Festival Internacional de Poesía de Medellín

VIVIANA RESTREPO (Colombia, 1985)


Primia sangre

Seguiré besando
esta guerra de sangre
hasta descubrir
en el abismo del cuerpo
todos los misterios de la voz.

Esa que grita y calla
esa que aturde el interior de la vigilia
con su profecía
ésa que me convierte en sal.

En hierba amarga.

Aun con un solo pie
besaré una vez más
esta guerra que me produce fiebre
y deseo de parir.

Ars Nomini

III

Conozco el hambre
desde antes de nacer.

Ella, la que fue y será
desde el vientre hasta la tumba
navega en mi sangre y en mi sed.

El temor a llenarme
punza como aguja.

Amo el vacío
y el desierto para huir.

Ella me persigue.

No huyo del cuerpo.

Atraviesa largos huesos
entra en lo cóncavo y húmedo.

La veo penetrando
y recuerdo la promesa del amado:
que nos haría a todas por igual.

Ingravidez

III

¿Qué es la vida
sino sólo huesos?

Morir para después parir.

Pongo en riesgo la respiración
y el último aliento.

Niño, me dueles en la carne
te robas mi sangre y mi calor
estás pegado a mí
como el ancla de un barco
aun así eres marinero
desde antes de la luz.

Tengo la tristeza del abismo.

Viviana Restrepo nació en Medellín el 24 de noviembre de 1985. Realizó estudios de teatro y cuentería. Integrante del taller literario Te-Lees-Kopio de Comfenalco Antioquia. Hizo parte de la organización del encuentro anual de poetas de la Zona nor-occidental en la Biblioteca Comfenalco Castilla. Es tallerista instructora en el programa Gulliver para niños de escuelas populares de Medellín, proyecto patrocinado por la Ong France Libertès y Prometeo desde 2005. Su libro Primia Sangre está próximo a aparecer. Sobre su poesía, expresó Pedro Arturo Estrada: «Se nace también con la primera palabra. Palabra que se rompe, palabra que se abre como un útero y nos arroja del silencio primordial a la noche del mundo rasgada a su vez por el tiempo en heridas incandescentes. Para ella la sangre matricial, la sangre sacrificial, la sangre lustral, las distintas sangres que la han marcado hasta hoy se hacen tinta que espera, que comienza a verterse en poesía y a arder más allá del cuerpo y la contingencia de los pasos, siempre inciertos, en esta ciudad y estos días de acoso y desasimiento. Para Viviana, la poesía es gestación de lo universal, carnadura y desgarradura, lenta consagración de la vida que otra vez anhela, ansía el renacimiento, la revelación de lo otro, la manifestación de lo sagrado en el mundo. Por ello, asistimos, se nos ha invitado a ser testigos de ese parto de palabras que desde el más oscuro magma de su ser, nos convoca.»
Mapa del Sitio
Gulliver: