Festival Internacional de Poesía de Medellín

Sunil Gangopadhyay (India, 1934)

El río sabe

A la orilla del río solitario permanece
una camisa azul de algún infeliz
No hay nadie, ni la clara luz del día
Es un día vacío lleno de sombra
¿Dónde se ha ido ese hombre?
¿Entro en el agua, de repente,
buscando un infierno que cubre su corazón?
¿O acaso esté acostado
en el adornado silencio del bosque?
Sobre su cuerpo se han marchitado
algunas hojas
Los infelices nunca dejan las huellas
de los pasos andados
Pero al borde del río, este enjambre de hilos azules
parece la fábula real de alguna vida
Como si la esencia de unos cuantos alientos,
la vanidad de un reino perdido, una carta desazonada
fueran mías, pues fui yo quien algún día
aquí se ahogó en silencio; el río sabe.

Antes de eso, antes de eso

Del dedo de mi mano derecha cuelga
un hilo azul
del cual se haría la bandera triunfante del paraíso
Pero sin duda no es hora todavía
Antes de eso, el silbido del pájaro doyel
debe posarse en mis labios
para cada revelación

Antes de eso, amor en las casas de pólvora
Antes de eso, antes de eso, antes de eso...

Vendrá él, sí vendrá

En el caído crepúsculo del ocaso llegó él

y se detuvo al lado del río-
un viajero extraviado del siglo movedizo.
En sus ojos-esperanza. En sus alientos-ansia.
Aquí bajo el árbol shishu al lado del cementerio
Viene alguien a verlo, así se pactó, y nos emancipará.

Hace tiempo, desde aquí, comenzó su caminar cuando

en lugar de éste árbol,
había brotes de semillas recién germinadas, el río
era tan sonoro como las lluvias,
la brisa tan fresca como el reír del niño, la luz lunar-amor;
todavía la sangre no había salpicado el campo de labranza,
un sonido metálico en el sueño;
cuando un príncipe decidió vestirse de ropa azafranada,
un comandante besó los pies de una pordiosera.

Cuando un poeta había sentado a la reina de su corazón

en el altar del templo,
aún, alguien decía que esta tierra humana se volvería
más hermosa.
Como la nube tras el monte, algo hermoso quedaba oculto
en algún lugar.
Vendrá él, vendrá, sí vendrá...

Una mirada momentánea

Apareciste del otro lado del risco;
tus labios saciados del son rizante de un lago;
la brisa captada en tu velete como la vela de un barco.
No pasaban tus pies la tierra todavía.
Sin pisar la tierra tus pies,
te detuviste cubriendo el horizonte
como una dama cortesana del paraíso
o un hada pre-rafaelista.
Un poco lejos,
reposando yo bajo la sombra de un árbol
leía la historia de la dentadura humana,
del cautiverio del fuego y un documento
sobre la guerra del pan.
Vuelvo la cabeza y fijamente la miro,
¿Quién es ella? ¿Neera? ¿U otra mujer parecida?
¿De dónde viniste? ¿y por qué viniste?
¿Adónde te fugarás de nuevo?
La luz del atardecer del invierno se vuelve rojiza de repente;
las olas altas y bajas se siguen solas sinfín,
como si estuviera jugando la consciencia al escondite.
Todo es irreal -sin embargo, cuan cierta es la realidad
de aquella mirada momentánea.
 

Traducción al español de Shyama Prasad Ganguly,
realizada de la versión original en bengalí.

Sunil Gangopadhyay nació en 1934 en Faridpur (en ese tiempo parte de la India) y es uno de los más renombrados escritores de la presente literatura Bangla. Ha sido poeta, periodista, novelista, dramaturgo y guionista. Es uno de los pioneros de un nuevo movimiento literario en Bangla después de la independencia. Aun cuando ahora es ampliamente respetado como novelista, es su poesía la que aún le mueve sus fibras interiores. Su poesía cautiva a los jóvenes y lo pone en órbita como líder e inspirador de la juventud. Sunil Gangopadhyay, fundó, en compañía de otros, la Revista Krittibas. Poeta apasionado por la vida y el amor, ha reflejado su pasión en sus poemas. Su serie Nira, de poemas de amor, es tal vez, la secuencia romántica más intensa escrita en Bangla. Colecciones más recientes como Sada Parishtha; Tomar sange; levantan la voz acerca de la inigualdad social, el fanatismo religioso, el parroquialismo y el terrorismo. Sunil ganó el Premio Sahitya Academi en 1985. Antes él había sido honrado con el Ananda Purashkar (1972) y el Premio Bankin (1983).
Mapa del Sitio
Gulliver: