Festival Internacional de Poesía de Medellín

Presencia de la poesía noruega en Medellín

Tale Næss

 


Lectura de poemas en el 18º Festival Internacional de Poesía de Merdellín


Tale Næss   es una poetisa y dramaturga noruega nacida el 22 de marzo de 1969 en Bærum. Næss estudió ciencias fílmicas. Creció en Trondheim, donde fue residente de la casa de escritores en los Consejos Ciudadanos de Trondheim entre 1997 y 2002. Su debut con la literatura en prosa fue en 1992 con su novela La luna no tiene manos. Desde entonces, ha escrito poesía, novelas y dramas para películas, radio y teatro. Escribió el libreto de la ópera religiosa Madonna Furiosa en 2005, la cual ha sido aclamada por la crítica noruega y mundial. Næss es actualmente una de las dramaturgas más interesantes de Noruega y su trabajo está siendo traducido al alemán. También ha hecho algunas obras de instalación y ha presentado su trabajo en exposiciones y festivales en Noruega, Suecia, Dinamarca, Polonia, Finlandia, Groenlandia y Egipto. Su colaboración actual con el dúo musical Kassbøll/Duch los ha llevado a hacer varios conciertos y próximamente se presentarán en Noruega con el patrocinio del Consejo Cultural Noruego. A través de sus lecturas, poesía e instalaciones, Næss ha desarrollado una fascinación por la voz humana. Esto se ha transferido a sus guiones para radio y teatro, donde la expresividad de la voz humana y la musicalidad de los sonidos toman un lugar central. Varios de sus trabajos exploran el campo que se encuentra entre el arte dramático, el trabajo literario y las artes visuales. En su mundo, dirigirse alguien es una manera de expresar nuestra humanidad. Tale Næss ha publicado varios textos en revistas y antologías literarias entre de 1988 y 2008. Tale Næss ha dirigido, desde el verano de 2007, la compañía productora NOOR Productions Ans en compañía de su esposo, el actor Trond Peter Stamsø Munch. Libros publicados: Månen har ikke hender (1992); Natten er et langt skudd (1994); Ka (1996); Hummermørke  (1998); Strømmer, det tredje stadiet, Lys-Mørke  (2008). Y las obras de teatro: De ti bud, (1999); Den hvite byen –  (2000); Haven  (2003); Madonna Furiosa – (2005); Det Tredje Stadiet, (2007); Funn  (2007); En palestinsk reise  (2008); Anna  (2008/2009); Vilde (2010); Her.Nå.Siden (2011).

                   

                       Traducciones de Omar Pérez

¿Quién puede reconocer este cuerpo?

¿Este cuello extrañamente retorcido
piernas y brazos y boca en el cieno?

¿Quién puede ser reducido a semejante complacencia?
Esta suavidad extrema
cuando rasgan sus ropas
sus espejuelos
sus papeles-

Soy un colaborador
el lenguaje es mi ley
me comportaré muy bien en el silencio
pero mi boca es díscola
vadeando en la historia
lanzando oraciones y formulaciones hacia la página en pautas caóticas
bajo mi aliento susurro:
estas colinas arden
estas calles arden
mi voluntad arde
mi pecho arde
mis esperanzas arden
mi escritura arde – es
una llama siempre ardiente
siempre cambiante

 


*

 

Un niño corriendo en zigzag

entre el pasado y el presente
sus piernas pisando torpemente manchas negras
a través de un valle cubierto de nieve
su rostro adoptando rasgos extranjeros
su lengua arrancada
un vacío su voz
la sangre en su boca
indetenible

Un niño corriendo en zigzag
entre iglesias y casinos
entre patios de escuelas vacías
parques y campos
corre adelante
junto a las orillas de los ríos
atravesando puentes
por entre montones de basura de una fábrica abandonada
y la oscuridad lo sigue
y la oscuridad lo sigue
la oscuridad lo sigue
es una nube
una llama siempre cambiante

 

 

*

 


Veo
grandes pájaros aterrizando en vastos campos
veo
tormentas que se funden
casas que se doblan lentamente hacia la tierra
océanos que se derriten lentamente en las playas
mientras despierto al sonido
de los pies de los niños
el sol imprimiendo suaves figuras en el suelo

Veo
montones de historia
ocultos en áticos
veo
decapitaciones y abrazos
voces olvidadas y reemplazadas

Este es mi aprendizaje
esta es mi tarea
dividir el mundo en categorías
darle nombre a los gatos y las calles
a los gobernantes y a los gobernados

Estrechar las manos de los oficinistas en trajes
                                                         de polvo y papel
abogados y putas
caminar en ciudades superpobladas de tiendas
que venden maíz y pipas
que venden esteroides y maquillaje y chocolate
que venden juguetes y mascotas y miembros postizos

 

que venden bancos de iglesia y cuerdas y libros sobre
salud, preñez, carros de uso y caballos
y mientras que los nombres se apilan
llenando páginas
puedo sentir cómo el lenguaje
duele y se dobla

Esta es mi tarea
buscar con mis manos en la arena
hallar un nido de collares blancos

 

cuerpos violentamente rechazados:
una boca, un rostro donde la historia ha hecho
                                                            sus inscripciones
impreso sus diminutas letras
para que nosotros las recolectemos
y entonces las convirtamos
en hileras de números
en columnas de detalles y fechas 

No
no todo puede ser añadido a la meticulosa matemática
del lenguaje
esta es la historia de otra persona
constantemente colmada por la humanidad
constantemente llevada hasta el límite

Oro por días colmados de
higos y ciruelas
para la piedad de los extraños
escupí como pepitas de higo en las fuentes bautismales
sembradas cual semillas en la sombra
oro porque el agua me aguarde en el fondo del pozo
pacientemente como un ojo
como un brazo
como una bendición

 

 

*

 



Un Preludio

1.

Compañías que cubren la distancia
entre el pasado y el presente
una espalda al hombro
un hombro a la espalda

Vuelos que parten
semejantes a las aves en la tierra natal
lamentables heroínas
en el silencio del agua salada del invierno

Tropas que cubren la distancia
entre las colinas y los pueblos
midiendo cuidadosamente
el ancho de las líneas enemigas
dejando atrás cargamentos de alimento y municiones
dejando atrás tumbas recién cavadas
donde los batallones son reemplazados
por otros batallones
donde los cuerpos son reemplazados
por otros cuerpos
donde la fatiga es reemplazada por las retiradas
retiradas de tristeza
tristeza de una canción o el recuerdo de una canción
dedo flaco que lame la lengua de un gatico
en una mañana de domingo a la deriva

 

 

*

 


Hay un grito
y luego hay silencio
hay susurros
y luego
silencio
tiempos que cambian
ansiosamente como la inmovilidad en las barracas
en las atalayas
en los calabozos

Este es el tiempo para el sueño desplomado
este es el tiempo para el susurro en la oscuridad
este es el tiempo para las voces silenciadas
para el silencio
filtrándose en susurros
y los susurros rompiendo
la oscuridad
que rompe

las bocas
llamando por sus nombres a nuestros enemigos
los nombres de amantes hace tiempo olvidados
de niños huérfanos
y de aquellos que los dejaron huérfanos

 


*

 


Respiramos este sueño
lo aspiramos y lo expiramos
nuestros alientos arden
la colina arde
estos bosques arden
es una siempre cambiante
siempre creciente llama

 

 

 

*


 

3.
De este modo lo percibo:
estoy atrapando pajas
aferrándome a lo familiar
suplicando estar con mis hijos

temerosa del futuro me apego
a las calles familiares
manteniéndome fijada por la pluma
observando su tullido garabateo
pesado de palabras
y ponderando
mientras cruza esta blanca hoja de papel

Mírenme mientras intento
anclar mis esperanzas a la página una y otra vez
ya no puedo aproximarme dignamente a las palabras
sólo observarlas a distancia
como alguien en luto constante

 

 

*

 


De éste modo lo percibo:
un niño acurrucado en los matorrales
llena su boca con piedras como si quisiera impedirse
hablar
y entonces los soldados
una y otra vez golpeando su cara, sus manos, su
espalda hasta que las piedras
salen disparadas de su boca
como flores oscuras

De este modo lo percibo:
un niño acurrucado junto a una carretera
su cuerpo a punto de abandonarse
abriéndose como un abanico
y entonces comienza todo de nuevo
el niño recogiendo las piedras
volviéndolas a meter en su boca
los soldados pateándolo
restregando su cara en el lodo
arrastrándolo por el pelo hasta la acera
escupiendo sobre su nombre, sus manos, sus piedras, su
futuro y una mezcla de sangre
y humillación
comienza a fluir de sus labios, sus sienes, su nariz
goteando como letras antiguas   
derramándose como figuras sombrías en el fango

Y yo observo este garabateo tullido
cuánto se parece al mío cuando atraviesa la senda
intentando anclar mis esperanzas en la curva de su
brazo
extrañamente doblado
pero ya no puedo aproximarme dignamente a esta imagen
sólo me queda observarlo a distancia
como alguien en luto constante

De este modo lo percibo:
una extensión de valle cubierto de nieve
la luz que se inscribe finamente en las laderas de las
montañas
y en este blanco
un golpe de negro
cuando el río pasa a través

 


                                       ELLA ES ESTO


ELLA ES ESTO1:
ESTAR QUIETA – AÑADIR DE NUEVO – AÑADIR AL PRINCIPIO
OTRO FINAL OTRO PUNTO MUERTO RETENIDO CONTADO -

ELLA ES ESTO 2:
A PARTIR DE AQUÍ NO HAY NADA – A PARTIR DE AQUÍ HAY
TODO – REAGRUPAR Y VOLVER A CONTAR Y AÚN SER CONTADO –
UN SUAVE JADEO – ELLA RUEDA POR EL ACANTILADO -


ELLA ES ESTO 3:
ESTÁ SEMIDORMIDA – EL RELENTE  DE LA OSCURIDAD – LA
HUMEDAD EL ESCALOFRÍO – SUS HUESOS SECOS – ELLA ES UN
MEDIO PARA MOVER Y FROTAR -

ELA ES ESTO 4:
ESCUCHANDO – HABLAN – SUSURRAN – SISEO – AGUA QUE
GOTEA – ELLA CONOCE ESTAS VOCES CONOCE ESTAS PIEDRAS –
ELLA SALTA OBSTÁCULOS RESBALA SE AGACHA – ESTE ES SU
ESCONDITE – ESTA ES LA LENGUA QUE ELLA HABLA -

ELLA ES ESTO 5:
ELLA CORRE POR EL BOULEVARD – AUMENTA LA VELOCIDAD –
INDETENIBLE LA SANGRE EN SU BOCA – ADELANTE – OJOS
CERRADOS ADELANTE –UNA CASA – UN PARQUE – UN CARRO QUE
PATINA – PARAR – UN NIÑITO – UNA NIÑITA – LOS JUEGOS
QUE JUEGAN -


ELLA ES ESTO 6:
UNA IMAGEN DE UNA FLORESTA – IMAGEN DE UN RÍO QUE
CORRE LENTAMENTE Y DOS ORILLAS DE ARENA A CADA LADO –
LUZ BLANCA – BLANCAS MANOS – BLANCO CORAZÓN -

ELLA ES ESTO 7:
TRATA DE AFERRARSE A LA FLORESTA PERO ELLA ES QUIEN SE ROBA LA LUZ – SUSURROS EN LAS VOCES – SU CUERPO
HINCHADO -

ELLA ES ESTO 8:
ELLA ESTÁ CONTANDO LENGUAS EN LO MOJADO DEL ESTANQUE – ESTA NOCHE SALADA HINCA PUNTOS TIERNOS EN SU PIEL CALIENTE –

ELLA ES ESTO 9:
ELLA NO HABLA CON NADIE – SE SIENTA INMÓVIL O NO SE
SIENTA- CAMINA O NO CAMINA – RESPIRA LA  LUZ GRIS
ACERO – ARRIBA DICE Y A VECES ELLA ESCUCHA -  PÁRATE
DICE Y ELLA SE ESTÁ LAVANDO LA CARA – TIENE HAMBRE –
ESTÁ COMIENDO – PÁRATE DICE Y ESTÁ SORDA – AMARRANDO LA NOCHE A SU PECHO – DEJÁNDOLO LAMER SUAVEMENTE UNA MAÑANA PERFORADA -


ELLA ES ESTO 8:
CAE – ESTÁ CAYENDO – SE DETIENE – ECHA A ANDAR – OTRA VEZ ESTÁ CORRIENDO – DOBLANDO ESQUINAS – DOBLA UNA ESQUINA MÁS – OYE EL DÉBIL SONIDO DE UN PERRO JADEANDO
-

ELLA ES ESTO 7:
EL PECHO DE ÉL Y EL DE ELLA – LOS SUSURROS DE ÉL Y LOS
DE ELLA – LA PREGUNTA DE ÉL Y AÚN UNA RESPUESTA – UN NUEVO REAGRUPARSE -


ELLA ES ESTO 6:
EL HUECO QUE LLENA LA LENGUA LA NECESIDAD – ESTE FLUJO DE AGUA – SU LECHO DE PIEL – ENRROLLADO EN UN CÍRCULO – ESPALDA CON ESPALDA – ELLA ES UN NÚMERO MÁS – OTRO FINAL INCONCLUSO -


ELLA ES ESTO 5:
CORRER OTRA VEZ A TRAVÉS DEL BOSQUE – MÍRALA CORRER – MÍRALA CÓMO  TROPIEZA Y CAE – A PARTIR DE AQUÍ NO HAY NADA – REPITE – NO GRITA – CONOCE ESTAS VOCES – CONOCE ESTAS PIEDRAS- LA VERDAD REAGRUPÁNDOSE -

ELLA ES ESTO  4:
SE PRECIPITA POR EL ACANTILADO – HAMBRIENTA – DEJA DE IMAGINAR UNA FLORESTA -


ELLA ES ESTO 3:
ESCUCHANDO – ELLA ES UN MEDIO QUE SE MUEVE Y SE FROTA CONTRA NOSOTROS – ESTA RESPIRACIÓN RÁPIDA Y PESADA -

ELLA ES ESTO 2:
ELLA ESTÁ SIENDO CONTADA -

ELLA ES ESTO 1 – Y AÚN OTRA

 

 

*

 

CASAS

Casas
brotando de la tierra como árboles, como torres
Calles que corren veloces
como ríos
Boulevards que se esparcen rápidamente
salones de baile, centros comerciales
terrenos públicos con fuentes desecadas
sus puertas ahora permanentemente abiertas al público


La ciudad que se esparce vertiginosamente
cubriendo la tierra hacia el este
cubriendo la tierra hacia el oeste
hasta llegar al puerto donde están anclados los barcos
enormes
y las islas esperan pacientemente
cual oscuros nadadores soñolientos
semi-cubiertos por el agua fangosa

Los terrenos de juego
desperdiciados
Los niños aprietan sus frentes contra las rejas de
hierro forjado
observando en silencio los árboles
y los senderos
y las rotondas desoladas girando lentas en sus fríos
ejes y el viento
cómo recoge las hojas
remanentes de resecos folletos y envoltorios de
galletitas
empujándolos por las aceras, más allá del expendedor
de soda y una abandonada tienda de lámparas chinas

Siguiendo hacia los barrios bajos
junto a un burdel cerrado
una casa de empeños cierra por los días feriados
trancada con cadenas y lemas políticos que cubren las
paredes
como una enfermedad
Una cámara de seguridad vigila la entrada
rígidamente montada en un soporte motorizado controla
los alrededores
constantemente fijada
a inteligentes sistemas de alarma
y a empresarios de compañías
de seguros con monitores seriales y sofisticadas bases
de datos 

Un pañuelo de cabeza de seda amarilla
enganchado en  la maraña de hierro
baila
rebotando en rápidas descargas de amarillo
contra el ojo mecánico


La ciudad está creciendo
casas que brotan como torres
calles que se alzan del suelo como árboles
un grupo de niños van en enjambre hacia el muelle
para hacer nada
circundando el área
durmiendo como hermanos
amontonados cual mercancías abandonadas en los restos
del tanquero ruso
quemando teca y caoba en la playa mientras comen
crispetas mojadas
vaciando los restos de atún de las latas
en la mañana juegan a las escondidas en la niñez de
cada uno
fingiendo ser un hermano, un padre, un maestro
en silencio encorvados sobre libros de pájaros
sus rostros oscurecidos por el óxido y el aceite
por la suciedad y el hambre

El agua que sube lentamente
el agua que baja lentamente
una bolsa de naranjas acaricia los pilotes del muelle
flotando de atrás para adelante hasta que la bolsa se
rompe y la fruta
se derrama
como amarillas pelotas de miniatura o piezas de un
rompecabezas olvidado
se esparcen y reúnen
se esparcen y reúnen
hasta  que las olas se apropian de ellas
empujándolas bajo los puentes
en los canales
bajo las máquinas de transporte que han dejado
oscurecer
bajo la lluvia
pesadas por la acción del día
Carreteras que corren como largos dedos ávidos hacia
el bosque y sus ocultos lodazales
hacia las praderas y las montañas
y un desierto floreciente

En una encrucijada, tres viejos en silencio
de pie con las cabezas inclinadas
tocándose de pronto en los hombros
mencionando nombres de los muertos y seres queridos
cual si fueran secretos
o algo casi olvidado o totalmente fuera de uso
como objetos extraños a sus bocas
los escupen al suelo
súbitamente expuestos al pasado

Cuando el momento ha pasado
uno de ellos se agacha y recoge un guijarro blanco
con movimientos rápidos urgentes
lo esconde en su bolsillo
y cuando la noche asciende
en la choza donde vive

se acaricia la cara, el cuello, las manos con la
blancura de la piedra
escondiéndola bajo la lengua y se va a dormir como un
niño
de una vez en la noche vacía de sueños y mensajes
ocultos

Más adelante en el camino
en el jardín de una vieja maestra de escuela
una muchacha empieza el día cortando flores
dulces guisantes y rosas
haciendo un mazo
y la puerta de la veranda se abre de un golpe
como para una gran fiesta
la sala con sus butacas
sus tenedores de plata
su porcelana frágil
y la luz viene inundando el cuarto a través de los
canales, debajo los puentes
cubriendo los terrenos públicos
revelando a los niños
el burdel
la cámara de vigilancia y su pañuelo danzante
y todo queda inmóvil
sólo por un instante
sólo en el segundo que toma a la muchacha inhalar
la ciudad
sus casas
nada se mueve
nada crece
apenas una onda de luz
un pulso casi
o un latido del corazón
que inunda el mundo
con su luz trémula
y exacta

 


Publicado en noviembre de 2012

Mapa del Sitio
Gulliver: