English

Jean Clarence Lambert, Francia

 

JUGAR, DICE EL JAQUE

a las Cuestiones Naturales
a Ni Uno Ni Dos
Al Recorrido del Combatiente
A la Momia Que Ríe
a las Manos Sucias
a Cro-Magnon
a Contar Sus Camisas
a un Golpe de Rojo En la Canasta de
          Cangrejos Verdes
al Fin del Mundo
a Yo Rompo el Azar
a Hasta la Tercera Capuchina
a Quememos las Etapas
a Volcar el Tintero
a Lengua de madera Lengua de Hierro
al Topo Artrítico
al Temblor de Azul de Tiempo de Espacio
a Caer de Una Gran Altura
a Buscar la Regla del Juego

 

A   y/o   B

                                 A
                                 1
Lanzar las palabras los dados
en el desierto
Se detendrán al borde del abismo
o se perderán en la ausencia.

                           2

        Marchar    mascar frenar
        Todo está calmo
        Sin límite
        Deslizarse hacia el rojo

                           3

        Saber perderse, dice él,
        Saber caer
        Hacia el Punto Único.

                           4

Afuera, dice él,
poner atención a las cosas
que no tienen comienzo
a lo que es negro
como el corazón.

 

                     B
              
                     1 
 
      Saber perderse, dice él.
      Deslizarse hacia el rojo.
      Caer en el Punto Único.

                      2

Fanfarronearás, refulgirás, aferrarás
Calmarás los caramelos

                            (ríe sarcástico, se enraiza)

                      3

Esperando, dice él, poner atención
a las cosas que no no han tenido comienzo
a lo que es negro como el corazón.

                      4

Malestar del Que-No-Se-detiene:
Todas esas palabras rebeldes al sentido,
juegos enigmas y quejas
contra lo Desconocido.

                       5

El antiespejo a la deriva
El antisueño de seguridad
La antiluz
frágil ágil
salida de los subsuelos.
El Jaque: ― ¡Directo al Desastre!
El Otro:   ― ¡A la Línea Rota!
El Jaque:  ―¡Al Sol de Medianoche!
El Otro:   ― ¡Al Por qué no!
El Jaque: ― ¡A la Resistencia!
El Otro:  ―  ¡A la Resistencia!
El Jaque: ― Al Imposible
El Otro:   ― ¡Directo al Origen!
El Jaque: ― ¡A la Desescritura!
El Otro:   ― ¡Directo al Deseo!

El Jaque: ―No deseo más que aquello que ignoro
Interroga los límites
Invita la sombra a tu hogar
Intercambia por la belleza del gesto
El Otro por el Yo que tú eres
Di no al tiempo escondido escandaloso
Sí al presente que perpetúa
Cada espiración de tu espiral.
Juega a tu ida-vuelta
Es el negro del azur
Las manchas negras que apruebas
El negro donde querrías sumergirte
Para reencontrar el origen

El origen está ante nosotros
Y la muerte, arrodillada
                                           A elegir
                                
                                P r i m e r a m e n t e

Dedicado a la rajadura
a la clientela de la rajadura
a vuestras órdenes de rajadura y de corte de corriente:
EL JAQUE
casi sólo
en su mal gusto

                                 S e g u n d a m e n t e

Dedicado a la rajadura, a la clientela de la rajadura, a vuestras
órdenes de rajadura y de desdicha: Él, el Fuera de la Obra
y de la Existencia, El Jaque (casi sólo en su mal gusto).


Leyendas

 

Estamos en desacuerdo, mi sombra y yo.

                                   *

De hacer la parte del abismo en cualquier cosa.

                                   *

Semejante a tiniebla, modo desdichado.

                                   *

Cuando el azar es librado a sí mismo.

                                   *

El apogeo oscuro, la última sensación mundial.

                                   *

Una temporada fuera del infierno, bajo las estrellas frías

                                   *

Movimientos impecables en dirección de lo inaccesible.

                                   *

Trasladar lo que resta de los acontecimientos a otro presente, de preferencia anterior.

                                   *
 
Lírica     anti-lírica.

                                   *

Y todo esto tiene lugar en la falla entre la pregunta y la respuesta.

 

El laberinto

Teseo dividirá el hilo de la vida en la noche sangrienta del Laberinto; él, el esclavo de la espada trágica. Y cuando se separe de las entrañas de la tierra nosotros seremos libres. Es Ella aún quien lo acogerá. Amantes emblemáticos, bogarán hasta los acantilados de Naxos, la isla nupcial, donde el verano madurará sus brisas doradas, las más azules sobre el mar. Vendrán las danzas de las vendimias. ¿Dirá ella entonces : ha llegado la hora de tu partida, el hombre es eterno partir?


Los amantes de Teruel

Muertos decías tú. Pero la revolución triunfa.
Muertos, envueltos en su soplo.
La guerra hace estragos en las brechas del horizonte.
El horizonte, su cuerpo.
Regueros de sangre, su cuerpo.
El amor triunfa. Muertos, decías.

Jean Clarence Lambert nació en París, Francia en 1930. Poeta, traductor, ensayista, crítico de arte, gestor cultural y viajero por múltiples culturas. Entre sus libros de poemas traducidos al español se encuentran Jardines errantes (El Tucán de Virginia) y El reino imaginal (Poligrafía). Traductor al francés de los libros de Octavio Paz: Libertad bajo palabra; Águila o sol; El laberinto de la soledad; A la orilla del mundo. “Traducir poesía, es una de las operaciones lingüísticas más complejas y peligrosas que pueden existir. A Cada lengua corresponde una organización particular de la experiencia histórica. Cuando nos encontramos ante un orden particular, como es el caso del poema, es posible copiar la estructura aparente del texto: por ejemplo la del soneto. Hoy en día en que los poemas tienen estructuras abiertas, se reproduce una combinatoria u ocupación de la página. En pocas palabras se puede imitar el proceso productivo, pero ¿qué hacer con todo lo demás?. La palabra " libertad" por ejemplo tiene un sentido diferente para Paz que para André Breton. Cada palabra tiene una personalidad fónica y gráfica en su propia lengua, además de los conceptos que contiene. Por si fuera poco, el poeta la carga de valores emocionales o subjetivos que se suman a los colectivos. En todo poema se entretejen dos idiomas, el del grupo y el del poeta, semejante a un idioma extranjero. La poesía es en sí una lengua extranjera. No existe una traducción perfecta capaz de transmitir todos los sentidos de un poema. El traductor debe realizar un auténtico atentado, un acto de poder, aunque en realidad toda lectura es ya una traducción.”

Última actualización: 28/06/2018