Festival Internacional de Poesía de Medellín

James Fenton (Reino Unido)

Para Andrew Wood

¿Qué querrían los muertos de nosotros
al observarnos desde su caverna?
¿Querrían que aulláramos siempre?
¿Querrían acaso que deliráramos
o nos desfiguráramos o que nos ahorcaran
como a esclavo de antiguo emperador?

Ningún amigo muerto fue emperador
Con unos gustos tan exorbitantes
Y ninguno era tan vengativo como
Para hacer que sus amigos se consumieran
Se consumieran tristes y tranquilos
Desfigurados y deformados.

Yo creo que los muertos quisieran
Que lloráramos por lo que ellos han perdido.
Creo que nuestra suerte de seguir vivos
Es lo que más podría afectarlos.
Pero con el tiempo serían generosos
Y menos absorbidos en sí mismos.

Y con el tiempo serían generosos
Como acostumbraban serlo
Y qué más querrían de nosotros
Sino un honroso lugar en la memoria,
Un cuarto favorito, una silla preferida,
Privilegios y renombre?

Y así dejarían de penar los muertos
Y nosotros podríamos compensarlos
Y podría haber un pacto entre
Los amigos muertos y los amigos vivos.
Lo que nuestros amigos muertos querrían de nosotros
Serían unos amigos vivos de esa clase.

Viento

Este es el viento, el viento en un campo de trigo.
Grandes multitudes huyen de un gran desastre
Por los extensos valles, las verdes ondulantes arroyadas,
A través de la bella catástrofe del viento.

Familias, tribus, naciones y su ganado
Han oído algo, han visto algo. Una expectativa
O un gigantesco malentendido pasó sobre la colina
Doblando los setos con historias de sangre y fuego.

Pude ver mil años pasar en dos segundos.
Se perdió tierra, lenguas nacieron y se dividieron.
Este noble señor se fue al este y allí halló refugio.
Su hermano buscó el áfrica y un plato de acíbar.

Siglos, minutos después, se puede uno preguntar
Cómo llegó el mango de la espada tan lejos del herrero.
Y en algún lugar cantarán: “Como paja nos llevó
El viento.” Este es el viento en un campo de trigo.

Fuera de peligro

Sé bueno corazón y firma la liberación
Así como los árboles aprueban su pérdida.
Aprende como aprenden las hojas a caer
Fuera de peligro, por amor.

Lo que es de la escarcha y del deshielo
El lóbrego invierno no va a dañar.
Lo que es de la lluvia y del viento
Está fuera del peligro de la tormenta.

La pasión celosa, la necesidad cruel
Traicionan al corazón que las alimenta.
Pero lo que es de la tierra y de la muerte
Está fuera del peligro del sol.

Yo fui cruel, estaba equivocado –
Difícil es decirlo y difícil saber.
Tú no me perteneces.
Tú estás fuera de peligro ahora –

Fuera del peligro del viento,
Fuera del peligro de la ola,
Fuera del peligro del corazón
Cayendo, cayéndose el amor.

Traducciones de Nicolás Suescún

James Fenton Lincoln, Inglaterra, 1949. Poeta, profesor universitario, crítico de teatro, periodista, corresponsal de guerra en Camboya y Vietnam. También ha residido y cubierto eventos en Filipinas, Sur de Corea e Indochina. Realizó estudios de Filosofía y de Sicología. Sucedió al premio Nobel Seamus Heaney como profesor de Poesía en la Universidad de Oxford. fue nombrado miembro de The Royal Society of Literature en 1983. Su poesía ha sido recogida en dos volúmenes: Children in Exile, 1968-1984; y Out of Danger, 1994. All the Wrong Places: Adrift in the Politics of the Pacific Rim, 1988, es otra de sus obras.
Mapa del Sitio
Gulliver: