Festival Internacional de Poesía de Medellín

CANTO PARA EL CAMPESINO

Me retorna País el estertor de agonía del pueblo con el cuello cortado
Me retorna su sobresalto
Me retorna su olor oh país
Me retorna el olor acre del sudor orinado por sus axilas de
bronce
el olor de su sudor sobre la tierra obstinada
que nos niega el grano
y él País
Testarudo
más obstinado que la tierra
saciado a su voluntad
más vigoroso que el viento que desgarra su rostro
él parte de un tajo esta tierra donde ningún agua escurre
para escribir allí nuestros sueños
Me retorna País la imagen perturbada de un niño empalado
sobre un asador hincado en la noche de la esperanza
y él con sus dedos encorvados tallados en la tela del silencio
él pinta todos los días el tallo sagrado del millo
con los colores de sus sueños
Pintor, alfarero, poeta de la tierra,
moldea su rostro con las formas de la felicidad

SAHEL OH MI PAÍS!

¿Has visto a mi país
Que se muestra con el dedo?
¿Has visto a mi Sahel desnudo
Que tirita de frío?
¿Has visto al sol acorralado
En las venas de las plantas?
¿Y al Gao excedido
Afectado de calvicie precoz
Que inclina su cabeza
Como para ponernos de testigos?

¿Has visto todo eso?
¿Has visto a mi Sahel
Que inspira asco?
Mi vaca hoy en día
Se alimenta de su boñiga
¿Has visto a mi Sahel?
¿Has visto a mi país
Donde las cabras se aburren
Bajo los árboles desolados
Mira, mira la tierra vencida
Que te ofrece sus fisuras
Como para un último contacto
¿Has visto a mi Sahel donde
Las armazones desfondadas
Se blanquean al sol
Esperando las cuentas estadísticas?
Mira, mira a mi Sahel desnudo
Que tirita de frío
Mira y dime
¿Cuántos vientres hay inflados de plegarias?
Mira las armazones desfondadas cataplúm!
¡Cuántas vacas acurrucadas!
¡Cuántas plantas que se marchitan!

Sobre la tierra escamosa
Oh, mi país herido
Como una mujer indigna
Tú despliegas tu desnudez
Supremo desafío
A la humanidad

EL ASFIXIADO

(A Edward E. Johnson*)

Y haces do
y él aquí
          re
     Sí Sí
          allá
tu espalda curvada
Y tú haces do
Cuando mi salivazo grueso retumba en el suelo
sobre las causas mismas del mal
Y tú haces do
          Fa
          re si
nos sirven para calentar las noches del exilio
          Fa
          mi
celebran los días de fatiga
Cuando tú haces do

Fa rima con Gas
un solo gesto basta
sobre un bemol desafinado
para transportarte al cielo
cuando tú haces do
           Fa
          re
liberan los cantos sollozos
           Mi Si Sí
el río maldito lleva mis blues y mis peores gospels
Cuando tú haces do
re… mi… yo cierro con llave
re… re… re…
una nota me falta para dormir y soñar
me espanta este olor a cianuro, a almendra amarga y a canela
que se arrastra en el cuarto donde ni siquiera oscurece
entono entonces el canto del gas con un poco de énfasis
sobretodo para complacerte
un solo botón que aprieto
luego una falsa plegaria
y henos allí en el cielo

*Acusado sin pruebas de asesinar a un policía blanco, fue ejecutado con gas el 20 de mayo de 1987 ( a la edad de 26 años); estuvo detenido en la Penitenciaría de Parchman, Estado de Mississippi.

EL VIENTO CALÍGRAFO

pincel en mano el viento dibuja paisajes de palabras
montañas esculpidas
llanuras de sombras
enclaves de horizontes
el calígrafo cosquillea
los surcos inflamados del desierto
con un bastoncillo de tinta delicada

CUADRO DE OCRE Y DE ESPUMA

una entrada en sí
canal invisible
una salida hacia los otros
la naturaleza se jacta de ser corrosiva
a nuestros pies el cactus deposita las violetas de su demencia

Traducciones de Rafael Patiño

Adamou Ide nació en Niamey, Níger, el 22 de noviembre de 1951. Poeta y novelista. Recibió el Premio Nacional de Poesía en 1981. Ha publicado en poesía Unfinished Cry, 1984; On the Land of Silence, 1994; y Mother’s Song for a Sick Son, 2006 y colectivamente, Ay Ne Han, 2004. Prosa publicada: Straw Camisole, 1987; Talibo, A Child of the District, 1996; Wa Sappé Ay Se!, 2003 y el libro de cuentos Cockroach Man.

Mapa del Sitio
Gulliver: