Festival Internacional de Poesía de Medellín

Gozo Yoshimasu (Japón, 1939)

El viejo castillo en el aire

(Fragmento)

Ese plateado
Viejo Castillo en el Aire cubierto totalmente de nieve
el plateado
Viejo Castillo en el Aire cubierto totalmente de nieve
ah
nieva y nieva
nieva y
un amante blanco llega
ah, que plateada, sobrenatural,
enorme roca cubierta de nieve,
locura que atrae al núcleo,
cerebro sediento de sangre,
nieve sobre los órganos de los sentidos,
congelamiento total,
oh, la hilera de grandes columnas blancas
comenzando a girar en el misterio
mira los cadáveres brillando de repente, purpúreos
la nieve cubre el Viejo Castillo en el Aire
al pie del acantilado europeo la nieve es espesa,
el caballo plateado de pelo de plata
avanza
el caballo se transforma en espectro, el caballo avanza
lento hacia la súper cámara
la música comienza suavemente a fluir
la melodía es lenta
y comienza a fluir
el caballo plateado pasa bajo la torre, con la muñeca plateada en su grupa
y se transforma en símbolo inexistente que recorre los sentidos,
proyectando un signo,
y entonces el caballo comienza a galopar como una ráfaga de viento
candil
candil
¿de dónde proviene tu llama blanca ?
caballo blanco, rompe el círculo, quiébralo,
caballo blanco, caballo blanco
que cabalga en el cosmos
oh, el caballo blanco
que cabalga en el cosmos
oh, el caballo blanco
plateado
el 4 de enero de 1970 avanza
hacia el cuarto encantado de Shimokitazawa
la nieve cubre todo
me encuentro suspendido del techo por un hilo de plata
y caigo con un ruido estruendoso
ah, candil
no importa lo que llegue a ser, fantasma o demonio o estrella
fugaz
partiendo al vuelo desde el cuarto encantado
usaré la magia, me metamorfosearé en nieve,
me asomaré al filo de una lente de aumento
el caballo blanco, es un caballo blanco, corre raudo
blanco es blanco, la suprema autoridad de las palabras
caballo blanco, caballo blanco
plateado, plateado
ah, el Viejo Castillo en el Aire se hunde en el océano
y destruye la gravedad de los Alpes
en el norte, el cuarto oscuro arde con furiosas llamas
el sol atraviesa el Libro del Pulgatorio
el Asia Central observa con ojos terribles
arde el Africa de cabellos negroazulados
pensando en el cometa que sueña en el centro metálico
ah, candil en el cerebro del gran diccionario que purifica al
blanco puro
el plateado
Viejo Castillo en el Aire cubierto de nieve
el plateado
Viejo Castillo en el Aire cubierto de nieve
puedo amar, puedo amar, puedo amar, puedo matar,
puedo matar, puedo matar,
el blanco caballo plateado de las revelaciones
la quilla va siempre detrás de los fantasmas y el océano es un
lecho terrible
y cuando el gran barco puja en el mar como una torre inclinada
las ciudades hacen lo propio, también la Torre de Babel,
enfocando formas de casas, ah,
una casa es también un Viejo Castillo en el Aire
historia y genitales, terrible conexión
qué costumbre decorar con el tiempo
el siglo del Fénix, todo es una profecía aciaga
pensando en el cadáver de una mujer bella
recito un viejo poema da Man'yoshu
"siento con tristeza que la raíz de una hierba en la orilla
alguna vez hollada por el Príncipe de Kume se ha secado"
ah, alguna vez hollada
soñando con el Viejo Castillo en el Aire
soñando con el Viejo Castillo en el Aire
canto solitario
canciones
al plateado, blanco caballo, mi alma que se ha ido
las palabras caen como la nieve, corren por la nieve se deslizan
compiten y entran en la verdadera existencia...

 

Gozo Yoshimasu nació en Tokio. Es autor de numerosos libros de poesía, entre ellos: "Ogon Shihen" (Versos de oro 1970), "Waga Akuma Barai" (Mi exorcismo, 1974), "Neppu, A thousand Steps" (Viento del Diablo, mil pasos, 1979) y "Osiris Ishi no Kami (Osiris, diosa de piedra, 1984) además de numerosas colecciones de ensayos y prosas. Sus obras completas han sido publicadas en Japón, en cinco volúmenes. Entre los actuales poetas japones, Gozo se destaca por la manera de leer sus poemas. En el escenario entra en un aparente trance , algunas veces lee con el acompañamiento de su esposa Marilia Parker o de algunos instumentos musicales.
Mapa del Sitio
Gulliver: