English

Afua Cooper, Jamaica-Canadá

Por: Afua Cooper
Traductor: Sebastián Domínguez

Ra Ra 1

(Poema escrito en honor al carnaval de Fort-de-France, Martinica, y al genio del 
pueblo haitiano que creó la cultura Ra Ra)


Qué, ¡qué es esto que escucho!
mil tambores resonando 
¡¡¡¡¡Ratatat, ratatat ratatatatat!!!!!
¡y Max Roach dirigiendo!                        
¡Ratatam, ratatam, ratatam!
baterías electrónicas
yembés
y congas
y las voces de cien arcángeles 
cantando en el viento

Ra Ra Ra Ra Ra Ra
los tambores gritan el nombre de 
Dahomey
pero esto es Fort-de-France
¡Dahomey está al otro lado del océano!

¡Qué es esto que escucho!
Tambores Ra Ra despiertan la ciudad
un perro aúlla
miro por la ventana 
él se sumerge en el mar 
y desaparece nadando 
al otro lado del puerto

un gallo, su reloj circadiano recalibrado,
canta a 15 minutos del mediodía
Los ritmos Ra Ra han reconstruido el mundo

Pero esto no es Haití
¿cómo es que este pueblo Ra Ra está marchando 
por todo Foyal 2,
enviando vibraciones a la tierra, el aire y el cielo?
respondiendo a ritmos secretos con ritmos sagrados
Estoy segura que no son seres mortales
sino una horda celestial 
en marcha con Babatunde Olatunji 3

Sonido de baterías electrónicas
suena saah saah yaaa hasta las colinas 
hasta Didier
Morne Tartenson
Trenelle
hasta la carretera de Balata
un camino más allá de Tívoli
hasta el volcán Mont Pelee
y desde la cima de la colina
tamborileros y trompetistas
miran hacia el puerto 
miran más allá del horizonte
y baten sus pensamientos en el aire
enviando de vuelta al colonizador y asesino de indígenas
d'Esnambuc 4
a la mazmorra más profunda de Francia
volviendo a coronar a Chatoyer 5
batiendo los ritmos marciales para los triunfantes 
guerreros kalingo 
reversando el comercio de esclavos
remendando a toda África

Y en la distancia 
desde la dirección de Lamentin
escucho el golpeteo de cascos 
Dum dum dum doom doom doom doom 
la tierra tiembla de dicha inesperada 
veo nubes de polvo marrón en espiral hacia el cielo
siento el aliento caliente de corceles jadeantes
Corriendo hacia la ciudad 
en algún lugar, hay un choque de platillos
una puerta se abre 
hombres a caballo sosteniendo un paisaje 
de banderas de asafo 6 lo atraviesan corriendo,
de los cascos de los caballos salen chispas de fuego
¿qué es esto? 
¿la caballería
dirigida por el fugitivo Mathieu Leviellé?7

Desde la sabana avanzan los tamborileros 
tocando mil tambores
soplando cuernos y trompetas 
varas de bambú
maracas
Shaka shaka shak
no hechos por manos humanas

Cautivos africanos encadenados
al fondo de un barco de esclavos 
ahogados en el naufragio de Anse Cafard
y desde el volcán de Mont Pelee
Los escucho llorar, se lamentan
y rechinan sus dientes


una furia de cadenas chocando
mientras el barco se estrellaba contra las rocas y se hundía 
hasta el fondo del mar
sombríos fantasmas se yerguen sobre la playa
miran al otro lado del océano, ¡llévanos de vuelta a Benín!
ahora, caminan por el paisaje en Diamond Rock
golpeándose el pecho y entonando un lamento de agua salada

Ra Ra desde Dahomey
Ra Ra desde Haití
Ra Ra en Fort de France
Ra Ra soplando en el Mar Caribe
hacia Santa Lucía
y Dominica
Alto hasta las Islas Vírgenes
y hasta la punta de Venezuela
creando el archipiélago de los RITMOS

Y entonces un niño 
de 14 años
perfora el aire
con la furia de su trompeta
y de repente el cacique Bohechio8 despierta de su sueño
frota sus ojos
agarra su caracola 
y sopla un mensaje a Hatuey 
a l'Overture, Dessalines, Christophe, Cecile Fatima9
y el Huracán sopla su aliento sobre el mar, ¡el huracán ha llegado! ¡Es mejor que corras, ¡el huracán ha llegado!
mientras tanto, la Reina Anacaona 10 
La emperatriz de La Española 
se alza en el punto más alto de Ayití 11 
y comienza su torbellino de baile final 
por la independencia 
¡Ra Ra!
¡Ra Ra!
¡Ra Ra!
¡Ra Ra!

1.    Ra Ra es una forma haitiana de música, danza, cultura, pintura, representación de rituales religiosos, y la creación de banderas que tiene sus raíces en las tradiciones Vudú de la República de Benín, antes conocida como Dahomey.
2.    Foyal es el término abreviado de Fort Royal, el antiguo nombre de Fort-de-France.
3.    Babatunde Olatunji, legendario baterista nigeriano que dio origen a la “música del mundo” en el siglo XX.
4.    d'Esnambuc es el explorador y colonizador francés del siglo XVII que libró una devastadora guerra colonial contra los indígenas kalingo (caribes) de Martinica y las islas vecinas.
5.    Chatoyer fue el jefe kalingo de San Vicente que luchó contra los colonizadores franceses y británicos.
6.    Las banderas asafo son representaciones visuales bellamente elaboradas de organizaciones guerreras de África Occidental. Los africanos esclavizados trajeron al Caribe y a América del Sur este particular arte de hacer banderas.
7.    Mathieu Leveille fue uno de los verdugos de Canadá. Nacido como esclavo en Martinica, acabó escapando de la esclavitud. Posteriormente fue capturado y vendido al gobierno colonial de Nueva Francia (Canadá), donde fue instalado como verdugo y torturador real.
8.    Bohechio era un jefe taíno de la isla de La Española. Luchó en una guerra colonial contra los españoles. Hatuey fue el jefe taíno de Haití que luchó contra los invasores españoles. Huyó a Cuba, donde fue capturado y colgado. Hoy es un héroe nacional tanto en Cuba como en Haití.
9.    L'Overture, Dessalines, Christophe y Fátima son héroes de la Revolución de Haití contra Francia. La Revolución liberó a ese país de la esclavitud y del colonialismo francés.
10.    Anacaona fue la emperatriz taína de la isla de La Española en la época de la llegada de Cristóbal Colón. Dirigió a su pueblo contra los invasores españoles. Los taínos perdieron la guerra y Colón colgó a Anacaona. 
11.    Ayiti es el nombre criollo de Haití. Este último es el nombre taíno de la isla, que significa "tierra de altas montañas".

 



Chernóbil 1986 


No hay ganador en una guerra nuclear
no hay ganador en una guerra nuclear
tanto si vienes de cerca
como si vienes de lejos
no hay ganador en una guerra nuclear

Tengo hambre
tan infelizmente
muero de hambre y me vuelvo loca
sin ropa sobre mi espalda
ni comida que darle a mi hijo
pero cada día, sólo amontonan
amontonan
amontonan

No hay ganador en una guerra nuclear
no hay ganador en una guerra nuclear
tanto si vienes de cerca
como si vienes de lejos
no hay ganador en una guerra nuclear

Chernóbil
he dicho que mató
a un montón de gente
y dejó algunos discapacitados 
Chernóbil
He dicho que mató
A un montón de gente 
y dejó algunos discapacitados.
En Ucrania
reinó el terror nuclear
En Ucrania reinó el terror nuclear
Espero que esto nunca, nunca, suceda de nuevo
¡Señor, ten piedad!

No hay ganador en una guerra nuclear
no hay ganador en una guerra nuclear
tanto si vienes de cerca
como si vienes de lejos
¡no hay ganador en una guerra nuclear!

 

Un mundo más verde que el edén


En un terreno provisional mi padre sembró
ñames de toda clase
amarillo
blanco
negro
yuca de
Lucea
incluso yampis
y batatas
de cáscara roja
de cáscara dorada
de cáscara blanca
y calabazas
calabacines
rábanos
coco
nómade
yuca
pepino
y otros cultivos de raíces y vides
arvejas del Congo
okras
plátanos
y bananos
Plantó árboles de pan 
y árboles de ackee
y como el agrónomo que era
creó un árbol
que dio ciruelo de junio,
aguacate, y árbol de jaca al mismo tiempo

A corto plazo 
papá plantó un terreno de calalú
con coles
espinacas
pimentones
ají pajarito
pimiento picante
zanahorias
ajo
cebollas
cebollines

Mi padre siempre alababa la tierra

Décadas antes,
mi abuelo plantó huertos de cítricos
con naranja dulce
naranja de Sevilla
mandarina
lima
limón asturiano
y árboles de pomelo que, 
cada temporada,
daban tanto
que vecinos
amigos y transeúntes
se invitaban a sí mismos a nuestro patio para disfrutar
El abuelo también plantó cocoteros
hacía su propio aceite y leche de la pulpa del coco
cultivaba caña de azúcar
tenía su propio trapiche que exprimía 
el jugo de la caña
fabricaba azúcar húmedo 
y melaza 
cuidaba un camino de cacao
del que preparaba chocolate 
para hacer la bebida de cacao caliente 
que endulzaba con el azúcar húmedo
y sazonaba con leche de coco, 
nuez moscada y canela en polvo para nosotros.

El abuelo también sembraba maíz.

Estos hombres construyeron un pozo
con un caño apuntando 
a cada una de las cuatro direcciones,
aquel llevaba agua 
para regar 
las cosechas que sembraban.



Ave del paraíso


Al alba mi madre está de pie en la colina
detrás de nuestra casa
invocando la salida del sol 
luego va a la cocina exterior
a preparar tortillas y cocoa para nuestro desayuno

Mi madre vende frutas y flores en el mercado
cosas que cultiva con sus propias manos
no busca clientes
ellos vienen a ella por voluntad propia
y al final de cada día
se agotan sus productos

Ahora, a los 42, mi madre decide dejar de tener hijos
pero no porque su sangre haya cesado
“He poblado el mundo con numerosos hombres
y mujeres que mi cuerpo ha dado a luz”, dice.
“ahora es tiempo de dar a luz otras cosas”

A veces se cansan la espalda y los pies de mi madre 
entonces los unjo con aceite de coco
sus pies son un mapa detallado
su espalda es el árbol de caimito de nuestra puerta principal

Mi madre nunca ha viajado al extranjero
pero conoce historias de la tierra de los dioses
dice que las flores de sus jardines
especialmente el lirio de jengibre, las orquídeas,
y el ave del paraíso, le traen tales noticias.

Mi madre es corta de estatura
todos sus hijos son más altos que ella
algunos ni siquiera quieren reconocerla
o saludarla al pasar por el mercado
se avergüenzan de esta mujer de flores y frutas
esta mujer que los alimentó con leche y tortillas
que los hizo tan fuertes
a veces se burlan de ella
“parece salida de un mural de Rivera”, bromean
pero mi madre no escucha
sus oídos están más allá de sus palabras.
Por la tarde, cuando se cansa
mi madre le canta arrullos al sol para que se duerma
para que llegue la oscuridad y todos rejuvenezcamos
“Es en la oscuridad donde nos fortalecemos”, nos dice

Qué sabia es
esta mujer con una vida que nadie puede atrapar
qué esencial es
esta mujer que hace florecer jardines
y nos alimenta de leche y tortillas
La observo mientras desciende la colina hacia el mercado

su falda a la rodilla
su cabello negro moteado de gris.


Afua Cooper nació en Jamaica el 8 de noviembre de 1957. Estudió historia en la Universidad de Toronto, donde obtuvo un doctorado en historia afro-canadiense con especialidad en la esclavitud y su abolición. También es profesora universitaria de Sociología. Ha publicado cinco libros de poesía, entre ellos: Los recuerdos tienen lengua, 1992, y Mujer de cobre y otros poemas, 2006; así como varios discos de Dub Poetry: La poesía no es un lujo, 1985; Tu silencio no te protegerá, 1986; Resplandor, 1989; Palabras de fuego, 2002 y Amor y revolución, 2014.  

Cooper también ha escrito dos novelas históricas para niños, ambas basadas en personajes históricos reales. Mi nombre es Henry Bibb: una historia de esclavitud y libertad; y Mi nombre es Phillis Wheatley: una historia de esclavitud y libertad, ambas publicadas en 2009. Representante de Canadá ante la UNESCO, del Comité Científico Internacional para el Proyecto La Ruta del Esclavo. Ganadora del premio Portia White, 2020. Premio del presidente de la Universidad de Dalhousie, para el avance de la equidad, la diversidad y la inclusión, 2021.

Última actualización: 04/05/2022