English

Chirikure Chirikure (Zimbabwe)

Por: Chirikure Chirikure
Traductor: Rafael Patiño

 

No dormiremos

Este año no dormiremos

  sin resolver este asunto

Este año no dormiremos

  antes de finiquitar este lío

No podemos dejarte armar un problema mientras miramos
No podemos dejarte trastornar las cosas mientras guardamos silencio
No podemos dejarte destruir mientras miramos con ojos soñadores
No podemos dejarte complicar mientras nos acurrucamos de miedo

Aquel día insultaste a la abuela pero permanecimos en silencio
El otro día vendiste la propiedad familiar y permanecimos en silencio
Ayer prendiste fuego al granero y permanecimos en silencio
¿Pero hoy te cagaste en el pozo?

  ¿cagaste en el pozo?
  ¿cagaste en el pozo?

Lugares hallados en ficción

Cada rostro encontró
la misma pregunta
sobre sitios en donde estuve

solamente el corazón responde
la boca es poco convincente, pero
lo que hay en el corazón llena un granero

con caras somnolientas, de incredulidad
formulan más preguntas asombrosas
preguntando de nuevo sobre los lugares adonde viajé

respondo prontamente:
estuve en la tierra de los ecos silenciosos
en las arenas del antiguo tombuctú

como toros sacuden sus cabezas
con burlonas carcajadas mientras beben:
tales sitios son ficción apenas

inclino mi cabeza
consolando mi corazón con palabras suavizantes:
la bendición entre el corazón es mía

Luz robada - Chimanimani

Allá arriba en la tierra de los ancestros de mi madre
Se yerguen las imponentes, poderosas Chimanimani
Su cúspide porta una corona de densa niebla gris

Sobre aquella cúspide se sientan algunas ásperas rocas serradas
Año que viene, año que pasa, agazapadas bajo la sombra de la niebla
Sin ninguna esperanza de ver sus propias sombras

Uno siente compasión, se siente elevando una plegaria
Porque, ¿cómo pueden tan inocentes pedazos de lo creado
Pasar una vida completa sin avistar sus propias sombras?

Pero, ¿cómo puede uno pedir clemencia a su creador
Si las sombras son apenas luz robada?
¿Si las sombras son apenas luz negada?

¿Pero, permanecerá uno aparte mirando
Mientras la niebla despoja a las rocas de su luz?
¿Mientras la niebla las arropa con su propia sombra?
 

Celebraré

 

Celebrando la libertad política de mi patria
Ruego que mañana, no se levante el sol para encontrarme enjuiciado
Enjuiciado por la madre que araña el suelo, seco y yermo por un bocado de esperanza
Enjuiciado por el sirviente civil esbozando otra súplica al FMI
Enjuiciado por mi hijo soldado, pacificando hasta la edad de retiro
Enjuiciado por el poeta cuya inspiración fue ahogada por sueños hechos añicos

Celebrando la libertad política de mi patria
Ruego que, mañana, el sol no se levante para hallarme enjuiciado
Enjuiciado por el fracaso al celebrar con mi corazón y mi alma,
Por esta tierra, esta joya, nunca devaluada.
Enjuiciado por sembrar semillas sin planear el regadío,
Porque, no hay dolor más grande que andar a tientas en la oscuridad.
Enjuiciado por no alimentar cálidas sonrisas sino muecas dolorosas,
Porque, esta tierra esta empapada con galones de sangre y de lágrimas.
Enjuiciado por permitirle al mundo creer que soy un desesperanzado,
Porque, en mis venas corre la sangre de ciertos ejecutores.

Celebrando la libertad política de mi patria
¿Celebraré con vino, música y danza?
Con mi espalda rota y espíritu contuso,
¿Celebraré con vino, música y danza?
¡No! Celebraré arrojando mis ojos más lejos,
Porque más allá de aquel horizonte yace otro horizonte todavía.

 

Juego deslizante – mutserendende

 

Todo chiquillo de mi pueblo
Puede describir con orgullo y alegría
Como puedes jugar el juego de mutserenende

Tronchas un árbol lozano de munhanzva
Cortas las ramas del tronco
Luego arrastras la leña montaña arriba

Como Jesucristo sobre un borrico
Montas la leña, apretando duro
Entonces, ¡tas!, bajas zumbando

Es tan rápido y furioso
Ojos cerrados, aliento retenido
Le entregas todo al destino

Aterrizas con un gran estruendo
Tus espaldas hechas jirones
Sangrando con éxtasis caluroso

Así lo hacen muchos de entre nosotros
Conduciendo la vida con furia y rapidez
Aterrizando con las almas destrozadas y sangrando
 

Oídos en tierra 

 

Tus palabras son todavía fuertes y claras
Mientras yazgo aquí en el parque central de la ciudad
Cumpliendo con mi parte del pacto

Puedo escuchar tu voz aguda y resuelta
Pese a estas hormigas buenas-para-nada
Fabricando sus nidos en mis devotas orejas

Me dijiste que mantuviera mis oídos en tierra
Porque, grandes cosas iban a pasarme       
Pero aquí estoy, una vida entera yaciendo postrado

 

 


Chirikure Chirikure nació en Gutu, Zimbabwe, el 17 de Marzo de 1962. Se graduó en la universidad de Zimbabwe y es becario honorario de Universidad de Iowa, USA. Trabajó tiempo completo como editor durante 17 años (hasta el 2002). Ha publicado dos volúmenes de poesía en lengua Shona: Rukuvhute, 1989; y Chamupupuri, 1994. Su tercer volumen de poesía, Hakurarwi/ No dormiremos, posee traducción al inglés. Realizó su primer volumen de poesía con música, "Napukeni", en el 2002. Ha escrito también un número de libros infantiles y libros de texto educativos. Chirikure escenifica su poesía con música o en solo. Ha escrito también textos líricos para muchos músicos de Zimbabwe. Ha realizado sus puestas en escena en muchos lugares del mundo durante los pasados años.

 

Última actualización: 27/03/2021