English

Taban Lo Liyong (Sudán)

Intervención en la inauguración del 12º Festival Internacional de Poesía de Medellín
Memoria Fotográfica del Festival Internacional de Poesía de Medellín

Por: Taban Lo Liyong
Traductor: Rafael Patiño

Abandonado a atender la Tumba

 

He sido abandonado en las heredades desechas
Aquí estuve todos estos años de rabiosa guerra
Desde el aire llueven bombas sobre nosotros como frutos sacudidos
Aquel cuyo tiempo acabó, se convirtió en causalidad de guerra
La Hermandad Extremista Musulmana nos combate sin tregua.

Abandonado estoy esperando mi destino en la rota heredad
Los propietarios, rápidos y pudientes, han volado a tierras apacibles
Nuestros niños son arrebatados como polluelos y puestos a cargar
Los más brillantes fueron engañados con promesas de estudios afuera
Esta guerra que Garang inició ha se ha tragado la tierra entera.

Me tomé mi tiempo limpiando hierbas en la tumba
Todos mis coetáneos han partido, atados en bulto entre la aborrecible mortaja
El hambre misma te araña por dentro como cucarachas
Cuando llegan las epidemias, es el enfermo o el sano el primero en irse
¿Por qué el mundo entero ha vuelto las espaldas a nosotros?
Padre Woja Wurnyang, dame la respuesta.

 

El lamento del sin hogar

 

No me siento cómodo aquí
¿Debo volver a la heredad abandonada?

No tengo hogar aquí
Estuve largo tiempo en Sur África
Aguardando a que la lluvia parara.

He fracasado en fundar un hogar aquí
Estuve largo tiempo en Japón, esperando un cambio
Fue un mal viento el que nos lanzó sobre el mar.

Fracasé por completo en fijar residencia
Mis pulmones estaban llenos por la tormenta del desierto
Y el calor y frío de Omdurman,
Hermanos Musulmanes Extremistas nos marginan de la sociedad
Como si la tierra fuera siempre suya.

¿Dónde está pues nuestra ciudad capital?

He fracasado en asentarme
He pensado regresar a Kajokaji
Donde dulces mangos maduran dos veces por año
La Guerra de Garang se enfurece para que los aún no nacidos la continúen.

Toda nuestra juventud fue reclutada
Y enviada a perecer en los matorrales espinosos
Las bombas que llueven de arriba profanan nuestras tumbas.

Piedad pobre de mi, un hombre sin hogar
Proscrito de Bobi por Obote y Amin
Regresamos a nuestro hogar ancestral en el Sur de Sudán
Dejando las tumbas de padre y señor completamente cubiertas de hierba
El Jefe Olal y su maestro de ceremonias,
Yacen enterrados bajo el higo de Bobi Paidwe.

¿Dónde queda ahora exactamente nuestra heredad ancestral ?

Compadezco al hombre que no tiene un hogar donde llamar:
El Nuevo Gitano o el Judío Errante.

¿Debo permanecer en el mismo sitio?
¿Regresar hacia dónde?
¿Hacia dónde avanzar?

 

Banana, adiós-ley número 1 de Y2K

 

  Esto será proclamado desde
  La Sede Papal y el Minarete del Imán
  La Sinagoga del Judío y el Tejado del Gentil
  El Mercado del Filisteo y la Asamblea del Kaffir
  El Cuartel General de la Policía Militar y en la Guarida del Hechicero:
  La nueva adiós-ley es ésta:

Ninguna banana se llamará banana
A menos que esté vestida.

Previamente, algunas cosas habían pasado por bananas
Sin embargo no lo eran:
Algunas eran manchadas, amarillas, cafés, rosadas, negras;
Todas estas no podían ser bananas.

Por lo tanto,
Para calificar como banana
Debe estar vestida con la chaqueta especificada
La cual chaqueta debe ser hermética, expansible
Y hecha de la mejor seda Tailandesa.

Y la banana calificada -feliz tipa-
Debe llevar hasta el cuello su chaqueta
Y debe permanecer en el lugar toda la noche
O hasta que la fiesta se termine.

Previamente todas esas aparentes seudo-bananas crudas y verdes
Asistían desvestidas a las fiestas con consecuencias desastrosas:
Por ello la necesidad de esta regulación sartorial.

Así nenes que si ustedes cultivan bananas
Y las quieren llevar de fiesta
Asegúrense de tener un guardarropa de chaquetas
Del más refinado corte, talla propia y ajustada
Y los anfitriones deben verificar
Bien temprano antes de iniciar la fiesta
Que las chaquetas estén en posición
Y que la banana está vestida para festejar.

En ningún sitio una banana desvestida
Puede asistir a una fiesta:
La pena por ello es la muerte
Por el lento consumir del tronco.

  Dado bajo mi sello:
  Él que vive para siempre
  Akhenaton II, amado de Isis
  Rey de los Mundos Superiores e Inferiores
  Portador de las Dobles Diademas
  Bajo la Constante Protección del Oreaus
  En su Primer Año de Ascesis.
  Buena Salud y Paz para todos.

 

Un ejercicio para cynthia schor  

 

Un poema es como un regüeldo
Que brota de un estómago saciado.

De alimentos ingeridos se reúne gas
Que se encamina hasta el gaznate y
Emerge ruidosamente con color azul.

Impedirlo no hace más que adentrarlo.

Un poema es como rabia
Por la injusticia que nubla tu vista.

Del hombre y la mujer vienen los ingredientes
La infusión se espesa con dolores previos
La explosión llega con un bang o un fizz.

Adentrada, la navaja naufraga internamente

Un poema es un chiste:
Bien contado, la gente ríe.
Repetido, se convierte en ensayo.

Un poema es un poema es un poema.

 

 

 LAS TRAVESURAS DE RWACHKARO

 

Rwachkaro emergía de su guarida
Sintiendo necesidad de vida gregaria
Extrañando el olor humano de los tipos bestias.

Como el milpiés que adelante tantea su camino 
¡Los pasos de Rwachkaro estaban impedidos
Por un golpe en los nudillos!

¿Es este el camino del mundo
Que nadie te deja mover
A menos que ellos mismos te muevan?

¿Es este el camino de la condición humana
En que te mueves a pesar de la fuerte oposición?
Desafías a los rufianes
Y pierdes todo
¿O ganas todo?

¿Somos épicos charlatanes
Practicando juegos heroicos
En la Amazonía rústica?

¿Fue valioso el desafío?
¿Fue valiosa la resistencia?
¿Existe necesidad alguna de tomar una pausa?

¡No! Sería mal interpretada.

Es recio escalar una colina
Por el lado del mar.
Los gigantes debieran buscar
Climas congeniales habitados por tipos leones.
Superando la resistencia,
Buscando retos mayores,
Desafiando la gravitación terrestre.

 

 

LAS MALDICIONES DE LA VIUDA ACHOL

 

Soy una pobre mujer sureña
Que no ha tenido paz desde 1955.
Los británicos, egipcios y árabes sudaneses
Han arruinado mi vida y mi visión estos cuatro años.
Cuando Iraq amenaza a Israel
Llueven bombas sobre Bagdad
Y se crea la tormenta del desierto.
Cuando Milosevich hace a sus propios musulmanes
Lo que los árabes nos hacen a nosotros
La completa Serbia estalla en fragmentos.
Le pedí a Clinton, Carter, Thatcher
Cuidar también mi senda luego que la Casa Blanca
Haya dejado la oveja bajo el tierno cuidado
Del astuto zorro del desierto
Pero no soy amenaza para los intereses de Europa;
No soy el niño elegido del Dios de Israel.
Ahora que el marxismo ha muerto
No podemos extorsionar a occidente para que nos haga algo bueno.
La única arma que me queda para emplear
Son las maldiciones abundantes de la pobre mujer afligida.
Aquí vamos, entonces, maldiciendo a occidente por todos sus pecados:

Mueran sus hombres y mujeres de cáncer
Ustedes que no pueden morir de minas quiebra-patas y bombas;
Que los carros agoten sus almacenes
Ustedes que viven apaciblemente en cuartos con aire acondicionado;
Que el amor por el lucro arruine su juventud
Ustedes que amasan riquezas obtenidas sin miramientos;
Que la obesidad y el síndrome de la pitanza excesiva mate a su gente
Ustedes que no han conocido el hambre en estos 54 años;
Que sus hijos e hijas busquen dolores personales
Ustedes que se mofan de los torsos consumidos de mis niños;
Que sus hijos se conviertan en asesinos de familia
Ustedes que no dudan en erradicar la injusticia en todas partes;
Que la confusión descienda sobre sus casas
Ustedes que toman la hospitalidad del paisano
Por falta de sofisticación;
Que los Dioses Indios, Dioses Aborígenes, Dioses Esquimales, Dioses Pigmeos
Se combinen todos para hacer llover calamidades sobre su pueblo
Hasta que regreses inclinado y des prueba de humildad,
Ustedes que caminan arrogantes como dioses,
Que Kurdos, Bereberes, Tamiles, Inuitas, Chipanes
Convoquen a sus dioses y diosas a estar junto a ellos
Para asegurar que los maltratos que trajeron a nuestras tierras
Están rectificados todos
¿A nuestra satisfacción?
Y hasta que todos se hayan vuelto humanos,
Todos humanos, y cuiden de mis niños espigados
Entonces descargaré esta maldición.
Yo, la viuda Achol, he hablado,
Elevando mis manos hacia Ngundeng.
Amén.

 


Taban Lo Liyong nació en Sudán en 1939. Es poeta, novelista y ensayista. Estudió Literatura y Periodismo en los Estados Unidos. Ha dictado clases en Universidades de Kenia, Tanzania, Papua Nueva Guinea, Sudán, Japón y Australia. Viajero infatigable, ha residido en China, Singapur, Filipinas, Inglaterra, Ghana y Suráfrica. Ha sido considerado uno de los mayores poetas africanos de la actualidad. Entre sus libros de poesía publicados se incluyen Franz Fanon's Uneven Ribs; Another Nigger Dead; The Cows of Shambat y la antología poética Carrying Knowledge Up a Palm Tree. Images of Women in Folktales and Short Stories of África, es uno de sus libros de ensayos.

Última actualización: 22/02/2021