Festival Internacional de Poesía de Medellín

Irma Pineda (Nación Zapoteca, México, 1971)

Sucede a veces

"Señor Roble:
¿Con que tierra puedo alimentar sus raíces?"

A Rigoberto Ávila

Sucede a veces,
que uno se enamora de los árboles,
por la sombra que producen,
la fuerza de sus ramas
o la dulzura de sus frutos.

Sucede también, a veces,
que el árbol que uno ama
se convierte en hombre,
y uno ama sus ideas,
sus labios,
su corazón,
sus brazos
o el sexo,
(porque los árboles tienen sexo).

Y sucede después, a veces,
que el árbol que uno ama
está tan cerca que asombra,
asusta.
Deja de ser un árbol
y parece un sol
que deslumbra los ojos enamorados.

Y sucede entonces, a veces,
que uno no sabe
si cerrar los ojos y esconderse,
o contemplar al árbol-hombre-sol
hasta quedarse ciego.

Labios de perdigón

“Señor Roble: ¿Con que tierra puedo alimentar sus raíces?” A Rigoberto Ávila Sucede a veces,
que uno se enamora de los árboles,
por la sombra que producen,
la fuerza de sus ramas
o la dulzura de sus frutos.

Sucede también, a veces,
que el árbol que uno ama
se convierte en hombre,
y uno ama sus ideas,
sus labios,
su corazón, sus brazos
o el sexo,
(porque los árboles tienen sexo).

Y sucede después, a veces,
que el árbol que uno ama
está tan cerca que asombra,
asusta.
Deja de ser un árbol
y parece un sol
que deslumbra los ojos enamorados.

Y sucede entonces, a veces,
que uno no sabe
si cerrar los ojos y esconderse,
o contemplar al árbol-hombre-sol
hasta quedarse ciego.

*

Ella
guardaba entre las piernas
un mar
El
se volvió desierto

Los senos de Ella
manaban miel
El
fue un becerro

Ella
se volvió camino
El
no supo andar

 

Irma Pineda Santigo nació en Juchitán, México, en 1974, se licenció en Comunicación y actualmente vive en el Distrito Federal. Sus poemas, en zapoteco y castellano, son conocidos por los lectores de Hojas de utopía, Generación, y Tierra adentro Ojarasca.
Mapa del Sitio
Gulliver: