Festival Internacional de Poesía de Medellín

Tradición Poética vietnamita

Por Harry Aveling

Vietnam tiene un larga y rica tradición poética, buena parte de ella oral. John Balaban, poeta y editor de una importante colección bilingüe de Cao Dao, la poesía tradicional vietnamita, dice que consiste en “poemas líricos cortos, que pasan oralmente y que son cantados sin acompañamiento musical por personas comunes y corrientes —poemas cuyo sencillo propósito, como anotó Confucio a propósito de las canciones folclóricas chinas recogidas en el El libro de las odas, es ‘estimular la mente, adiestrar la observación, fomentar las relaciones sociales y permitirle a uno expresar sus quejas’” (1980:14). Balaban sugiere que esta tradición oral se remonta por lo menos a un milenio.

Lo cierto es que los primeros poemas registrados datan de 987 AD. Se cuenta que justo cincuenta años antes del final de los mil años de dominio chino, el embajador Li Chueh visitó Vietnam con el ánimo de establecer relaciones diplomáticas. Al cruzar un río, trató de “impresionar a este diminuto país con el magno poder intelectual de China” al improvisar este poema de dos versos:

Allí: gansos salvajes, nadando juntos,
¡mirando fijo el cielo!

Su barquero era Do Phap Thuan, un monje budista, quien había sido especialmente escogido para acompañar a Li Chueh por su capacidad intelectual. El barquero, aparentemente sencillo, superó el dístico del embajador al añadirle dos versos.

Plumas blancas contra un azul profundo,
Pies rojos ardiendo sobre verdes olas

Durante estos mil años, la poesía vietnamita ha mezclado las influencias nativas con las de China y, desde mediados del siglo diecinueve, con las de Francia, y luego con las de Europa y los Estados Unidos. para producir un tradición claramente nacional de poesía musical, cuidadosamente trabajada, que a veces es profundamente personal y a veces fuertemente política.

En agosto de 1945, el Vietnam declaró su independencia del dominio colonial francés. La reunificación completa no se logró hasta el 1° de mayo de 1975, después de enfrentamientos con los franceses y también con los Estados Unidos. Desde 1975 hasta mediados de 1980, hubo un período de estricta consolidación política y económica, que por supuesto también afectó la literatura.

Esta es una original y estimulante antología de la última poesía vietnamita, escrita después de que la “renovación” (Doi Moi) algo más plácida de 1986 se hubiera vuelto una realidad. Esta selección incluye una gama de conocidos y novatos poetas y poetisas. Como Lady Borton ha anotado en The Defiant Muse, los temas de esta época actual son personales. Incluyen “el amor, la amistad, la inquietud, la soledad, la ira, el resentimiento y el perdón”.

La selección se abre con poemas de una importante poetisa, Y Nhi. Nguyen Do y Paul Hoover han escrito: “Aunque muy moderna en el tono y la forma, la poesía de Y Nhi también muestra la ternura, el silencio y el dolor de una mujer que ha tenido grandes penas en su vida”. El poema “Anhelo” contiene imágenes tradicionales de la naturaleza, menciona los periódicos modernos y luego termina con la desesperación ante el fin de una relación.

Y la desesperanza de Y Nhi también está presente en la obra de Lam Thi My Da, quien también es del Vietnam central y una poetisa muy reconocida. También encontramos en ella la frustración aunque posiblemente en su caso ésta se vuelva contra sí misma: “Había sembrado esas semillas en un yo árido”. El fracaso del amor también caracteriza la poesía de Phan Huyen Thu, Tran Quoc Thuc y Tran Anh Thai. También encontramos en ella la inquietud, la queja triste y la búsqueda de consuelo que constituye una perdurable cualidad de la poesía Vietnamita oral y escrita.

El poema “Muriendo día tras día” de Giang Van revela otro aspecto de esta pesadumbre. Muchos de sus poemas se han convertido en canciones populares, y éste ya de por sí tiene un evocador rasgo musical pero señala melancólicamente asimismo que el fracaso amoroso y la profunda decepción que produce son más que incidentes pasajeros; son las pequeñas muertes que preceden la aniquilación final del ser.

La memoria tiene un papel complejo en esta muerte diaria. Ly Hoang Ly es poetisa y pintora, y ha hecho con éxito varias exposiciones en Vietnam y en los Estados Unidos. Su poema “La mujer y la casa vieja” es muy gráfico al describir la mujer “en su túnica blanca” que vuelve para mirar una casa vieja ya en ruinas. Hay otros personajes femeninos en el poema: una bebé que llora y una joven. ¿Es la niña el bebé de la mujer, que ha crecido? ¿Es la mujer la niña? No lo sabemos: los lectores deben hacer lo que quieran con los recuerdos descritos en este lienzo.

La sensación de “estar y no estar”, desaparecida pero todavía recordada, es la característica de “Despertando en la mañana” de Huu Thinh y también de “Un poema vela” por Huu Viet. Ambos son poemas de recuerdos melancólicos, de darse cuenta del paso del tiempo, de la pérdida del amor, y de que sin embargo uno debe continuar. Para Huu Thinh, el amor y la muerte (“El entierro de la venganza”) están íntimamente relacionados. La sombra bajo la que se refugia es “un espino”. Pero otros poemas por hombres son más vigorosos y sexuales. En el prefacio a la traducción de la poesía de Nguyen Quang Thieu, Martha Collins la describió como “una rara combinación de una observación exacta y de un leve surrealismo siempre con significativos cambios de percepción”. Esta conexión puede reflejar la influencia de Pablo Neruda y de otros poetas latinoamericanos cuya obra leyó cuando estudió en Cuba entre 1984 y 1989. Ésta ciertamente es una descripción apropiada de “Recuerdo de julio” en el que un par de camas de madera se convierten en radiantes leños, con vidas que “brillan con el resplandor”. Gracias a la poesía, la memoria puede sobrevivir a la aniquilación después de todo. Como recalca el poema de Nguyen Chi Hoan, “Pensamientos”, el eco vuelve en efecto, siempre “distante pero cerca”.

Hoang Hung ha sido descrito como “tal vez la figura más transgresora de la poesía contemporánea vietnamita”. Sus primeros poemas provocaron una feroz crítica de los medios oficiales a causa de “su oscuridad, sus personajes solitarios y las referencias sexuales”. En “El olor de la lluvia”, la presencia de los cuerpos entrelazados de los amantes bajo una lluvia persistente es comparada escandalosamente con “una vaca recordando la propia boñiga”. La excitación apasionada del amor físico también está presente en el juguetón “Chile verde” de Nguyen Thuy Kha.

Pero finalmente no todos los hombres son fuertes. El “Poema para un guerrero desanimado que se ha caído del caballo” de Pham Ho Thu es una exhortación a un hombre que tiene una gran debilidad un “talón de Aquiles”. El poema lo anima a levantarse de nuevo y a seguir luchando, aunque “tu viejo caballo se fue sin dejar huella”.
Truong Que Chi, la poetisa más joven en esta muestra, es más optimista que sus colegas mayores. La amante puede haber olvidado “esos recuerdos / pero el amor fue cada día más fuerte en mi huerto viviente...”. Y concluye así:

Un día
Espero que me ames tanto
Para que cada semilla brote
Verde con cada paso
Que des.


No importa con cuanta frecuencia fracasan las relaciones, finalmente la aniquilación no es el fin después de todo. Los recuerdos pueden ser sueños que prevee una reconciliación y una unidad futuras. El perdón es un precursor de una nueva vida, de una resurrección.

Huynh Sanh Thung anotado que “la traducción de poesía siempre ha gozado de un lugar de honor en la literatura vietnamita… los tres criterios observados por traductores de éxito en el pasado (eran): la fidelidad (tin), la expresividad (dat), y la elegancia (nha). Saludo al traductor al español de esta antología.

Huu Thinh Se unió al ejército como miembro de una división de tanques en 1963. Después de la guerra con Estados Unidos, en 1975 ingresó al Instituto para el Estudio de la Cultura y al Nguyen Du Institute. Ha ganado dos veces el premio de poesía de la Asociación de Escritores de Vietnam, por On The Way To The City, 1980 y por Winter Letter, en 1995. Recibió el premio de poesía de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático en 1999, y el Premio Nacional de Poesía de Vietnam en 2001. Actualmente es el presidente de la Asociación de Escritores de Vietnam.

Mapa del Sitio
Gulliver: