English

Prometeo # 100

Grabado de Antonio Samudio

Prometeo # 100
Poética de la Tierra

Leer aquí

 

CONTENIDO

 

EN DEFENSA DE LA TIERRA. ENSAYOS:

Joy Harjo (Nación Nación Mvskoke, Estados Unidos): En defensa y elogio de una persona llamada Tierra
Rita Mestokosho (Nación Innu, Canadá): La fuente de mi escritura viene directamente de mis ancestros
Natalio Hernández (Nación Náhuatl, México): La Tierra Originaria
Liliana Ancalao (Nación Mapuche, Argentina): La memoria de la Tierra Sagrada
Juan Gregorio Regino (Nación Mazateca, México): Poesía comunitaria mazateca
Vito Apüshana (Nación Wayuu, Colombia). La poesía en Abya Yala
Werewere-Liking (Nación Bassa, Camerún). La poesía, un punto de fusión y síntesis
Apirana Taylor (Nación Maorí, Nueva Zelanda). El lenguaje, la identidad y la cultura
Esteban Ierardo. La gran visión de Alce Negro
Nguyen Phan Que Mai (Vietnam). Vietnam: poesía, mito y visión utópica

ANTOLOGÍA DE POESÍA DE POETAS ORIGINARIOS. POEMAS DE:

Manuel Quintín Lame (Nación Paez, Colombia)
Hone Tuwhare (Nación Maorí, Nueva Zelanda)
Nora Dauenhauer (Nación Tlingit, Estados Unidos)
Juan de Dios Yapita (Nación Aymara, Bolivia )
Navarre Scott Momaday (Nación Kiowa, Estados Unidos)
Duke Redbird (Nación Saugeen, Canadá)
Simón Ortiz (Nación Acoma, Estados Unidos)
Marie Annharte Baker (Nación Anashinaabe, Canadá)
Rose-Marie Huuva (Nación Sami, Suecia)
Galsan Tschinag (Minoría Tuvan, Mongolia)
Lance Henson (Nación Cheyenne, Estados Unidos)
Aiban Wagua (Nación Tule-Kuna, Panamá)
Konai Helu Thaman (Tonga, 1946, Oceanía)
Elicura Chihuailaf (Nación Mapuche, Chile)
Humberto Ak’Abal (Nación Maya, Guatemala)
Lionel Fogarty (Nación Mulinjari, Australia)
Jessie Kleemann (Nación Inuit Kalaallit, Groenlandia)
Joanne Arnott (Nación Metis, Canadá)
Jidi Majia (Minoría Yi, República Popular de China)
Natalia Toledo (Nación Zapoteca, México)
Morela Maneiro (Nación Kari’ña, República Bolivariana de Venezuela)
Briceida Cuevas (Nación Maya, México)
Samuel Wagan Watson (Nación Munanjali, Australia)

OTRAS REFLEXIONES SOBRE LA TIERRA. ENSAYOS DE:

Iain Ewok Robinson (Suráfrica). Cómo puede actuar la poesía en defensa de la Tierra
Leonardo Boff (Brasil). ¿Y si el ser humano desaparece?
Richard Heinberg (Estados Unidos). Construir formas de resistencia y comunidades para afrontar el colapso que se avecina

CELEBRACIÓN DE LA TIERRA. SELECCIÓN DE POEMAS.

Himno a la Materia (Pierre Teilhard de Chardin, Francia)
El Pan Nuestro (César Vallejo, Perú)
Versión de la Tierra (Jorge Carrera Andrade, Ecuador)
En ti la Tierra (Pablo Neruda, Chile)
A solas con la Tierra (Olga Orozco, Argentina)
Aquí (Wislawa Szymborska, Polonia)
Criollo del Universo (Francisco Madariaga, Argentina)
La Tierra (Mazisi Kunene, Suráfrica)
Perra en la Tierra (José Emilio Pacheco, México)
El nacimiento de Shaka (Mbuyiseni Oswald Mtshali, Suráfrica)
Como los rostros de los dioses que vigilan (Fernando Rendón, Colombia)
Un día miré el cielo y vi la Tierra (Gabriel Jaime Franco, Colombia)... 177
Un gran árbol (Saito Mariko, Japón)
Sentir la Tierra resoplar como un caballo (Jairo Guzmán, Colombia)
La Tierra (Luis Eduardo Rendón, Colombia)

ANTONIO SAMUDIO, GRABADOR

Ensayo: Antonio Samudio para armar. Juan Manuel Roca
Grabados de Antonio Samudio

Traductores

 

Editorial

La llama de su quimera

 

Por Fernando Rendón

El Movimiento Poético Mundial adelanta acciones poéticas globales y campañas solidarias con los pueblos que sufren la opresión colonialista y transnacional, lucha por la liberación y soberanía  de la Tierra y de los pueblos originarios, en tanto que unifica a los poetas y organizaciones poéticas en los cinco continentes.

De esta manera la voz de la Tierra y el canto de la humanidad se fusionan vigorizando el sueño de una vida renovada y revolucionaria en el espíritu de la poesía. Una confluencia de bardos y de organizaciones poéticas internacionales en 135 países, adelanta una revolución poética mundial para contribuir a restituir, en los oídos y a los labios de la mayoría de los humanos, el dulce lenguaje de la poesía.

La Red Nuestra América de Festivales Internacionales de Poesía fue un eslabón en la construcción de esta fuerza global del espíritu humano.

El Festival Internacional de Poesía de Medellín encarna una propuesta de humanización para una ciudad que fue capital mundial del narcotráfico, muchos de cuyos barrios, todavía  oprimidos por bandas narcoparamilitares, padecen adversas condiciones materiales de existencia, que impiden el florecimiento de la vida de nuestra juventud, que escucha el suave llamado de la poesía.

La historia ardua del Festival Internacional de Poesía de Medellín  refleja al orbe la poderosa alimentación mutua de la energía de grandes poetas contemporáneos de todas las latitudes de la Tierra, y de una población sensible, al armonioso influjo del lenguaje creador y a las acciones naturales que suscita.

Nuestro pueblo es arquitecto de otro clima espiritual, crea la atmósfera serena que abre vías a una historia superior, otorga sentido a la escritura del cambio, encarnando una nueva pulsión de energía en el horizonte de una revolución espiritual.

La poesía cambia de manera radical y profunda la vida de los individuos, y aunque ella misma no puede cambiar a un país que ha padecido 60 años de guerra, con una dolorosa cosecha de un millón de muertos, ella cambiará a quienes transformarán al mundo.

La poesía está fortaleciendo la consciencia, la sensibilidad, la imaginación y escalando el amor de muchos cientos de miles de personas, que transformarán las podridas estructuras de la sociedad contemporánea, alentando la primavera de una paz justa en Colombia y en el mundo.

¿Qué habita en la profundidad del espíritu de hombres y mujeres alimentados por los dulces frutos de la poesía todos estos años? ¿Qué ha nutrido a incontables lectores de miles de poemas de la revista Prometeo desde 1982?

¿Con qué fibras, de qué material del sueño están hechos poetas que durante 24 años han batallado en las calles de Medellín, en medio de bombas, matanzas y crímenes selectivos; de la oscura indigencia material y espiritual de una urbe; de amenazas, persecuciones, calumnias y maledicencia; para materializar una tras otra todas estas publicaciones, revistas, libros, afiches, volantes con poemas, documentos audiovisuales, proyectos; celebrando los avances de escuelas, círculos y talleres de poesía; contribuyendo a crear nuevos festivales y encuentros poéticos internacionales; bailando, bebiendo y escribiendo, leyendo sus poemas con poetas en todas las lenguas, en la nutrición compartida de las leyendas y tradiciones poéticas de los pueblos; traduciendo más de mil poetas desde lenguas extranjeras; como en el mito arcaico, sustentando en los humanos el amor de la resistencia; apurando en su interior los sueños de la Tierra y de la Historia; estrechando lazos con poetas del planeta, para crear un organismo vivo por cuyas arterias circule con energía salvaje la sangre de la luz?

El grupo de poetas que cuida y desarrolla la Revista Prometeo es artífice del Festival Internacional de Poesía de Medellín; parte indivisible de las raíces de la Red Nuestra América de Festivales Internacionales de Poesía; hace parte de la coordinación del Movimiento Poético Mundial, y es férreo acompañante en la creación y construcción del Festival Mundial de Poesía de los Pueblos Originarios, que se prepara hoy en diversos países.

Esta es su dimensión humana y sobrehumana, su proyección insoslayable, la sangre de sus visiones, la suma de trabajos en que se debate durante más de tres décadas de existencia. Esta es su batalla espiritual, la obsesión indeclinable de sus días, su reto magno.

Así llega a sus cien primeros números la Revista Prometeo, hecha por todos, como la poesía, por generosos poetas, lectores y auspiciadores, la llama de su quimera: su llamado a una revolución poética mundial, ahí guarda su fuego, su porvenir, su destino sereno sobre una nueva Tierra.

Última actualización: 15/08/2018