English

Sue Zhu, República Popular China

Por: Sue Zhu
Traductor: Arturo Fuentes para Prometeo

Coincidencia 


Bajo la luz de la luna, sobre el agua que fluye,
Está en todas partes y en ninguna 
Si tal misterio se interpreta como personas, cosas o situaciones
La interpretación es pálida e inútil.

¿De dónde eres, a son de qué? Eres:

La llegada de la brisa cuando brotan las flores
La lluvia en un parpadeo cuando el cielo estalla en lágrimas de dicha
El viajero hambriento alojado al anochecer en el humo de la chimenea en la cocina
La reencarnación de semillas de diente de león al pie de heladas montañas nevadas
 
Dondequiera que vayas, giras las cosas:
Peces errabundos se persiguen entre sí
Hojas tiernas absorben calcio de la luz solar
Meteoritos besan la tierra cruzando años luz
 
Eres
Una existencia amable en el destino
La sombra del sauce plantado sin querer
La unión escapada de las manos
Las floraciones evadidas por la mariposa volando de costado
 
Eres el trueno que retumba instantáneamente
La Inmortalidad en el momento justo
O una muerte prematura en el momento equivocado

 

El final desconocido


Presencia asombrosa
En nombre del espíritu de toda la Creación

Vastos pastizales del bosque, montañas nevadas y glaciares
Incendiados por yesca dispersa
Las llamas pueden devorar el mundo, la inundación puede volcar botes.

La enciclopedia de la Tierra se carga con toda clase de nuevos registros
Ríos desviados, cumbres aplanadas, pastizales roídos, humedales drenados

Una vez se contaron, uno a uno
Begonias de flores amarillas, sándalo chileno, olivos de Santa Elena, mariposas blancas de Madeira 
y rinocerontes negros, trepadores de miel, anacondas de Mauricio, cabras pirenaicas y corvinas blancas de California, sapos dorados en el bosque de nubes, 
Pero ahora se extinguen o se escapan.

Lluvia ácida persigue al viento para acrecentar las llamas e intensificar el humo.
La situación sólo se agrava por la explotación humana y sin sentido de la naturaleza, 
la clonación y la sobrepoblación,
Sin considerar alguna probabilidad de un impacto de asteroide, el hábitat poco a poco se encoge, se rompe o incluso se pierde
Por el advenimiento de la profecía de la "sexta extinción masiva", ¿quién pagará la factura?

"Cada camino recién abierto creará una barrera desesperada para el intercambio genético de mariposas"

Árboles talados, acoplados al fracaso de la cosecha de bananos, aniquilan colobuses rojos y lémures de boca pequeña.
Armas codiciosas se alzaron a menudo
Nuestros parientes cercanos no tienen escapatoria de esta desgracia

Gaia* tiene ya el corazón roto
El día en que finalmente caiga el telón, ¿seremos
capaces de recobrarlos?
¿Podríamos aún encontrarnos a nosotros mismos?

Nota:
*Gaia: la diosa de la tierra en la mitología griega antigua.
**La sexta extinción masiva: la comunidad científica cree que las actividades humanas excesivas han acelerado 1.000 veces la tasa de extinción de especies, en comparación con la extinción natural, y la tierra está entrando en el período de la sexta extinción masiva.

 

Salva a la luna


Una luna en el cielo, muchas en tierra.
Estos niños ingenuos y necios conocen
Ríos, mares, lagos, lagunas, arroyos, manantiales, pozos y
Agua en el tazón de porcelana azulada sobre la mesa redonda, incluso una gota
de agua en la mano, todos sostienen una luna pequeña 

No importa cuán altas estén las copas de los árboles, la distancia puede medirse a simple vista
El deseo de elegir el más grande y brillante plato de oro
Se transmite por generaciones, en el incesante salto alto de rama en rama

No importa cuán profunda o superficial, clara o turbia, móvil o estática, es el agua, es una postura vaporosa y cambiante.
Es belleza pura de íntimo encanto

"La luna morirá hoy y caerá en el pozo. Debemos unirnos para salvarla, y así
el mundo no tendrá una oscura noche sin fin"
Aquella noche, micos juntaron cola y cabeza para salvar la luna, con el ideal heroico original.

La rama rota los envió al fondo del pozo.
Ninguna señal del viento ridiculizó esta obsesión

Cuando tocaron la luna rota, ¿advertirían que
La Dama del Cambio y el conejo blanco que apetecíamos
realmente no vivían allí?



La manzana de la discordia
 

Siguiendo el consejo del doctor, mi amante,
Te daré algunas manzanas frescas
 
Ve a la Feria de Scarborough a escoger algunas
Maduradas naturalmente, rojas y verdes
Desecha las verdes, por ahora, disfruta pronto las rojas 
Cualquiera que esté en el medio, la fecha de degustación depende de ti.
 
Las demasiado dulces y doradas*
Yo deliberadamente las rechazaría, porque su tentación
Abrumaría nuestra resistencia
Mucho más allá de nuestras vidas

*En la leyenda, una manzana dorada lanzada por la diosa de la Discordia, desencadenó la Guerra de Troya.



A mi hija


En la tarde, escribo una extensa carta y la envío con un regalo
Para ti, dieciséisañera en una tierra lejana

Un selecto grupo de manzanas de todas las épocas
Con sus lugares de origen, marcados uno a uno

Una del remoto Edén oriental
Una manzana dorada en el banquete de bodas, encendiendo la pólvora
Una entregada por la anciana en la ventana de la casa de los Siete Enanos
Una aparecida alguna vez en la clase de Sócrates, como una falsificación
Una en la teoría de las expectativas de Vroom, a ser elegida sólo tras un gran salto
Una dejada caer con descuido por un Charles, sólo para despertar al rumiante Newton
Una cruzando sin duda el enorme desierto del Sahara
Una crecida en un árbol fuera del seto en 1942, como muestra de amor
Una más, del huerto que cultivamos juntas

Estas manzanas, de espontáneo aroma
Conviértelas en mermelada incomparable

Tú, haciendo amistad con la libertad, de por vida
En un viaje feliz



Cada noche cantar en casa sobre una roca


Préstame las alas del fénix
Déjame volar desde el incendio forestal en la selva amazónica con poder místico
Poniendo un arcoíris en los ojos de los desesperados que miran hacia arriba
Tomo prestada la perseverancia de KuaFu para perseguir el sol

Préstame la aleta caudal de una ballena beluga
Déjame sostener la boya de las olas, en rítmico latido 
Contemplar el águila marina saciada,
Impulsar el barco de Noé
navegando raudo hacia la patria asaltada por el tsunami

Préstame el pincel mágico de MaLiang
Déjame convertir las ramas del árbol, nutridas en un bar de oxígeno natural,
En oro dedicado, cortinas y piedras. Hacer millones de apartamentos
Refugiar a aquellos vagabundos sin hogar y sin fecha de regreso a la vista

Préstame la dulce voz de un ruiseñor
Déjame volverme la nueva compañera de una cariñosa luciérnaga
Creer que "la muerte no tendrá dominio"
En la casa nueva fundada sobre una roca*, cantar y orar noche tras noche…

Que no haya más oscuridad profunda
Que la luz del amanecer sea

(*Mateo 7: 24-27)


Sue Zhu, ex presentadora de televisión y editora en China, que ahora vive en Auckland, es poeta, artista y organizadora de intercambios culturales internacionales de Nueva Zelanda. Comenzó a publicar ensayos en 1995 y ha publicado tres libros educativos para niños, la traducción de una historia y una colección de poesía. Sus poemas se han traducido al inglés, polaco, vietnamita, italiano, macedonio y otros idiomas y se han publicado en muchos condados.

Ganó el premio literario Naji Naaman, Mención del 36° Premio Mundial de Poesía Nosside (UNESCO), Premio Poiesis a la Excelencia en Poesía en el Concurso Internacional del Premio Rabindranath Tagore, Premio Literario Italiano Il Meleto di Guido Gozzano (2020, 2021), Premio del concurso de poesía “Monkey King Cup” de China, premio del concurso internacional de poemas cortos de China y algunos otros premios de literatura en Bangladesh, Nueva Zelanda y Rumania.

Fue nominada al premio Pushcart en 2020. Ha sido invitada a participar en muchos festivales de poesía y literatura en México, Canadá, India, Macedonia y otros países.

Última actualización: 04/05/2022