Festival Internacional de Poesía de Medellín

Allison Hedge Coke (Nación Cherokee, Estados Unidos)


América, con mi canto te respondo

Para Phil Young y mi padre Robert Hedge Coke

América, con mi canto te respondo. Respondo con mi canto lo que en tí fue cantado
Respondo con mi canto el momento en que amabas el aliento.
Canto tu hogar hacia ti y de vuelta a la razón.

Oh, antes de que América comenzara a cantar, yo la arrullaba con mi canto,
la sostuve en la baranda de su cuna, la lloré hacia el día.
Mi canción la creó, preparó su parto,
Sostuvo su cordón cortado, hermosamente como un collar.

Mi canción le ayudó a erguirse, sostuvo su mano en sus primeros pasos,
nutrió su propio ser, la alimentó, le dio la fuerza de tres hermanas.
Mi canción la confortó mientras luchaba con mi razón
Rompió mi equilibrio, como cualquier niño lo haría.
Vean, mientras forzaba su salida, me forzaba a removerme
mientras yo lloraba este país mi canción plantaba rosas en cada lágrima.

Mis ríos de venas, teñían canteras de piedra humeante,
rodearon cañones, mientras se hacía ella una fina doncella.

Oh, pero aquí estoy, aquí estoy, aquí, permanezco en toda y cada cumbre,
retumba delicadamente su gran bajo vientre, preparada para descargar su canto

y habré de cantar de nuevo, como siempre lo he hecho
Nunca silenciada excepto en compañía de extraños, cantando
el rostro estoico, amable reposo, amable mientras danza profundo
al interior, amable
Madre de su mundo. Hermana de mí misma.

Cuando mi canción cante de nuevo en voz alta. Cuando yo la llame
de nuevo a su cuna.
La llame para atisbar hacia las aguas, para verse a sí misma en luz y oscuridad
día y noche, la llame para cantar juntas, la llame para madurar, para visionar.
Entonces, se renovará. Así como mi canción.

Cuando ella trascienda su propio anhelo
le responderé con mi canto, le responderé. Cantaré, oh lo haré.
América, te respondo con mi canto, lo que en ti fue cantado.

La paloma

Para Joy

Una paloma debe haber muerto aquí-
plumas lanzadas giran
          hacia las junturas de la acera
gris sobre gris,
un zarpazo de viento las lanza en espiral
como cortinas de encaje emplastadas
                    sobre ladrillo de edificio-

de vuelta al tren “Amtrak” en Albania.
La ventana abierta ha acechado
por décadas las cargas de los trenes.
Los rostros de los pasajeros apretados contra el vidrio
asomándose tan cerca que el aliento de vida escapa

sueños y desesperación

rostros despojados de paz, alargados en su desesperación,
rostros desplazados y deshechos, anhelantes-
en el mismo tren de los años cuarenta,
tren cincuentañero en el que viajé hasta aquí.

Hace un instante una señora ciega cruzó
la intersección a mi izquierda,
diciendo, Son pájaros cautivos.
          ¿Por qué no podrán utilizar timbres como en Watertown?
              Estas señales suenan como pájaros cautivos

me palpo a mí misma luchando cada día,
esforzándome por mantenerme emplumada.

Suavemente levanto mis hombros,
los codos se invierten, las alas se estrechan.
Mi rostro se endurece y despelleja la piel.
Los dedos de mis pies se alargan y rasguñan
          las líneas y grietas de la acera

Vislumbrando
              y circundando bajo la ciudad

Traducciones de Raúl Jaime Gaviria

Allison Hedge Coke Nación Cherokee, Estados Unidos, 1958. De ancestros franceses, canadienses y portugueses, creció montando caballos, recogiendo tabaco en Carolina del Norte y trabajando en fábricas. Desarrolló estudios de Escritura Creadora en el Institute for American Indian Arts en Santa Fe, y en el Boulder’s Naropa Institute con el poeta Allen Ginsberg. Sus poemas han sido incluidos en diversos periódicos, revistas y en las antologías: Speaking for the Generations and the Lanas; Visit Teepee Town, y Reninventing the Enemy’s Language. Coeeditora de Voice of Thunder. Su primer libro de poesía publicado, Dog Road Woman, ganó en 1998 el American Book Award.
Mapa del Sitio
Gulliver: