English

Revista Prometeo # 111-112

El corazón de las comunidades

Las comunidades tienen un solo corazón. Late poderoso en el pecho inmenso de la tierra. Su corazón bombea sangre con la energía de la tempestad. Esa sangre es de las que no calla. ¿Qué canta esa sangre? - Cuidado me derramas. Si me derramas de nuevo será un crimen horrendo. El que has estado cometiendo hace mucho tiempo, cada día.

El espejo del sol te distingue. Dios anda con millones de ojos: la humanidad ha advertido todo. Los árboles avistan tus sentimientos adversos. Las piedras saben todo sobre ti.

¿Qué dices? ¿Seguirás matando? ¿Qué es lo que dices? Que la tierra es tuya toda. Que el cuchillo y las vidas de todos te pertenecen. Heredaste el oro y las aguas. Puedes herir y matar al viento. Puedes transformar el milagro en nada, el vino en agua rancia, el amor en veneno, puedes cambiar la esperanza de todos en una amarga derrota.

Pero todavía escuchas: -Las raídas banderas de la destrucción son nada. Acumular la muerte en tu alacena es un acto maléfico. Todos tus ahorros no te salvarán de la pérdida. Si el crimen gobierna, no perdurará. La vida tiene sus orígenes y la muerte temprano se inclinará por la vida. 

La poesía se está manifestando. Las comunidades agitan los emblemas del origen. Una revolución poética agita el mundo. Las lenguas muertas del terror desaparecen gradualmente. Hombres y mujeres adoptan una lengua en llamas. Tú vivirás, dulce primavera nuestra a la que todos pertenecemos. El mundo será este sueño nuestro de amor y justicia. La vida extraordinaria brotará de nuevo del corazón de la especie y del corazón de la tierra.

Versión Digital PDF
COP $20.000
Última actualización: 02/08/2020