Festival Internacional de Poesía de Medellín

Manipiniktikinia (Tule-Kuna, Panamá)

_______________________________________________________

Ikuaokinyappililer


Tus ojos grandes y negros
representan los ojos de papá y nana
que han posibilitado el origen del universo.

Ikua, eres hijo mío,
tu nombre perdurará desde siempre
las estrellas del universo gritarán tu nombre
tus luchas harán brillar con más resplandor
a los abuelos el sol y la luna.

en tí pongo todas mis fuerzas, mi espíritu,
mis anhelos,
mis proyectos,
mis esperanzas.

Todos los hombres perecen en el tiempo y en el espacio
pero deben seguir los pasos de los grandes abuelos,
para seguir defendiendo las formas
de resistencia del pueblo,
de nuestro pueblo tule


Olowaile


Carita del amanecer oro que brilla de tus labios de niña
Humo que perfumas el nuevo acontecer
del futuro de los días.

Eres una flor que embelleces
Cada anochecer, cada sueño
Cada idea, cada palpitar de mi corazón.

Eres el sostén de la gran cultura
Eres universo que grita desde su interior
Produciendo múltiples colores
Para que podamos pintar la tierra, la naturaleza
Con los ojos, con el corazón de todos los niños del planeta.

Olowaile, tu madre comprende que la vida
es hermosa, porque existes, porque
lloras, porque tus ojitos negros,
dibujan el origen del Universo
porque tu rostro invita el regreso
de nuestra madre Olowaile.

Tinaja


Cuentan mis abuelos
que la tinaja tiene vida
que la tinaja representa
la resistencia de nuestro pueblo.

Tinaja e Ipelele
son de la misma sangre
por eso el Tule bebe
esa caña fermentada hasta la saciedad
porque beber es recordar el camino de los mayores
es embriagarnos con nuestra historia.


Ipelele


Nana kayapai
Desde el fondo del río Tuiliwala
Sonrío con satisfacción
Al mirar a sus hijos nacer
Desde la tinaja de oro de plata.

El gran río se estremeció
las nubes se acoplaron
para dialogar del gran nacimiento
las distintas capas de la madre tierra
se acomodaron,
se fortalecieron
y profanaron profecías.

El fuego se levantó
con su sombrero brillante
para la lucha
para señalar el camino de esperanza.
el viento volvió a danzar
como la primera vez
cuando Papa y Nana estaban formando a la madre tierra.

El agua roció las mejillas de la madre doliente
para darles la gran noticia
las plantas se vistieron
con sus mejores molas,
con sus mejores aromas,
para preparar la guerra.

El fuego
el viento
el agua
las plantas
y los ocho hermanos
volvieron la memoria
de mi pueblo Tuleo


 

_______________________________________________________

Abadio Green Stocel   (Manipiniktinikinia, “el nacimiento de la plata nueva”) nació en la comarca de Sasartí Mulatuppu, archipiélago de pequeñas islas coralinas, en Panamá. Poeta e investigador académico, Pertenece a la Nación Tule-Kuna. Realizó estudios de Filosofía y Teología en la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín. Realizó un postgrado en Lingüística en la Universidad de los Andes, Bogotá. Ha sido por varios años Presidente de la Organización Indígena de Antioquia, OIA. Preocupado por la supervivencia de las lenguas originarias, viene trabajando sobre la manera como se debe enseñar la lengua materna desde la tradición oral, las escrituras propias y desde el origen de las palabras. Esto le ha permitido acercarse a la historia de origen de su pueblo Gunadule, y a otros pueblos originarios.

Mapa del Sitio
Gulliver: