Festival Internacional de Poesía de Medellín

Con raíces de amor para el futuro:
Habla el público del Festival



Fotografía: Fernando Rendón

Durante la celebración del XIX Festival Internacional de Poesía de Medellín más de dos mil asistentes diligenciaron una encuesta con diversas preguntas, que buscaban una aproximación a la comprensión entre los organizadores y el público, acerca de su relación con la poesía y con la propuesta histórica de la Revista Prometeo. La diversidad y vitalidad de las respuestas de los asistentes al festival son asombrosas, y expresan a cabalidad el talante poético de la ciudad. Tanta belleza contenida en las respuestas que reflejan el conocimiento poético de los asistentes contrasta serenamente con la actitud despectiva de algunos poetas, académicos y detractores en el país, que piensan torpemente que nuestra juventud no está compenetrada en la esencia con este proyecto vital para la construcción de un país para la vida, para la belleza y para la dignidad en nuestra sangrado territorio. A continuación incluimos algunas preguntas y respuestas.


Recuento de las impresiones del público asistente sobre el
Festival Internacional de Poesía de Medellín
Video: Producciones El Retorno

¿En un vocablo, que es para usted la poesía?

- Vida. (Leidy Cadavid, estudiante, 22)
- Sustancia. (Leonardo Jesús, estudiante, 18)
- Milagro. (Álvaro  Correa, estudiante, 21)
- Fuego. (Ignacio González, ebanista, 45)
- Silencio. (Sara Catalina Ramírez, estudiante, 19)
- Creación. (Isabel Quiroz, trabajadora social, 34)
- El llamado. (Andrea Serna, artista, 25)
- Imaginación. (Elizabeth Álvarez, estudiante 18)
- Resistencia. (Adriana Hurtado, periodista y abogada, 44)
- Espejo. (Adrián González, estudiante, 22).
- Inmensidad. (Jenny Ledesma, ingeniera de sistemas, 37)
- Opción vital. (José Jesús Gómez, ingeniero agrónomo, 53)
- Naturaleza. (Luz Andrea Moreno, estudiante, 21)
- Construcción. (Eduardo Sánchez, estudiante, 24)
- Experiencia. (William Rouge, docente, 30)
- Sublime. (Uriel Suaza, docente, 41)
- Libertad. (Julián Andrés Herrera, estudiante, 17)
- Estremecimiento. (Nubia Amparo Mesa, docente, 48)
- Oxígeno. (Beatriz Peña, abogada, 44)
- Imposible. (César Cuadros, estudiante, 24)
- Amor. (Diego Cossio, estudiante, 20)
- Pensamiento. (Felipe Hincapié, trabajador independiente, 28)
- Éxtasis. (Carolina Jaramillo, estudiante, 18)
- Alféizar. (Farid Villegas, docente, 41)
- Canción. (Daniela Londoño, estudiante, 18)
- Profundidad. (Jonatan Ruiz, estudiante, 19)
- Contemplación. (Raquel Mendoza, maestra, 45)
- Torrente. (Nicolás Gallego, docente, 27)
- Arte del lenguaje. (Natalia Puerta, música, 24)
- Armonía. (Natalia Marín, estudiante, 19).
- Vórtice. (Hernán Darío Rodas, docente 44)
- Dulce. (Karen Castañeda, topógrafa, 25)
- Salvavidas. (Milena Jaramillo, comunicadora, 29)
- Eternidad. (Deisy Úsuga, estudiante, 25)
- Educación. (Juan Camilo Escobar, abogado, 28)
- Desahogo (Sandra Múnera, estudiante, 21)
- Música. (Carolina Mateus, estudiante, 16)
- Oasis. (Jaime Alzate, arquitecto, 56)
- Verdad. (Diego Jaramillo, estudiante, 22)
- Salida. (Diego Molina, botánico, 28)
- Confesión. (Rodrigo Jiménez, docente, 44)
- Grandeza. (Juan Esteban Hernández, estudiante, 16)
- Alimento. (Sandra Liliana Mejía, estudiante, 28)
- Espíritu. (Cindy Carolina, estudiante, 21)
- Praxis. (Lina Méndez, mesera, 19)
- Esencia. (Diego Guerra, estudiante, 21)
- Chispa. (Catalina Gil, estudiante, 20)
- Lucha. (Luis F. Cadavid, abogado, 42)
- Regocijo. (Ricardo Vera, abogado, 58)
- Intimidad. (Eduardo Pereira, ingeniero de sistemas, 34)
- Es el arte de soñar. (Helí Posada, estudiante, 25)
- Creación. (Miguel Arango, estudiante, 21)
- Motor. (Hugo Valencia, estudiante, 32)
- Liberación. (Alejandra Zapata, estudiante, 20)
- Melodía. (Carlos Julio Suárez, taxista, 45)
- Trascendencia. (Víctor K., estudiante, 28).
- Ritmo. (Edgar David, ingeniero, 38)
- Sensaciones. (Santiago Franco, estudiante, 19)
- Aliento. (José Madrigal, estudiante, 26)
- Placer. (Álvaro Pérez, ingeniero mecánico, 52)
- Resguardo. (Carolina Jaramillo, estudiante, 18)
- Sabiduría. (Víctor Higuita, estudiante, 24)
- Realidad. (Diego David Flórez, estudiante, 22)
- Sentido. (Sebastián Pérez, estudiante, 20)
- Libertad del alma. (Ángela María escobar, ingeniera de sistemas, 39)
- Meditación. (Ana Ruby Rodríguez, estudiante, 19)
- Viaje. (Alejandra Rodríguez, estudiante, 21)
- Aire nuevo. (Yuri Bibiana Correa, estudiante, 20)
- Filosofía. (Sofía Reyes, arquitecta, 51)
- Libido. (Andrés Marín, barman, 19)
- No puede definirse. (Ivonne, estudiante, 19).
- Arrobamiento. (David Carvajal, estudiante, 19)
- Belleza. (Daniela Tobón, estudiante, 16)
- Mi vida. (Oliver Arknus, estudiante, 28)
- Utopía. (Yuliana Betancur, estudiante, 17)
- Dialéctica. (Alejandra, estudiante, 18)
- Retroalimentación. (Jaime Moreno, estudiante, 25)
- Genialidad. (Lina Marcela Castañeda, estudiante, 18)
- Fuerza de inspiración. (Manuela, estudiante, 17)

¿Por qué es necesaria la poesía?



Fotografía: FR

- Porque cuando a la sociedad se le está muriendo el alma, la poesía la revive. (Isabel López, artista, 26)
- Para refrescar las almas y mantener viva la sensibilidad hacia lo más humano de lo humano. (Isabel Quiroz, trabajadora social, 34).
- Nos enseña a ver y a decir lo que somos y seremos, lo que fuimos y dejaremos de ser. (Fernando Duque, estudiante, 19)
- Porque es el grito de amor que se desgarra desde las heridas de un pueblo que llora. (Miguel Ángel Ramírez, periodista, 19)
- Es la síntesis de los pensamientos más nobles de la humanidad, es el camino. (Ignacio González, ebanista, 45)
- Catalizador ante la crisis global y el individualismo. (José Jesús Hoyos, ingeniero agrónomo, 53)
- Porque podemos tomarnos la palabra que protege la vida del posible instante al descubierto. (Andrea Serna, artista, 25)
- Porque es lo maravilloso inesperado. (Zatria Vallejo, estudiante, 20)
- Construye el mundo y lo hace habitable. (Sandra Mazo, politóloga, 27).
- Nombra lo innombrable, es catártica, libera el grito. (Ana Carolina Herrera, estudiante, 23)
- Con ella se nace y se muere, sea crea, se entrega y se vuelve sensible lo inerte. (Claudia Patricia Carmona, estudiante, 35)
- Porque la sociedad se consume en el materialismo y olvida el ser. (Yolima Vargas, ingeniera industrial, 29)
- Para hacer posible lo imposible, mantener el sueño y expresarnos en medio de la violencia. (Sonia Hernández educadora, 38)
- Para resistir a la pesadilla de país en que vivimos. (Irene Gil, educadora, 50)
- Porque transforma el mundo. (Omar Gallo, tallerista, 49)
-Porque se conoce el mundo a través del lenguaje. (Alberto Piedrahita, obrero, 22)
- Para respirar otros aires. (Sara Catalina Ramírez, estudiante, 19)
- Un mundo sin poesía es un mundo desalmado. (Carlos Mario Giraldo, músico, 20)
- Porque es un lenguaje y un sentir que une a los pueblos. (Mariluz Peláez, abogada, 54)
- Porque es la voz esencial del hombre. (William Rouge, docente, 30)
- Permite expresar lo inexpresable. (Jorge Victoria, estudiante, 18)
- Es la única forma de exorcizar tanta barbarie. (Julián Camino, trabajador, 44)
- Es la mayor expresión de la existencia a través del canto. (Daniel González, estudiante, 25)
- Es agua para el sediento. (Catalina Gil, estudiante, 20)
- Porque es la palabra hecha vida. (María Fernanda Cerón, asistente académica, 32)
- Es elíxir para el espíritu y nos hace iguales. (Alba Rodríguez, socióloga, 47)
- Sin la poesía la vida sería fría y vacía. (María Isabel González, estudiante, 18)
- Porque devuelva a la ciudad la esperanza, la humanidad y la solidaridad. (Luz Stella Vélez, ingeniera civil, 48)
- Porque es el alma de la vida. (Héctor Bedoya, docente, 30)
- Porque es el verbo, la palabra viva que extingue el silencio y vuelve realidad la utopía de la libertad. (Juan David Ríos, estudiante, 28)
- Es el mayor consuelo de los desesperados. (Lina María Gómez, escritora, 39)
- Porque libera mi alma y me permite comunicarme de otra forma con otros universos. (Julián Esteban Madrid, estudiante, 22)
- Porque nos nombra y nos justifica en el cosmos. (Jairo Peláez, artista, 42)
- Permite expresare bajo otras formas del lenguaje lo que fue, lo que no fue y lo que será. (Zorayda Osorio, bioingeniera, 28)
- Sostiene el sueño y la felicidad en el pueblo, aún en momentos de crisis. (Sandra Liliana Mejía, estudiante, 28)
- Porque es un bálsamo que alivia las heridas de la injusticia y la violencia. (Ruth Arteaga educadora, 50)-
- Nos hace ir más allá de lo palpable del mundo. (Alejandra Rodríguez, estudiante, 21)
- Sintetiza la percepción del mundo. (Rodrigo Osorio, mecánico textil, 38)
- Permite la libre expresión, solidaridad y evolución y es la antesala a la paz y el amor. (Julián Andrés Herrera, estudiante, 17).
- Permite expresar sentimientos de alegría y tristeza, de paz y de guerra, en forma humana y tranquila. (Ángela María Escobar, ingeniera de sistemas, 39)
- Dinamiza, sana, pacifica, convoca, emancipa, salva. (Alexander Vargas, estudiante, 26)
- Ayuda a conocer la realidad a través de los diferentes imaginarios. (Andrés Agudelo, estudiante, 19)
- Abre las conciencias de un pueblo envuelto en la ignorancia. (Ramiro Moreno, pintor, 49)
- Porque mediante la poesía se puede construir un mundo bueno para habitar. (William Puerta, trabajador de oficios varios, 40)
- Porque abre la mente del pueblo, lo inspira y lo ayuda a plasmar las ideas en la realidad. (Diana Marcela Mejía, estudiante, 21)
- Podemos expresarnos sin ninguna restricción. (Paula Restrepo, estudiante, 19)
- Es una expresión auténtica de los pueblos. Sin arte no hay vida. (Adriana Hurtado, periodista y abogada, 44)
- Exorciza nuestros fantasmas. (Nubia Barros, estudiante, 30).
- Es una forma de vivir la existencia. (Leidy Cadavid, estudiante, 22)
- Sin la poesía el alma no podría expresarse. (Natalia Marín, estudiante, 19)
- Es uno de los medios más sutiles para transformar nuestro propio pensamiento. (Sara Marín, estudiante, 20)
- Permite pensar las cosas que no se pueden decir a viva voz. (Juan Esteban Agudelo, estudiante, 18)
- Es el oxígeno de la imaginación. Gustavo Patiño, profesor universitario, 62)
- Nos permite compartir el sueño de lo que somos y celebrar juntos tanto que tenemos. (Abigail Vallejo, sistemas de información en salud, 55)
- Porque es la sal del espíritu. (Luis F. Cadavid, abogado, 42)
- Sin la poesía seríamos locos autómatas sin más remedio que vociferar y morir. (Carlos Mario Pimienta, profesor de teatro, 35)
- Nos permite visibilizar mundos más allá del nuestro. (Claudia Suescún, docente, 28)
- Para cambiar el mundo real que las tristezas acaban. (Catalina Álvarez, estudiante, 23)
- Es expresión de resistencia y manifestación de libertad y revolución del alma. (Eliana Bedoya, estudiante, 22)
- Es una herramienta y una alternativa de cambio. (Alejandra Zapata, estudiante, 20)
- Porque la poesía hace que los seres humanos saquemos lo que hay encerrado en el alma y nos hace libres (María Liced Mesa, estudiante, 24)
- La poesía es la otra parte de ti, para expresar lo que sentimos y pensamos. (Geraldine Restrepo, estudiante, 16)
- La palabra es el motor que nos da la esperanza para un real cambio. (Hugo Valencia, estudiante, 32)
- Porque saca al hombre de lo terrenal. (Hernán Pineda, ingeniero, 59)
- Es parte esencial de la humanidad. (Víctor Higuita, estudiante, 24)
- Para enseñar a amar. (Toribio Girón, abogado, 50)
- Porque es el perfume de la existencia. (Melissa Góez, estudiante, 18)
- Porque es la vida misma y el antídoto contra los venenos de hoy. (Natalia Aristizábal, estudiante, 24)
- Permite representar de una manera serena y aprehensible la naturaleza del hombre, su percepción. (Jesús Arley Valencia, estudiante, 21).
- Me escucho, me reconozco, me siento. (Lubby Baena, estudiante, 24)
- Es una forma de expresar los sentimientos de liberación. (Ivonne, estudiante, 17).
- Porque es inherente a nosotros, es una forma de sentirnos humanos. (Diego Guerra, estudiante, 21)
- Para no perder la unidad con la naturaleza y el mundo. (Miguel Ángel Morales, artista. 34).
- Es aliento para el espíritu. (Emerson Sepúlveda, estudiante, 27)
- Abre paso a la transformación. (Sandra Milena Rúa, estudiante, 21)
- Porque penetra y redescubre, nombrando lo que de otro modo no puede ser nombrado. (Gilberto Rodríguez, abogado, 53)
- Porque libera y encuentra al ser. (Juan Salazar, estudiante 24).
- Para crear un lenguaje de felicidad. (Ana María Vélez, estudiante, 17)
- Sin la poesía, el lenguaje solo sería palabras. (Juan Camilo Ortiz, estudiante, 21)
- Porque es la forma dialéctica como el amor permea a la razón. (Sergio Martínez, estudiante 21)
- Porque es el alimento del espíritu que permite al hombre trasegar por la ruta del puro acorde. (Ricardo Vera, abogado, 42)
- Porque habla simbólicamente de lo que somos y no queremos ser. (Juan Andisapal, sociólogo, 27)
- Expresa la voz, los sueños y los miedos de las multitudes. (Sara Naranjo, estudiante, 20)
- Porque despierta capacidades y pensamientos más allá de la travesía de este mundo. (Mariana Sánchez, estudiante, 16)
- Porque es el más bello mecanismo que tiene el ser humano para sus catarsis. (Gloria Helena Ruiz, abogada, 50)
- Porque la poesía es asombro, belleza, verdad. (Yolima Espinosa, estudiante, 24)
- Porque manifiesta el sentido personal de cada ser. (Jonatan Ruiz, estudiante, 19)  
- Porque da esperanza a la vida individual y colectiva. (Estella Restrepo, ingeniera, 45) 
- Nos hace grandes y fuertes en nuestras vidas. (Alejandro Uribe, estudiante, 17)            
- Porque la poesía es alimento y oxígeno. (Catalina Bedoya, estudiante, 19)     
- Identifica el espíritu de cada pueblo. (Zacharuna Muny, sociólogo, 25)
- Renueva el alma y el pensamiento, agita el corazón para liberar el espíritu. (Freddy Taborda, estudiante, 24)    
- Porque es una manifestación del espíritu que nos convoca al encuentro de nuestra realidad. (José Fernando Suárez, músico y publicista, 45)
- Porque devuelve y reafirma la esperanza. (Beatriz Peña, abogada, 54)   
- Porque es la palabra hecha arte y amor al infinito. (Julián Esteban Londoño, estudiante, 19)
- Porque en su ausencia nos ahogaríamos inevitablemente. (Santiago Noriega, estudiante, 20)     
- La poesía nutre a los pueblos y les da esperanza. (Aniela Gil, estudiante, 17) 
- Hace parte de la vida misma, despierta fibras en los seres. (Isabel cristina Carvajal, pintora, 27)  
- Sana, alienta, exorciza, libera, engrandece, da vida. (Andrés Armando calle, estudiante, 27)    
- Porque es la transparencia y el grito ahogado del alma. (Camila Cano, estudiante, 21)    
- Es la satisfacción al vacío que produce la contemplación. (David Carvajal, estudiante, 19)
- Nos hace sentir personas, nos conmueve, nos alegra. (Camilo Quintero, estudiante, 20)
- Es el camino hacia el entendimiento. (Wilson Muriel, estudiante, 19)
- Es como la música: conecta las almas. (Melissa Muñoz, estudiante, 21)
- Muestra la realidad de la vida, los sentimientos ocultos de una mente escondida. (Sandra Yepes, estudiante, 20)
- Porque es la danza de la palabra y cuando el hombre no danza se vuelve violento. (Alexis, 23)
- Da sentido a la vida y vida a la imaginación. (Yuliana Betancur, estudiante, 17)
- Porque es un canto de libertad para quien la escucha. (Santiago Marín, estudiante, 16)
- Porque es el reconocimiento del ser.  (Boris Zapata, estudiante, 18)
- Porque abre nuestra mente a nuevos mundos. (Adriana Urrea, estudiante, 19)
- Porque da fuerzas para vivir. Es hermoso conocer el mundo sin recorrerlo, es hermoso escuchar lo que sale de las entrañas de los otros. (Clara Sofía Cortés, estudiante, 16)
- Nos recuerda que realmente somos seres humanos. (Harley Durango, estudiante, 23)
- Hace parte de la identidad cultural de la ciudad. (Manuela, estudiante, 17)
- Muestra los sentimientos más sublimes del ser humano. (Mayde Calderón, estudiante, 18)
- Aviva y despierta la sensibilidad en un mundo duro y cruel. (Bayron Trujillo, estudiante, 21)
- Porque es una manera de viajar al interior de uno, de conocerse, de meditar. (Ana Ruby Rodríguez, estudiante, 19)
- Permite revelar secretos y sentimientos ocultos. (Juan Esteban Posada, estudiante, 19)
- Por ser contraparte. (Juliana Valencia, estudiante, 23)
             

¿Qué significa para usted el Festival Internacional de Poesía de Medellín?



Fotografía: FR

- Llamarada. (Mariana Sánchez, estudiante, 16)
- Ambrosía. (César Cuadros, estudiante, 24)
- Iluminación. (Santiago Marín, estudiante, 16)
- Es una casa para todos. (Carolina Jaramillo, estudiante, 18)
- Universalidad. (Karen Castañeda, topógrafa, 25)
- Energía. (Leidy Cadavid, estudiante, 22)
- El mar. (Milena Jaramillo, comunicadora, 29)
- Fascinación. (Héctor Piedrahita, mecánico de mantenimiento, 45)
- Es el renacer de lo que la sociedad está matando. (Oliver Arknus, estudiante, 28)
- Catarsis colectiva (Sara Marín, estudiante, 20).
- Un panal. (Ignacio González, ebanista, 45)
- Vitalidad de ciudad. (Alexander Vargas, estudiante, 26)
- Eón. (Gloria Helena Ruiz, abogada, 50)
- Revelación. (Catherine Sánchez, estudiante, 19)
- Es esperanza, historia, energía. (Ana María Arenas, maestra, 49)
- Despliegue de bondad. (William Puerta, trabajador de oficios varios, 40)
- Es el encuentro del mundo y su cultura para escucharnos. (Uriel Henao, ingeniero, 59)
- Felicidad. (Laura Yesenia Montoya, estudiante, 19)
- Longevidad. (Santiago Rico, estudiante, 17)
- Espíritu. (Luz Marina Covaleda, docente, 37)
- Maravilla y coraje. (Sonia María Hernández, educadora, 38)
- Reconciliación. (Luz Marina Monroy, docente de música, 45)
- Pregonero de las almas. (Adonaí Hoyos, docente, 39)
- Constancia. (Nelson Rivera, escritor, 28)
- Calma. (Zorayda Osorio, bioingeniera, 28)
- Resurrección. (Julieth Leal, educadora, 40)
- Unidad. (María, abogada, 30).
- Palpitar (Juan Carlos Osorio, tecnólogo, 32)
- Un encuentro con el lenguaje de los dioses. (Catalina López, docente, 28)
- Es un sueño colectivo. (Fabio Medina, profesor, 38)
- Lluvia de sentimientos y emociones. (Juan Esteban Agudelo, estudiante, 18)
- Creación colectiva. (Ricardo Gómez, músico y traductor,
- Crecimiento. (Daniela Londoño, estudiante, 18)
- Es un medio para viajar. (Alejandra Rodríguez, estudiante, 21)
- Unión de culturas. (Diego Giraldo, tecnólogo, 26)
- Respiro maravilloso. (Rubiela Llano, bióloga, 50)
- Pura vida. (Jairo Peláez, artista, 42)
- Encuentro de vida y arte (Natalia Puerta, música, 24)
- Milagro. (Nubia Barros, estudiante, 30).
- Exaltación de la palabra. (Adriana Hurtado, periodista y abogada, 44)
- Espacio que permite acercarse a lo bello. (Johana Garzón, estudiante, 21)
- Multiplicidad. (Elizabeth Álvarez, estudiante, 18)
- Canto poético. (Natalia, música, 45)
- Juego fundamental. (Isabel Cristina Carvajal, pintora, 27)
- Transformación. (Ramiro Moreno, pintor, 49)
- Tabla de salvación para la zozobra de los días estériles. (Hernán Darío Rodas, docente, 44)
- Es el lugar donde todos se desnudan y nos reflejamos.  (Carlos Mario Pimienta, profesor de teatro, 35)
- Hermandad. (Miguel Ángel Morales, artista, 34)
- Deleite. (Samuel Henao, estudiante, 18)
- Generación. (Shirley Ortiz, trabajadora, 29)
- Crecimiento. (Cindy Carolina, estudiante, 21)
- Red. (Andrés Naranjo, periodista, 33)
- Infaltable. (Lina Méndez, mesera, 19)
- Nuevos aires. Manuela Gómez, estudiante, 19)
- Evolución (Julián Andrés Herrera, estudiante, 17).
- Pensamiento en muchas voces. (Yerlis Arango, estudiante, 19)
- Revive el pensamiento muerto. (Daniela Bolívar, estudiante, 18)
- Esperanza. (Hugo Valencia, estudiante, 32)
- Interacción. (Yazmín del Mar, estudiante, 29)
-Maravilloso. (Henry Ríos, líder comunitario, 30)
- Espacio de paz. (Ángela María Escobar, ingeniera de sistemas, 39)
- Comunión. (Andrea Ramírez, estudiante, 19)
- Humanidad. (Laura Tejada, estudiante, 19)
- Purísimo amor y vida. (Irene Gil, docente, 50)
- Belleza. (Adriana Correa, estudiante, 29)
- Privilegio. (Diana Álvarez, estudiante 23)
- Unión mundial de almas. (Sandra Milena Gómez, ingeniera sanitaria, 29)
- Felicidad. (Clara Sofía Cortés, estudiante, 16)
- Fraternidad. (Sandra Múnera, estudiante, 21)
- Es un canal del pensamiento y de la expresión intercultural. (Melissa Muñoz, estudiante, 21)
- Paraíso. (Carolina Jaramillo, estudiante, 18)
- El alma de la ciudad. (Beatriz Naranjo, estudiante, 25).
- Un sueño. (Juan Esteban Hernández, estudiante, 16)
- Paz. (Mariluz Peláez, arquitecta, 54)
- Conocimiento. (Felipe Posada, estudiante, 24)
- Osadía. (Diana Bedoya, estudiante, 22).
- Una biblioteca viva. (Carlos Ortega, estudiante, 24)
- Colectividad. (María Teresa Agudelo, auxiliar bibliotecaria, 31).
- Diversidad. (Yazmín David, estudiante, 29)
- Reflexión. (Luisa Fernanda Zapata, estudiante, 16)
- Alegría. (Leila Tamayo, abogada 38)
- Interacción. (Jorge Peláez, estudiante, 23)
- Riqueza. (Juan Fernando García, músico, 20)
- Sanación. Andrés Armando calle, estudiante, 27).
- Celebración. (Diego Guerra, estudiante, 21)
- Vuelo. (Ana Milena Posada, estudiante, 16)
- Vida, pasión, esperanza. (Luz Stella Vélez, ingeniera civil, 48)
- El mundo. (Daniela Zapata, estudiante 19)
- Orgasmo. (Carlos Mario Patiño, estudiante, 20)
- Renovación, movimiento. (Yolima Espinosa, estudiante, 24)
- Cambiar el mundo. (Deisy Úsuga, estudiante, 25)
- Hermoso. (Diego Mauricio Escobar, técnico, 39)
Brillante. (Susana Toro, diseñadora, 19)
- Fiesta. (Emerson Sepúlveda, estudiante, 27)
- Unión. (Víctor K., estudiante 28)
- Lo mejor de la ciudad. (Eliana Carmona, estudiante, 21)
- Despertar. (Mirlena Martínez, comunicadora social, 31)
- Integración. (José Daniel Cárdenas, estudiante, 25)
- Atizador. (Duber Alexander Galvis, estudiante, 22)
- Multiplicidad. (Andrés Correa, docente, 52)
- Libertad de expresión. (Sandra Ospina, estudiante, 27)
- Inclusión. (Melany Colorado, estudiante, 26)
- Carnaval. (Andrés Marín, barman, 19)
- Ventana al  cielo. (Lorenzo Mejía, biólogo, 46)
- Fundamental. (Diego David Flórez, estudiante, 22)
- Identidad. (Jorge Espina, estudiante, 21).
- Entendimiento. (Ivonne, estudiante, 17)
- Progreso. (Rafael Mesa, ingeniero, 60)
- Lo más bello de Medellín. (Beatriz Peña, abogada 54)
- El bálsamo para aliviar el dolor. (Damaris Londoño, estudiante 28).
- Excepcional. (Sebastián Muñoz, estudiante, 20)
- Encuentro de mil expresiones y culturas. (Lina Marcela Henao, estudiante, 22)
- Paz. (Wilson Muriel, estudiante, 19)
- Un lugar para expandir la poesía. (William Palacios, estudiante, 19)
- Conexión mundial. (Sandra Yepes, estudiante, 20)
- Renacimiento. (William Naranjo, docente, 34)
- El perfume. (Julián Arboleda, estudiante, 18)
- Libertad. (Ricardo Vera, abogado, 58)
- Universo. (Boris Zapata, estudiante, 18)
- Una obra de arte. (Julie Ortiz, estudiante, 20)
- Interrelacionamiento. (Ana Ruby Rodríguez, estudiante, 19)
- Clamor. (Juan Esteban Posada, estudiante, 19)

 

¿De qué manera la poesía puede cambiar la vida de la ciudad?



Fotografía: FR

- Dirigiendo nuestra mirada hacia la belleza. (Gloria Franco, estudiante 23)
- A través de su lengua tolerante, solidaria y digna. (Farid Villegas, docente, 41)
- La ciudad es portadora de cambio cuando se muestra lo esencial. (Lina Marcela Suárez, estudiante, 16)
- Forjando seres más sensibles y humanos. (José Jesús Hoyos, ingeniero agrónomo, 53)
- El arte y la cultura van de la mano de la paz. (Eduardo Pereira, ingeniero de sistemas, 34)
- Al escuchar todas las voces aumenta la tolerancia. (Diana Álvarez, estudiante 23)
- La poesía da poder a la palabra del que habla y del quien escucha. (Héctor Piedrahita, mecánico de mantenimiento, 45)
- Infundiendo la llama de la fraternidad. (Claudia Suescún, docente, 28)
- De hecho la cambia en cada Festival: hermandad, solidaridad, sueño. (Gustavo Patiño, profesor universitario, 62)
- Haciéndola más sensible y humanizándola. (Andrés Agudelo, estudiante, 19)
- Generando otras representaciones del mundo menos violentas. (Isabel Quiroz, trabajadora social, 34)
- Desarrollando la imaginación, el pensamiento y la inteligencia. (William Puerta, trabajador de oficios varios, 40)
- Educando en la paz, cambiando golpes por palabras, armas por voces. (Miguel Ángel Ramírez, periodista, 19)
- Porque es imposible silenciar las almas que se buscan, que se encuentran y hablan. (Adonaí Hoyos, docente, 39)
- Porque sustrae y sucumbe el alma hasta calcinar los tuétanos en una palabra. (Ramón Zapata, docente, 33)
- La poesía es el contrapeso al lado malvado de esta ciudad. (Diego Molina, botánico, 28)
- Le da paz espiritual y mental a la ciudad. (Natalia Marín, estudiante, 19).
- La poesía y el arte son la única alternativa para vencer a la violencia. (Ruth Ortega, educadora, 50)
- No creo que quien ame la poesía pueda ser violento. (Edgar David, ingeniero, 38)
- Si las personas usaran más el lenguaje que las armas. (Manuela Gómez, estudiante, 19)
- Inspirándola, haciéndola arte. (Sara Catalina Ramírez, estudiante, 19)
- Haciendo que la poesía llegue al corazón de la gente. (Carolina Mateus, estudiante, 16)
- Creando identidad, ayudando a comprender lo humano, demasiado humano que somos. (Alba Rodríguez, socióloga, 47)
- Abriendo las puertas a otra realidad con palabras sobrehumanas. (Carlos M. Giraldo, músico, 20)
- Dándole identidad. (Lubby Baena, estudiante, 24)
- Vivificando los espíritus. (Gilberto Rodríguez, abogado, 53)
- Generando procesos de conciencia y pensamiento crítico. (Eliana Bedoya, estudiante, 22)
- Auditorios llenos de paz y cultura. Ya la ha cambiado. (Diego Duque Pineda, estudiante, 22).
- Haciéndonos libres. (Hugo Valencia, estudiante, 32).
- Embelleciendo la vida humana y exaltando el espíritu. (Natalia Puerta, música, 24)
- Mediante la toma de conciencia del humanismo que contiene la poesía. (Sergio Martínez, estudiante, 21)
- Desarma el espíritu. (Álvaro Baena, abogado, 50)
- Abre la imaginación para llegar a mundos desconocidos. (Laura Martínez, estudiante, 19)
- A través de los poemas: cada poema es misteriosamente diferente, misteriosamente gustoso.
(Mariana Sánchez, estudiante, 16)
-  Dando la oportunidad de expresar lo que quiere la ciudad. (Paola Vargas, estudiante, 19)
- Si la gente opta por la poesía antes que por las armas. (Diego Cano, estudiante, 20)
- Como una forma de expresión diferente a la violencia. (Juan Camilo Escobar, abogado, 28)
- Cuando llega el Festival la ciudad se transforma totalmente. (Eliana Carmona, estudiante, 21).
- Creando nuevas formas de ver, comprender y transformar la vida. (Luz Andrea Moreno, estudiante, 21)
- Involucrando a la población infantil y juvenil. (Gloria Upegui, arquitecta, 56)
- Haciendo que la gente sea más receptiva y tolerante. (Diana Marcela Mejía, estudiante, 22)
- La vida es una construcción desde la palabra. (Eduardo Sánchez, estudiante, 24)
- Mirando más allá de lo que ven los ojos. (Elizabeth Álvarez, estudiante, 18)
- Revirtiendo el terror en amor, confluyendo el diálogo en el conflicto. (Luz Marina Covaleda, docente, 37).
- Porque es rebelde en este absurdo rebaño. (Álvaro Lopera, docente, 54)
- Trayendo paz y cultura. (Víctor Espitia, estudiante, 17)
- Con su convocatoria masiva a la fraternidad. (Ricardo Vera, abogado, 42)
- Fortaleciendo los espíritus de paz. (Omar Gallo, tallerista, 49)
- Nos da herramientas para confrontarnos, para escucharnos, para transformarnos. (Isabel Cristina Toro, estudiante, 25)
- Ayudándonos a abrir los ojos hacia una humanidad distinta. (Fernando Duque, estudiante, 19)
- Mostrando las ambivalencia en extremo desconocidas, constructor, 57)
- Formando y transformando para evolucionar. (Melany Colorado, estudiante, 26)
- Sensibilizando a los corazones duros. (Freddy Taborda, estudiante, 24)
- Porque nos hace sentir libres y el ser nos libres no transforma. (Carolina Luján, estudiante, 24)
- Resistiendo a los embates contra la libertad de pensamiento y de creación. (Erika Hernández, estudiante, 24)
- Cambiando la percepción de las personas para lograr una sociedad más plural. (José Daniel Corredor, abogado, 47).
- Estructurándose como parte de la identidad de nuestro pueblo. (Diana Bedoya, estudiante, 22).
- Al descubrir nuestra individualidad, nos hacemos autocríticos y éticos. (Andrea Quintero, estudiante, 21)
- Creando una ciudad de paz y cultura. (Zarina Andrea, estudiante, 26)
- Reconociendo el valor y la importancia del otro, abogado, 48)
- Rompiendo las fronteras de la xenofobia, el miedo y la ignorancia, mediante la palabra creadora. (Sebastián Heredia, estudiante, 19)
- Nos hermana. (Olga Córdoba, antropóloga, 55)
- Acrecentándose en el cambio social. (Luis F. Cadavid, abogado, 42)
- A través de la concienciación y el aumento de la empatía. (David Carvajal, estudiante, 19)
- Mediante la interiorización y el sentido de pertenencia. (Camilo Quintero, estudiante, 20)
- Porque nos invita a pensar, a dudar, a trazar nuevos caminos. (Camilo Quintero, estudiante, 20)
- Enriqueciendo el pensamiento y las creencias. (Isabel López, artista, 26)
- Volviéndola masiva y enseñándola. (Hernán Pineda, ingeniero, 59)
- Por el camino de cambiar los ideales. (Wilson Muriel, estudiante, 19)
- Porque es una pulsión de vida, cuida la vida, la religa y sacraliza. (Alexis, estudiante, 23)
- La poesía es un canto que humaniza el alma. (Santiago Marín, estudiante, 16)
- A través de la armonía, del amor y de la valentía. (Diana Andrea Álvarez, estudiante, 17)
- Transformándonos en seres soñadores. (Helí Posada, estudiante, 25)
- Estética-práctica-nostálgica-mente. (Jaime Moreno, estudiante, 25).
- Las personas se dejan embriagar por los mil sabores de la poesía. (Ana Milena Posada, estudiante, 16)
- Puede encender el amor que tanto se ha perdido. (Byron Trujillo, estudiante, 21)
- Generando conciencia de otras realidades. (Juan Esteban Posada, estudiante, 19)
- Porque abre las puertas hacia una cultura de mentes abiertas. (Ana Ruby Rodríguez, estudiante, 19)
- Puede transformarla espiritualmente. (Verónica González, estudiante, 18)
- Concientizando a la gente sobre la tolerancia. (María, abogada, 30)


Mapa del Sitio
Gulliver: