English

Santosh Kumar Pokharel, Nepal

Por: Santosh Kumar Pokharel
Traductor: Arturo Fuentes para Prometeo

Olvidé preguntarle a tu corazón


Observaste
Y observar fue un dulce amor
De tus ojos,
Yo estaba abrumado y perdido en mí mismo
Sonaban las cuerdas de la esperanza
Y erigí un palacio del sueño
Donde ningún amor muriera.
La música subió tanto de volumen
Que entraste en pánico
¡No hay pasiones que acusar!

Yo tampoco podía permanecer impasible
Mi libido tenía un deseo
-Donde tus labios también temblaban-:
Que mi yo en ti se sumergiera.

Entonces perdiste el camino
Una voz vino detrás del telón,
Como no te vieron
¿Quién comenzará de nuevo esta obra?
Olvidé preguntarle a tu corazón.



Mi adoración al sol

A menudo observo las altas montañas
El horizonte reluce rojo y dorado
Nubes se romperán en el alto cielo
Y resplandecerán en el frío punzante.
Yazgo quieto con el rostro hacia el oriente
Extiendo mis reverencias al sol naciente
Aquel que es testigo
De cómo han comenzado las vidas sobre la tierra.
Ofrezco un vaso de agua cada mañana
Con manos plegadas me detengo
Por un momento, y el sol a su vez
Envía su calor y mi corazón se colma.
Que surjan mis emociones, que fluyan
Que se unan a su resplandor radiante
Y se tornen radiantes para levantarme cuando
Dé mi último suspiro con humilde reverencia.

           Julio 17, 2021. Bhaktapur, Nepal.

 


Un cortejo de amor

Ojalá pudieras tú descansar en mi corazón
Ojalá pudiera yo amar mi comienzo
Ojalá pudiera descansar en tu mente
Ojalá pudieras encontrarme siempre
Qué amable has sido por largos días
Semejante a un ciego te alcancé
Dime, ¿cómo interpretaré mi papel?
Bueno, contigo me encanta empezar.
Deseo que tu amor siempre se desborde
Ojalá pudiera robar tu corazón
Ojalá pudieras entrelazarnos
Ojalá pudiera encontrar amor en ti
Señorita, hago mucho, es cierto
Tú también tienes el mismo problema.

           Julio 14, 2021. Bhaktapur, Nepal.

 

 

Mis ojos se llenaron

Ella murió antes de tiempo
Hizo llorar a sus vecinos
Su esposo estaba aumentando de peso
El hijo le dio una oportunidad a su canto
Para olvidar esta pérdida,
Nadie estuvo allí para perderse este intento.
El perrito ladró hoy después de varios días,
Y las enredaderas que ella había plantado
Dan frutos y sorprenden.
Un naranjo, que ella había regado varios días
comenzó a brotar.
La casa ha estado casi en silencio
Todas las noches y todos los días
Y su hija se ha vuelto silenciosa 
Siempre escondida en la habitación.
Una vez le pregunté por su salud
Cuando alcancé a verla
Dijo que estaba bien.
Pero con una sonrisa extraña
Escapó de la vista de este poeta.
Probablemente tenía mucha razón en no ser falsa
Para no exponer el dolor de su corazón.
Su modestia me ganó, aquello me paralizó,
Mis ojos se llenaron de lágrimas.

           Junio 20, 2021. 
           Bhaktapur, Nepal

 

El cielo triste


Mi cielo azul se tornó negro hoy
No les permitirá a los rayos su camino
Me quedo a oscuras aquí
Él no prestará atención
Dime, ¿cómo me quedaré así?
Me siento en calma aquí
Mientras mi cielo está triste hoy.

No parpadeará más para mí
No siento paz en el centro del corazón
Mi cielo es tímido y silencioso
No me responde como antaño.

Hoy carezco de paz en el corazón
Que vino de sus bodegas celestiales
Mi más sincera súplica es respondida
Con aguaceros desde los poros de sus ojos.

¡Nubes! ustedes volarán
Y darán paso a mi cielo
Él debería mirarme
Y yo también debería verlo
¡Si él llora, déjenlo ser!

Debería ser bienvenido más bien
A veces nos reuniremos todos
Y daremos una oportunidad a nuestras lágrimas
Yo y mi cielo.

           Mayo 28, 2021. 
           Bhaktapur, Nepal. 

 

Un poeta es media luz


Que el poeta sea poeta, que sea una luz,
Luz que sólo sabe irradiar al mundo
Con encanto; ecuánime, sin prejuicios
¿Qué quiere pedir prestado?
Él es ecuánime tanto en 
La felicidad como en el dolor.

Que el poeta sea luz en la oscuridad
Que se lean las letras del poema
No sé qué leer con esa luz
La luz es sólo una luz hecha a sí misma
Puedes leer lo que quieras
Él es mudo e irracional; te recibe
Seas quien seas, sin problema.

El poeta no puede escribirte 
Lo que se te ocurra
El poeta no te comprende,
Ni tus regaños y reprimendas
Porque estás lejos
Tu habitación al girar las bambalinas, 
¡El poeta es el aliento del mundo!

Puede verse cerca de tu casa y en las calles.
Quizá él es tu esperanza y tu vista
Pero tampoco puede ser irracional entre las dos 
Así, un poeta es sólo la mitad de la luz.

           Mayo 25, 2021. Bhaktapur, Nepal.

 

Es de noche

Demonios vivientes,
Se levantan de las tumbas
Continúan hacia su destino
Cumplen con su cometido, y
Vuelven a ingresar a sus tumbas,
Recurren a dormir de nuevo.
¡Es de noche!

Puedes caer en sus fosas
Así que no camines de noche
Cuando las tumbas han sido abandonadas.

Te lo recuerdo nuevamente
¡Es de noche!

           10 de enero, 2022. 
           Bhaktapur, Nepal.


Santosh Kumar Pokharel poeta, editor y traductor nepalí multilingüe. Ha escrito poemas en nepalí, inglés, hindi y ruso que han sido traducidos a veintisiete idiomas. Su viaje poético comenzó a los 13 años. Sus poemas van desde la lírica romántica hasta la metafísica, de lo satírico a lo trágico y filosófico. La mayoría de sus poemas tratan sobre el amor, la belleza, la naturaleza y la compasión humana y la subsistencia. Se centra en las mujeres, los niños, la paz y la pobreza.

Escritor de cinco libros y fundador del Foro Internacional de Literatura. Recibió el Premio Internacional Mahatma Gandhi a la Escritura Creativa, 2018; el Premio Internacional Nikolai Gogol "El mundo de las zonas fronterizas" por su contribución a paz a través de la literatura de Ucrania, 2021. Laureado de Primera Clase, del Premio internacional Anton Chekhov por Canciones del paisaje de Yalta, Crimea, 2020; y Premio Poeta Políglota 2021. Recibió igualmente el Premio Embajador de Para la Paz de la Federación Universal de la Paz, 2020; Premio especial de la Mancomunidad de la Diplomacia Popular de Kazajstán, 2021.

Publicado el 29.04.2022

Última actualización: 04/05/2022