamos hacia nuestras chozas lamentables
Guardando carbones calientes dentro de nuestras cabezas como pensamientos
Sosteniendo el aire frío en nuestras manos para mayor comodidad
Bolas de arena clavadas en las grietas de nuestros pies
Grumos de gas lacrimógeno atascados en el camino de nuestra vista,
Es cuestión de tiempo, antes de que el tiempo nos dé un respiro

 

 

 

Los poetas escriben

                                                   ... Y así es que

En su soledad y su consuelo
En su antagonismo y su complacencia
En su frustración y su plenitud
En su ver doble y su sobriedad
En su anticipación y su cumplimiento
En su meditación y su desprecio

                                                     Los poetas escriben

En su conmiseración y su indiferencia
En su duelo y su éxtasis
En su asamblea y su adiós
En su disgusto y su adoración
En su viaje y su llegada
En su entusiasmo por la vida y su calma

                                                       Ellos persisten en la esperanza

En su dilema y su milagro
En su ensueño y su conciencia
En su encarcelamiento y su liberación
En su enfermedad y su salud
En su opulencia y su necesidad
En su incumplimiento y su lealtad

                                                           Se esfuerzan por comprender
En su persecución y su alegría
En su protesta y su aprobación
En su tentación y su repulsión
En su hambre y su satisfacción
En su perdida y su logro
En su desesperanza y su aspiración

                                                           Buscan respuestas

En su rechazo y su apropiación
En su aprensión y su valentía
En sus alucinaciones y sus ensoñaciones
En su luchar y su ardor
En su decepción y su comodidad
En su llanto y su risa

                                                               Ellos buscan la razón
En su silencio y su clamor
En su vivir y su morir

 

 

¿Cómo enterramos a los poetas?

 

Tantas veces enterramos a los poetas, muertos
Por la imaginación de los malvados
Todos los días enterramos a los poetas, muertos
Por el ataque de extrañas dolencias
Y todo el tiempo enterramos a los poetas, muertos
Por el asedio de elementos desconocidos

Siendo lo que somos enterramos a los poetas
Detenidos sin juicio por años y años
Esperando contra toda esperanza que con el paso
De las estaciones tanto el poeta como la poesía
Se vuelvan indefinidos e ilegibles; y sin embargo
Tanto el poeta como el poema son como el vino en
El viejo adagio, que se vuelve cada vez mejor
Tras cada puesta de sol y cada amanecer

Siendo absolutamente desalmados, apaleamos y enterramos
La sangre y la carne de los poetas hasta
Shambuks y botones de
Madera de las montañas; y en poco tiempo
Napolo viene llevando cargas
De trozos de poesía que respira, hacia las profundidades
De los ríos, lagos y océanos y así
Pitones y peces pueden disfrutar un buffet de poesía
Sin gastar ni un centavo

Siendo ingenuos enterramos a los poetas en la oscuridad
De cárceles hechas por el hombre y declaramos haber
Eliminado malos versos; y al amanecer
Aún vemos imborrables poemas de grafiti apilados
Sobre los muros de la prisión, escritos con la mierda de "fríjoles con gorgojo del poeta”
 y así los culpables de violación, agresión a la esposa,
Corrupción y matanza de albinos sabrán que
Los poetas han estado aquí antes

Siendo insensatos enterramos a los poetas en implacables
Cámaras de persecución pública
Y cuando cesa la lluvia aún vemos hermosas mariposas
Cargando bajo sus axilas libros de Gibran, Wordsworth, Yeats, Rubadiri,
Okgbo, Chimombo, Manjawira para regalar a
Los jóvenes en su boda poética; y entonces observamos
Pájaros celestes recitando sonetos de Shakespeare
Durante el espectáculo de Pelekani Pelekani

 

Siendo estúpidos enterramos a los poetas en perdurables
Ataúdes de caoba y cofres de bronce
Pero aun estos no pueden evitar
Que los poemas que los poetas escriben y recitan
Escapen del cruel agarre de cajas cuadrúpedas
Y hexagonales para disfrutar de la vista de la virgen
Sol; y así cuando cae la noche, símiles y
Metáforas se suplican entre sí a la luz de la luna

Siendo pobres de juicio enterramos a los poetas
A seis pies de profundidad en suelos desconocidos, y ante la muerte,
El enemigo comienza a regocijarse, el viento ha barrido
El polvo de la tumba cargado con rimas hacia nuestros pies
Rajados y calzoncillos sudorosos y así nos arrastramos
A casa habiendo perdido y ganado en igual medida;

Siendo pueriles enterramos a los poetas en hoyos cavados con pequeños,
Extraños y malditos azadones
Los hoyos no son lo suficientemente espaciosos para contener todo el largo y ancho
De 2018 páginas de poesía
Los azadones no son lo suficientemente buenos para enterrar los rascacielos de los poetas
Vivos y muertos, enfermos y andantes; y entonces sostenemos
Nuestras cabezas avergonzadas en el gigantesco fracaso de combatir el destino

Siendo particularmente insensibles, enterramos a los poetas a plena vista
De la lluvia de lágrimas y el deslumbrante sol vespertino
Y antes de que las sombras se alarguen, antes que el gong de la noche
Resuene, el rocío ya nos ha regalado una cena
Suntuosa de ritmo y métrica
Y entonces todos debemos coincidir en que los poetas en Zomba, Londres o Ibadan
Nunca se pueden enterrar por la tarde

Siendo de alguna manera románticos enterramos a los poetas en los más agradables
Y limpios rincones de nuestros corazones, y así, cuando cae la noche
Sobre su espalda comenzamos a masajearlos con los más frescos
Arrullos porque, siendo más románticos, advertimos
Que los poetas no son sólo poemas: son familia

Rara vez siendo sabios enterramos a los poetas en las orillas profundas
De nuestras mentes tiernas y desnudas y pronto
Advertimos que caminamos con fantasmas inmortales de sabiduría que,
En un nuevo tipo de bautismo, nos sumergen en las aguas
De soluciones inmortales a las complicaciones mundanas

Pero enterrar poetas muertos y vivos, enfermos y andantes
Es un arte probado por muchos y dominado por ninguno
¿Cómo enterramos a los poetas?
¿Para que sus bolígrafos y sus manos y sus cerebros
Y sus versos y sus personas sean enterrados para siempre
Con sus huesos?
¿Cómo enterramos a los poetas?
¿Para no leer más del pentámetro yámbico
Que trae erecciones odiosas y eyaculaciones llenas de lágrimas?
¿Cómo enterramos a los poetas,
Cuando todo lo que vemos son estrofas de baladas talladas sobre sus
Frentes inmóviles, y los ojos muertos aún parpadean haikus?
¿Cómo enterramos a los poetas?
¿Para no tener de este alivio de los despechados
Y de aquellos cuyas esperanzas se estrellan contra el pedernal?

Pero poetas y poemas no se detendrán; porque poetas
Y poemas aman cabalgar el viento
Poetas y poemas aman a la gente
Poetas y poemas se niegan a ser enterrados
Poetas y poemas odian los cementerios
Poetas y poemas odian a los sepultureros
Poetas y poemas odian a los quejumbrosos
Poetas y poemas odian a los fabricantes de ataúdes
Poetas y poemas odian la muerte
Poetas y poemas viven para siempre

(En memoria de Steve Chiomombo, Mimo Manjawira, Robert Rubadiri y todos los poetas caídos)


Paul Sezzie nació en Malawi. Es poeta, narrador, ensayista, traductor y editor. Diplomado en Educación, Inglés e Historia, es profesor de secundaria en varias áreas como inglés, literatura, historia, estudios sociales y habilidades para la vida, dirigidas a jóvenes estudiantes de primaria y secundaria, maestros y padres de familia. Escribe en inglés, chichewa y tumbuka. Es facilitador experimentado en Teatro para el Desarrollo. Es Secretario General de la Asociación de Poesía de Malawi (PAM) y Cofundador del Movimiento de Poesía de Vilipanganga (VPM). Organizador del Festival Tierra de Poetas, Malawi (2013-2015). Ha presentado su obra en diferentes festivales de Malawi, entre ellos Land of Poets y Mwezi Wawala Festival.

Links a Paul Sezzie:

-Two poems by Paul Sezzie. Tuck Magazine

Publicado el 26.05.2021

Última actualización: 26/05/2021