Festival Internacional de Poesía de Medellín

Juan Calzadilla

(Inéditos para PROMETEO)

Algunas poéticas

La rosa

El espacio no la firma ni la niega. Sencillamente la rodea. Y ella se abandona. La rosa no es rosa hasta que la mirada la entinta.

*

Las puertas del espacio

No escribo sobre aquello que pasa por mi cabeza Más bien escribo sobre aquello por lo que mi cabeza pasa. Vivo solo, encerrado en mi cuerpo. Yo soy mi universo y mi solo firmamento. A veces desde afuera una corriente de aire entra cuando se abre la puerta y un montón de cosas viene a instalarse en mi mesa. ¡Cuánto desearía yo que como la puerta mi cabeza pudiera abrirse siempre! Pero, ay, esto ocurre sólo algunas veces.

Estos alegres bucares...

Estos alegres bucares, estos apamates en general hablan poco. ¿Por qué tendrían que hablarnos ?

Lo que tienen que decir ya lo han dicho con sus follajes con sus flores rojas y moradas con las vocales tiernas

de sus hojas frotadas por el viento Y lo seguirán diciendo de una vez todos de la misma manera

Basta mirarlos para que se agote en ellos toda probabilidad de elocuencia y su existir es reposada

presencia que en el sólo mirarlos se agota. Si algo tuvieran que decir

no nos lo dirían a nosotros Se lo dirían a los astros o a algún dios oculto en sus frondas.

*

El poema

Es una lástima que en el sueño hayas visto una rosa abandonada en tu almohada y que al despertar tuvieras que destrozarla para comprobar que era verdadera.

*

Previsión

El hombre puede tener por mundo a su tumba y seguir siendo él, con tal de que no salga de ella. Si saliera tendría nuevamente al mundo por mundo, pero por nada escogería volver a ser él.

*

El poeta

- Yo soy el universo - eso dice la rana en su canto. Y el primero que se lo cree es su canto. Por eso ella se dirige a éste, inflando el vientre, convencida de que le canta al universo, y de que en su canto le dice :

-Yo soy tú.

Manual de retórica ociosa

La peor de las tentaciones en contra de la poesía se cumple cuando es el poeta mismo el que defecciona. “Traición a la patria”, grita el académico, sin poder disimular su alegría, brincando en una pata. Porque no hay mejor noticia para un profesor de literatura que cuando averigua que puede contar a los poetas vivientes con los dedos de sus dos manos. Con más razón si se le exime de tener que ocuparse de irlos eliminando uno a uno.

Pues ya se habrán arrepentido o habrán desistido los que fuimos en esta vida poetas por un día. Y que no le digan que hay reservas y reservas de poetas haciendo cola, porque se pega un tiro.

Juan Calzadilla : Venezuela, 1936. Libros : Dictado por la jauría (1962), Malos modales (1965), Las contradicciones sobrenaturales (1967), todos los cuales fueron reunidos por Monteávila en 1970 y publicados bajo el título Ciudadano sin fin. También publicó Oh smog (1977) y la novela Bicéfalo (1978). Poeta, novelista y crítico de arte, fue fundador del movimiento “El Techo de la Ballena”.

Gulliver: