English

Khaleel Torabully, Islas Mauricio

Por: Khaleel Torabully
Traductor: Myriam Montoya

También es bueno acoger el horizonte

 

en los pudores de la tierra virgen

Pero ¿dónde queda el ímpetu del cartógrafo
cuando declina la sombra como rocío de machete?

Al oír el llanto de las aguas turbadas contra el  oscuro pecho de la roca

es bueno también posar la frente nómada
en el nudo del cañaveral para bendecir la tierra caníbal

¡Y las manos vacías de los vigías maznan las fronteras
al azar de los climas y la promesa de panela!
Mas ¿quién guía la debacle de guayabas  al fuego del plexo?

Pliega la gleba ya el paisaje con sus brazos de culebra
¡ay, suerte de la jungla prisionera del arado!

 

 

A las Mil y una Noches

 

de un primer viaje
froté mi lámpara de olas
en vuestra isla de paso.

Al nómada le gusta mirar
al vergel al viajero
le gusta reencontrar sus frutos en la noche.

Ya me acuerdo de cada escama dorada a  tus manos pegada
-La mujer es marina
su bolsa de aguas es primer viaje
la mujer es navío
su corriente celeste es marea de carne.
La mujer es mapa
(mas queda por hacer la singladura)

 

 

Hela aquí tu cara entre mis manos

 

y me sorprendo nadando hacia el océano abierto.
Escribo tu libro, como si fueras mar desconocido
y yo marinero fenicio.

¿Cuánta deriva en tus silencios?
¿Cuántos viajes en tus compases del sur?
La lejanía nunca metió al océano en vereda.

                    -Fragmentos para Lorca-

 

 

El tango descoloniza el aroma del
hombre en el muelle

 

Integra al pasado en el presente de su singladura.
Relata los regresos frustrados, las partidas fallidas,
Las travesías donde el silencio se asemeja a un faro
En el límite de países dibujados un día de lluvia.
¿Quién dijo que suelda el tango la queja a la melancolía?
El tango es palabra que enlaza puerto con puerto.
Como luminaria aportada a madréporas.
El tango pasa del rail a las pasarelas,
Enlaza entrepuente con puente.
Es espacio fugitivo entre dos cuerpos
Que migran
Solos, en carabelas perdidas,
En el seno de un océano de soledades.

 

          -Un tango para Nápoles-

 

Eres libre fuera de la eternidad

 

Como la antigua atmósfera del laurel,
Cuyo sosiego es secreto de ofrendas.
Desde que en tu carne yaces,
El tiempo reconoce en ti
La sola actitud que convenga a tu juramento.
En este paisaje de épocas medianeras,
Tus dos brazos fluyen desde el manantial de tus manos.
Eres mujer venida del oleaje, te digo.
Arena y junco forman en ti
La primera isla perfumada de Granada.
 

                     -Fragmentos para Lorca-

 

 

 

No soy de aquí como se
es peón de segunda

 

Soy padre de las metamorfosis
tras tanto tiempo doblegando mi lengua
ante el saqueo de seseras.
Ya no dirán era un buen coolí,
un coolí meloso que se distrae con nada,
un indio con la fragilidad del horizonte
cuando glotón se acerca el ciclón.
Ya no dirán que la sarna de su miseria
lo rebaja a lo nimio de su presencia.
Ni que su sangre extraña impregnada de rancias especias
tiene el tufo turbador de su traje de faquir.
Ya no dirán que come perro
o sapo sin sal-
dirán que recobró el apetito de palabras
al potente grito de su humanidad.

 

 

Primero coral pues mi memoria
madura en las corrientes

 

y desnortadas singladuras de fósforo
Luego fragmentos para depositar en los arenosos flancos
las gemas de su palabra

coral entre piedra y rizoma
que coronó el olvido con escaleras fósiles    

 

*

 

De Carne Coral, fragmentos coolies,
escritos en Guadalupe y Martinica.

De este niño que rodea a la avispa
de la lluvia al sol
su carrera entre capricornios
y escolopendras
soy depositario

De ese pardo pecado en el profundo silencio
huye las estrellas
pero de su esplendor
removido de insectos
soy cómplice

De la muerte en la vida
de su espacio fértil aún espeso
soy memoria

Esta infancia
de mineral irreductible
lluvia al sol
yo a las estrellas
yo a la muerte
yo

*

Existo entero como la leche
cotidiana.

Pues prefiero
alguna cosa
plenamente innaccesible
a esas ideas estrechamente vigiladas
 


Khaleel Torabully. Nació en Port-Louis (Mauricio, 1956). Poeta, ensayista, director de cine y semiólogo, autor de unos veinticinco libros. Obra poética: Le printemps des ombres, Reunión, 1991; Cale d´étoiles-Coolitude, Reunión, 1992; Kot sa parol la- Rode parole, Mauricio, 1995; Palabres a paroles. Solignac, 1996; Du code au codex. 1996; L´obre rouge des gazelles, Premio de poesía Missives, París, 1998.

Doctor en Semiología de la Poética, es reconocido como una voz muy original en la literatura mundial. Su poética de la Coolitude, término acuñado por el poeta que designa entrelazamientos culturales diversos, se estudia en muchos países. Actualmente prepara Crónicas en los tiempos del coronavirus, escrito diariamente durante la pandemia, una colección de poemas y pensamientos a los que ha convocado a poetas de varios países a participar. Fundó el Festival International La Palabra de Trévoux, en Francia. Ha obtenido diversos reconocimientos, entre ellos: el Premio Jean Fanchette, 1992, el Premio Misivas, 1998, y el Premio Internacional de la Feria del Libro de la Isla, en 2000. Fundó la Casa de la Sabiduría de Fez-Granada, que cuenta con el reconocimiento de la UNESCO. Como cineasta ganó varios premios, entre ellos: Mejor guión, MFDC, centenario del cine, 1996; Mejor largometraje de cortometraje en el Festival Internacional de Cine de Zanzíbar, 1998; El mejor productor de videographer's Guilds 97; Registro de la Fundación Beaumarchais (París), 2000; Premio de oro para profesionales árabes de medios y televisión, mejor película documental, Festival Internacional de El Cairo, presentado por Oman TV.

Última actualización: 25/07/2020