English

Adel Khozam, Emiratos Árabes Unidos

Por: Adel Khozam
Traductor: León Blanco para Prometeo

Vibración


El jardín es un lugar para la meditación
Pero eso no es cierto
Conozco a un poeta que medita profundamente entre las ruinas
Allí, interpreta la idea de la devastación y la travesía de la esperanza
Conozco a una enfermera adicta a acuclillarse
De noche, en la sala de operaciones, para invocar a los muertos y pedirles perdón.
Un médico que encuentra tranquilidad en un psiquiátrico,
Una esposa cuya alegría no es completa hasta que la ropa esté lavada,
Y ministros que celebran sus sesiones en un estanque de cocodrilos.
Y todo eso tampoco es cierto
Porque los humanos somos sólo vibraciones, sólo números.



Recuerdo

Y cierto día
Astrólogos quemaron sus conjuros y lucieron trajes de negocios
Una mujer le cortó la oreja a su bebé y se la pegó a la radio
Luego pasó una nube gris, y los temerosos creyeron que era el aliento del diablo
Y los caballos de la policía nocturna relincharon, y quizá rebuznaron
Pero al salir de mi casa por la mañana
Los árboles me saludaron, agitando sus delgadas ramitas
Ancianas desde balcones me cubrieron con flores plásticas
Y los niños corrieron a pisar mi larga sombra
Y cierto día
Cuando me eligieron como símbolo de quien entra solitario al amor
Y de quien se para sobre la colina y se vuelve estatua y testigo del tiempo,
Del desvanecimiento de su forma,
Sólo él resiste su desaparición de la memoria humana.

Hormigas

Desde mi oficina en el piso 50
No veo a la gente como gente, sino como muchas hormigas
Y a los automóviles como confites amarillos y rojos
Y los aviones son águilas en una canción feliz
Es como si estuviera a la misma altura de un ángel
Veo barrios lujosos como tableros de ajedrez
Y veo montañas de basura y humo, y creo que son los barrios de los pobres
Pero en la tarde, cuando desciendo a la Tierra
Emerjo de mi traje angelical
Y vuelvo a ser
Un miembro humano del ejército de hormigas de la ciudad.



Lámina

Dice el pintor,
“La primera pincelada sobre el lienzo es la herida;
Las siguientes, tratan de sanarla”.
Y yo… traté de imitarlo una vez, y funcionó.
Corté el cielo de un plumazo
Entonces los colores de estrellas distantes cayeron sobre mi cabeza
Y la noche ya no es amarga como el café de su adicto
Y el día ya no es misterioso sobre los rostros de la gente,
Me volví el lienzo de la creación.
Mis brazos son el este y el oeste, y mis piernas son sus puentes
Pero el pintor enrojeció mi frente
Como diciéndome: “Serás un esclavo de la libertad
Aunque te diéramos el siempre como hogar
Y te eleváramos hasta el séptimo cielo”.


Mujer


Una de las maravillas del tiempo
Es que una mujer es, durante el día, un perfume y un aroma en los trenes
Y por la noche, un rayo que brilla en un cielo dormido.
Y como forma, es una llave de oro en la mano de Dios
Y como significado, la celebración de los ángeles del nacimiento del mundo.
También es una maravilla del tiempo
Que la guerra se desencadene por una mujer, y nazca la muerte
Y que un niño salga de su vientre con fuego en la mano
Entonces muchos niños lo siguen hasta el río
Y allí
Uno de ellos descubre el reloj y dice: “Esta es nuestra madre”.
Entonces el río comienza a correr rojo, luego negro, luego azul
Y con él, se colorean las páginas del tiempo
Escritas por mil manos
Como si contaran la biografía de la mujer
Y el secreto de la admiración del tiempo por ella.


Luz

(1)
La Luz brilla en el frasco del azúcar
Y su voz se alza crepitante en el entrechocarse de los cubitos de hielo
Aquí
En el bar llamado Vida
Obreros beben el sudor de sus días arduos
La mujer bebe de la esponja de la paciencia
La chupa y la muerde con arrepentimiento
Y el mesero se cree el cobrador de boletos en un tren bala
Mientras allí, en el rincón oscuro
Se sienta un hombre a quien nadie ve
Disgustado
Porque el sol está por salir en un instante
A limpiar con su rayo
Toda esta escena sombría.

(2)
¿Quién dijo que los muertos parten hacia el mundo de la luz?
No...
Ellos se cuelan en mi corazón tras ser enterrados
Se apiñan en sus habitaciones luminosas de amor
Y cada noche
Cuando oro por ellos
Y cuando lloro, y cuando escribo
Se levantan
Como palabras blancas
Y cada uno vive en una estrella o en un planeta
Por ello 
Veo la muerte como una canción silenciosa
Y veo la vida como
su boca.

(3)
Tú adoras la luz, ellos adoran las sillas
Y tú ves el rojo, el beso de unos labios, y la palabra que sangra 
Y cuando desabotonas tu camisa al sol,
Tu pecho se convierte en el libro de la libertad.
Te escuchamos decir: “Amo la vida”.
Y vimos que todos los ángeles
Impulsaron tu tren detenido, y te sacaron de la oscuridad
Y que antes que nadie llegaste a la iluminación perdida
Y volviste a encender su vela.

(4)
Esperan la luz del amanecer
y yo voy hacia ella
Cavan la tierra buscando un tesoro
Y yo cavo en el cielo, y lo encuentro
Caen en el silencio
Y yo siembro la palabra del amor en sus bocas
Y de calle en calle
Y de libro en libro
Llevo la rosa, la pluma y la linterna
Usándolas para abrir
Una grieta en la pared
Y una voz en el silencio de los días que pasan.

(5)
Éramos tres granjeros
El primero de nosotros cavó y enterró la palabra
El segundo cavó y enterró una brasa apagada
Y yo enterré una vela

Después de la estación lluviosa, llegó la primavera de la tierra
Al primero le creció una rama de papeles blancos, y se convirtió en poeta.
Al segundo le creció un grito de fuego
Y su voz se hizo revolucionaria en la radio de la esperanza.
En cuanto a mi vela
Creció hasta el tamaño de un árbol cubriendo el cielo
Y de sus ramas penden
Miles de estrellas brillantes.


Adel Khozam nació en 1963. Es un poeta, compositor y periodista muy respetado y admirado de Dubái, Emiratos Árabes Unidos. Está muy involucrado en la escena de la poesía árabe e internacional, ya que sus poemas fueron traducidos a varios idiomas. Ha publicado 15 libros compuestos por colecciones de poesía, novela, filosofía y espiritualidad. Su novela titulada La vida a través del tercer ojo, ganó el Sello de Oro para Libros Destacados en Literatura y también fue nominada al Premio Eric Hoffer para publicaciones independientes en E.U. en 2015. Su libro de poesía Primavera desnuda ganó el Premio Internacional de Poesía Tulliola en Italia, 2020. En 2021 fue galardonado con el Escudo de Plata por la Unión Hispana Mundial de Escritores por su destacada labor a favor de la educación, la cultura, el arte, la poesía, la literatura y la paz con justicia social en los cinco continentes.

Publicado el 16.02.2022

Última actualización: 25/04/2022