Festival Internacional de Poesía de Medellín

CORSINO FORTES

Cabo Verde, 1933


PIEDRA DE IDENTIDAD

I

TODAS LAS NOCHES…

Las piedras levitan en nuestros sueños
¡La balanza del profeta! cuando
El sismo de la esperanza
Alcanza
               4.033 km² de terremoto
Y los oídos iluminan
               en los corredores del miedo
               en los corredores de la vida
El trueno de nuestras sienes
Y saltan islas
               Hacia afuera de las ruinas
Como ostras
               Hacia adentro de las perlas
Y saltan rocas
               Que se cruzan
Con el archipiélago de los sentidos + la
Felina coreografía de las planicies
¡Magras & mágicas! de huesos & símbolos
¡Y tan vírgenes! de ser movimiento
¡Como! la luz del útero
               Que las desnuda
¡Si aquí! en el aire
               en los pies del archipiélago
Las islas paran
               Para ver pasar las rocas
Del desierto de las piedras a la deserción de la pobreza

II

TODAS LAS MAÑANAS…

“La isla levanta la corola de la saya”
Para que el mar nos proteja
De las piedras que llevan & traen
               el archipiélago a remolque
Entre la sístole y la diástole
               del valle del amanecer
¡Y como páginas! son
               Cabezas que abren
Así bibliotecas
                De olvidadas memorias
Y con la música de milenios
               gota a gota en los oídos
Las piedras se miran grávidas
Del desierto rojo de las palabras
Hay fuego en las piedras nuevas
Hay luz en las piedras remotas
Y amor & odio
               En el codo de su abrazo
¡Como! si no fuera lar
               el lugar del viento
               el lugar de la isla
¡Donde! el desespero de la pasión rejuvenece

III

TODAS LAS TARDES…

Las piedras ennoblecen nuestras raíces
Y tejen en nuestros pies
               su imperio de espejismos
¡Entonces! El desierto encuentra en las dunas
La palabra del señor + la mano del viento
Que nos bautiza
Con el sol rojo de la eucaristía
¡Y si en la oración! La morna es
                              suelo y mar de toda la ópera
Las dunas descienden por la carne del atardecer
               con senos de marea alta
               con ancas de marea baja
Y llevan al baile “te frío”
                              el truculento pie de la mazurka
                              la lejanía erótica del landum
                              el amor / desamor de la contradanza

¡Mientras! las salinas advierten a los transeúntes
¡Sobre el mar! hay piedras en romería
               Y con la fuerza del oleaje + la
               Contienda de los océanos
                              Día & diálogo en los oídos
Las piedras fermentan
                              hueso a hueso
El alborozo de la fanfarria
Y de las piedras nacen proas
                              De falo & grano
¡Así! Mástiles & anclas
                              De tierra arable
Todos
               De la misma raza & pueblo de Año nuevo
Todas
               Del mismo pueblo & nación de Manuel d’Novas
Falos de sangre & granos de piedra
Que llevan & traen
                              en la encoladora de la vida
                                             Y
                              En el batuque del alma
¡El himno! ¡Como morna
¡Y el funaná! como bandera
Y de las trovas de Eugenio
Y de las historias de Aurelio
Piedras caían
Piedras batían en la B. Lleza de la patria

                              ¡como! presentes natalicios

PASCUA DE PIEDRA

I

¡Así! nazco & voy
En los pies de las piedras que nos persiguen
                                             el rostro la órbita el movimiento
¡Deambulaban! cerca
Los acróbatas de la “Piedra Rodada”
Y el desierto bebía por las dunas
Las olas del crepúsculo
Y las ruinas de la catedral

*

¡Así! naciste & estás
En las manos de las piedras que nos proyectan
                                             el cuerpo la decisión el deseo
¿Y si preguntamos? a las piedras
Uterinas & consanguíneas
                                             De la fortuna del mar…
En la boca de las piedras: la pedagogía de las olas
¡De las olas al dolor! de la erosión al amor

II

¿Pero dónde? dónde encontrar
En el desierto del habla
La piedra sonora
La lengua de piedra
Que salpica de verde
La lucidez de nuestra locura…
¿Pero dónde? ¡dónde encontrar
La piedra madre! la piedra amante
La primavera de piedra
En el verano que nos devora
La subiente de la infancia
La bajante de la vejez
               es decir
La piedra de la cicatriz
La piedra de la primera memoria
La levedad
               que yergue en el corazón
               esta lluvia de piedra
La piedra que huye
                de la mano del ingeniero
                               Y
               del pie del arquitecto
Y construye
               en la terraza del alma
                              la ojiva
                De una salva de aplausos

Corsino Fortes nació en Mindelo, San Vicente, Cabo Verde, el 14 de febrero de 1933. Estudió Derecho en la Universidad de Lisboa. Trabajó como profesor, juez del Tribunal de Trabajo, y, tras la independencia de Cabo Verde, fue Embajador de su país en varios países europeos y africanos, Ministro de Justicia y Magistrado. Colaboró con sus trabajos literarios en diferentes medios de comunicación y revistas como "Claridade", "Cabo Verde", "Raízes" y "Africa". Ha sido Presidente de la Asociación Caboverdiana de Escritores. Algunos trabajos suyos de poesía fueron recogidos por varias antologías de poesía africana. En su obra trata sobre todo de la identidad caboverdiana y sobre la poesía oral de Cabo Verde, especialmente las mornas. Obra publicada: Pão e Fonema, 1974; Árvore & Tombor, 1986; Pedras de Sol & Substância. Bajo el título A Cabeça Calva de Deus, apareció su obra poética reunida, ya objeto de varios estudios y antologías en inglés, francés, italiano, portugués y holandés. Sobre esta obra, menciona Ana Mafalda Leite, “… Amanecer sagrado del mundo, A Cabeça Calva de Deus nos ofrece en su fuerza creadora una trilogía en la que, simultáneamente, Cabo Verde nace de nuevo, como tierra, como país, como patria, como identidad y como cultura, dentro y fuera del poema…”.

Mapa del Sitio
Gulliver: