English

André Robèr, Islas Reunión

Por: André Robèr
Traductor: Stéphane Chaumet para Prometeo

Esperé demasiado el hada poesía


Observé por mucho tiempo
Antes de poder componer con el sueño

Observé por mucho tiempo
Antes de entender que el viento se escucha

Observé por mucho tiempo
Antes de poder jugar con el tiempo


Me tomé mi tiempo para entender la vida
Sólo una porción
Una porción lo suficiente grande para apropiármela 
Juego para tener inspiración
Conceptualizo un universo amigable para la inspiración
La inspiración mía
No se puede medir
Mi inspiración poética
Es apacible
Me siento allí mismo 
Donde al viento le gusta conversar conmigo
En el absoluto de mi hada poética
Hay todo lo que no encontrarán cerca 
La razón se fue de vacaciones
La creencia abatida en la agonía de la vida 
En la desgracia no se comparte mucho
A veces se establece el diálogo
Hablamos y nos afirmamos
La lengua con sabor salado conversa con el clítoris 
El hada poética ignora el pasado 
¿Cómo vivimos? 
¿Hada, qué tiene en la mano
Para transformar el corazón de los hombres?
¿Qué tiene en la mano
Para cambiar el corazón de las mujeres?
No es Pompeya
No es vetiver
No es geranio
Es poesía
Es él que hace crecer la imaginación 
Es él que tiene la capacidad de cambiar nuestros itinerarios
Tomar aplastado
Como cuando rechazamos la actividad 
Apoderarse del sueño y darle vida de nuevo
Celebremos el corazón del hada de la poesía
Sólo dame un poco de sueño
Para mantenerme en pie
Antes de que amanezca
Allí pesé y estimé el peso 
Esperé demasiado tiempo
Saben
De tanto hablar se olvida de follar
Oh mi hada poética
Sólo se debe permanecer en el discurso 
Hada con el pelo despeinado
Eres una mujer una mujer de pie
Vas a donde quieres
a donde te da la gana
Formatearemos nuestra lengua
Abrir todos los portales frente a nosotros
Iremos a ver a la echadora de cartas
Cuando querremos soñar
Iremos a dar un paseo bajo la lluvia para mandar los dioses a la mierda 
Pero el hada poesía me dijo
Estás aquí
Dime
Estás aquí
Necesito tu palabra
Para mirar más allá del sueño


* * *

 

Reestructurar el paisaje
Las metamorfosis se imponen
Evitar a toda costa los espejismos 
El día de la sirena 
A la hora de la sirena 
Mi sombría biografía 
Se entusiasma
La tinta fluida se desliza sobre la página
El miércoles, pero qué mosca 
Qué idea me picó 
La mosca se esconde al oír la sirena 
Siempre podrá huir más que el humano 
Cuando la sirena sonará regularmente 
Cada primero de mes
Este miércoles que no dice su nombre
De esos preparativos que no dicen su nombre
La guerra está al final de la sirena

 

* * *

Un drama de altos vuelos
Se instala
Anotar las alegaciones de los observadores 
Incapaz de comprender lo que está en juego
Cuando uno entreve la salida 
El ballet de las urracas rabiosas no es tranquilizador
Nos recuerda los caminos de antes que ellas solían tomar 
El espejismo es efímero
Las víctimas intentan recuperar la tierra de antaño
Los herederos de las víctimas esperan vengarse
Aunque la tarea sea difícil
La sombra de la venganza ha sonado grita ella
Tan fuerte tan fuerte
Sigo buscando el último saber que borre 
Todo deseo de venganza
Aquí o allá nada es tranquilizador

 

* * *


Cuando el ritmo se apodera de los cuerpos
Encantados se inventan
Esa lengua indispensable 
Sin contención
Sin indecencias
Los cuerpos para las futuras cópulas
Se preparan
Antes del alcohol que dará ritmo a la noche 
Tanto alcohol para nuestros sexos derramados
En desfiles vertiginosos

 

* * *


Frente al imposible misterio que justifica mi presencia 
Frente a mi presencia a pesar de todo 
Frente a esta dolorosa espera 
Frente a la dolorosa inquietud de los otros 
Frente a la dolorosa inquietud de la vecina justo a mi lado 
Frente a este imposible conocimiento
Frente a todas estas preguntas 
Frente al absurdo del relato futuro
Frente al miedo del diagnóstico futuro
Frente a la amnesia a veces 
Frente a las dudas y a los malentendidos 
Frente a la imposible serenidad que puede surgir del lugar

 

* * *

Tiempos malditos 
Esos tiempos relativos 
Instantáneas pilladas
Como momentos imposibles 
Como prejuicios sobre el instante
Como constataciones sobre lo instantáneo
Tiempos a maldecir
Esos momentos que excretamos 
Autoritarismos a combatir
Suelen volver demasiado rápido
Demasiado rápido
El cielo se oscurece rápidamente 
Todas las balizas de la historia son inútiles 
Son anécdotas que exhibimos


André Robèr nació en La Plaine des Palmistes, Reunión, el 21 de julio de 1955. Llegó a Francia en 1975. A comienzos de los años ochentas se unió a la Federación Anarquista hasta el día de hoy. En 1982 comenzó a formarse en artes visuales en la Universidad de París VIII y obtuvo un diploma de estudios avanzados en 1986. Condujo programas noticiosos de las artes en Radio Libertaire de 1982 a 1989. En 1999, fundó las Ediciones K’A.

Algunos de sus poemarios publicados: Un oso en los trópicos, 2008;  De isla en isla, 2010; Como un tiburón en mares cálidos, 2015; Al caimán no le gusta el frío, 2016; Sólo un mal momento, 2019; Las obras del invierno, 2020; El deseo nunca será abolido: poemas para un volcán, 2021.

Afincado en el norte de Cataluña desde el año 2000, sigue escribiendo, pintando y animando el espacio El taller Treize (13) donde suceden exposiciones y recitales de poesía. Por lo tanto, crea dos eventos para mostrar aspectos de las creaciones contemporáneas en términos de poesía: la bienal internacional de poesía visual de Ille sur Tet y el festival de poesía “L’illa dels poetes”. Actualmente dirige las ediciones Paraules,que publica en catalán, francés y occitano.

Última actualización: 04/05/2022