Festival Internacional de Poesía de Medellín

                        

CASA DE LAS MOSCAS DE LA FRUTA


 
los poemas se ciernen alrededor como moscas de la fruta
planean sobre la piña
que parto en pedazos y que como

sobre la naranja que parto en cascos
para compartir

sobre los melones, papayas, sandías
en  las que clavo mi navaja
para tajar en rebanadas, para sacar rebanadas

 

NUESTROS OJOS SE ENCUENTRAN


como sus gestos
que son todos tan plenos
y prolongados hasta un punto
casi de estallar
casi de reventar 
como olas
alzadas contra una costa rocosa
la sangre en mi corazón
rompe de forma parecida
cuando la veo
y me quedo tan quieto como es posible
tan quieto como puedo
en la medida en que es posible echarle una mirada
en la medida que se encuentre a la vista
entonces me quedo embelesado
en lo que queda en el ojo de mi mente
en el ojo de mi mente
veo lo que queda proyectado
en la pantalla de mi mente

 

INSTAMÁTICO


un instante, eso es todo
un instante, no más
como antaño, como en los tiempos ya pasados

no poco nerviosos, ni ella ni yo
por cercanía, por desnudez,
por nuestra proximidad

belleza inmensa estremece nuestras hojas
aunque sean bellas prendas
nada se ajusta como  la piel

en mis brazos, como en los viejos tiempos
locos tiempos, las cosas prohibidas que hicimos
límites de maldición

la nuestra era otra nación
y la íbamos creando al paso

rompimos reglas, creamos otras nuevas
la desnudez era lo que era celebrado

en la ducha o afuera
en la piscina o en el mar
anatomía para ver, para compartir
para convertirla en posesión

propiedades adquiridas
para intoxicar a cualquiera que mirara

habían de limitar a quienquiera que mirara
quienquiera que tomara fotos

AGUA PRÍSTINA COMO EL VIDRIO


todo es robado, de veras
vivir y escribir
transferir, traducir
una cosa, alguna cosa
en otra cosa

transferir alguna cosa
desde un sitio a otro sitio distinto

usualmente desde algún sitio exterior
hasta algún sitio interior

todo es robado, de veras
el sol tardío sobre el mar
mi intento por capturarlo
por saquear esta tarde
de agosto

 

 

ELLA LLORARÍA SI UN TRAPO GOLPEARA

fenomenal peso entre mi abrazo

delicioso, el esfuerzo para levantarla en vilo
incómodo de soportar, cargarla suave
cargarla como un saco de arroz

un pocillo a la vez para cocinar la cena
para sorberla, para chuparla, para asistirla

no es para mí la visión definitiva
para que algún otro se la lleve,
para llevar a la cama, al altar, para cambiar

vela de cera, chorreando hasta
que el último pedazo de mecha
colapsa en el último pedacito de cera
y la llama muere

 

 

SUBIR O BAJAR


para L. M. M.

demasiado tímida para avanzar,
ella se devuelve

una cosa es cuando
su paso hacia atrás
se le resta a ella
cuando la sustracción es
de nosotros juntos,
ya entonces es excesivo

cuando mis días
igual que mis pasos se numeran
cuando cada paso ganado,
tiene tanta importancia

hacerla deshacer lo que he hecho
desbaratar lo que he fabricado
dejar de pagar lo que he pagado
es prácticamente imperdonable

 

 

SEXO EN CASA DE UN AMIGO

fuimos a parar desnudos a la sala de estar

limpié con la camiseta que me había quitado
sucia de semen, nuestros jugos

y la lancé a ella para que la llevara, ella la tiró de vuelta
camiseta convertida en pelota, en pelota de juego

que no lleva ni se adueña
de lo que era nuestro, que era de ambos
era mío o acaso suyo, para ser llevado

dónde separar exactamente
lo que escogíamos, lo que cortábamos

cómo y qué y dónde
estábamos por compartir, usualmente es un lío

cosas por negociar
ajustes por hacer

 

LA DAMA BLANCA *


esparce queso como nieve que cae,
como escarcha encima de todo,
encima de todos

en vez de pastel para las masas
dos muchachas van por la cena, por sushi,
por cerveza japonesa

bastante lleno y embriagado por camaradería,
servicio a la luz de las velas, luego del anochecer

alivio de los desgastes vitales,
besos para corazones dolidos,
suavidad sobre suavidad


*Aunque no parece una alusión muy directa, se conoce en el argot de bajos fondos a la cocaína como “La Dame Blanche”.

 

CABALLO DE FUERZA


especulo algunas veces,
acerca de mi habilidad, día tras día,
para levantarme y salir

con bacterias, parásitos, virus,
por billones cuando se combinan
como tantísimos simios sobre mi espalda

ciertamente, como Atlas,
llevo a cuestas el peso del mundo

sabiéndolo constantemente, un día,
esta carga será excesiva para mí
excesiva para ser levantada, excesiva para ser cargada

y lo que se halla a mis espaldas
se sentará sobre mí y me mantendrá sometido
“¡Sí!” exclamarán,
al unísono, triunfalmente

como ves ellos son agentes de la muerte
es entonces cuando podrán
allegarse a la muerte para recoger
su botín

 

 

ÁRBOLES EN EL CREPÚSCULO

i.
Hojas de Té
para Sonia Farmer

cuán lleno estoy de libros
mis sujeta libros pudieran reventar
debiera dar menudos pasos, mordisquitos
para mi apetito, para mejor acomodarme

no quisiera vomitar,
lanzar arcadas sobre toda la biblioteca
sobre todos los libros, vomitar todos mis libros

ii.
Aturdido de Dicha
para Carol Scriven

de pie contra la muerte,
vivo, yazgo, me inclino,
como si fuéramos amantes

yo nunca he sido más feliz

iii.
Puedo Vivir o Morir

solamente me estoy muriendo
no es tan difícil
nada de qué preocuparse
sólo un nuevo atuendo en el cual meterme,
introducir mis brazos
y mis piernas

CONKY JOE



Tal como los implementos requeridos, necesarios, 
para liberar el caracol de su concha
lo que yo sabía de ella, tenía de ella, 

cayó ante mí, cayó a mis pies

me deleité, fascinado de comérmelo crudo
como es costumbre en estas islas

 

 

LATAS DE ESTAÑO

mujeres para enfurecerse en
aros alrededor de mi veneno
aros por los que introduzco canicas, gane o pierda

cuadros de rayuela
arroja un pedazo de vidrio
visita todos los otros cuadros cuadro excepto éste
aro que me rodea, deslizarse adentro y luego afuera

de otro juego empezado
cuando apenas era lo suficientemente viejo
para jugarlo, para comprometerme en el preludio sexual
para fornicar

intricados juegos que aprendemos a jugar
reglas que no podemos violar
líneas que debemos evitar cruzar
o pisar

juego de la vida y estos otros
sin siquiera un muro entre ellos

sólo la más delgada membrana
que la memoria es capaz de atravesar

luz atravesando el cristal

 

TERMITAS PODEROSAS



polvo de madera,
hacen las termitas con sus finos dientes,
lo hacen caer

como arena en un cristal horario
haciéndote saber
que sin importar cuán grande sea tu casa, 
sus días, también como los tuyos, están contados

encías de termitas, anestesiadas de masticar
vacas, ovejas, cabras, antílopes, rumiantes

las termitas mastican sin parar, mi casa no asegurada

mía digo yo, mía dicen ellas
incesante continúa nuestro tira y afloja

 

CUERDAS VOCALES (VOCAL CHORDS)



maniatados,
mis poemas son como cerdos, atados,
las líneas de versos son cuerdas

ellos solían ser
más difíciles de someter
antes de los encuentros
con Mervyn Morris y
antes de un taller
con Lorna Goodison
quienes son tan expertos
en este asunto de la cacería de palabras

Mervyn Morris conoce
todos los atajos
a través de los matorrales

 

COLA DE TIJERA


si intentáramos engalanar al Espíritu Santo,
vestirlo de traje y corbata, un hermoso vestido, sombrero de ala ancha

o que el espíritu mismo, fuera el material que cortáramos.
Si engalanáramos al Espíritu Santo
o si todos nosotros, poseídos por el Santo Espíritu,
nos tambaleáramos relamiéndonos, ahogados

qué debería yo ponerme o debiera circular desnudo 

salvaje o domesticado, agua destilada o fuego que queme
qué debería ponerse el Espíritu Santo

 

SIN PALABRAS


inoportuno mirar
beber hasta embriagarse

inoportuno por
la compañía que tenía
embrujado  desde entonces para verla de nuevo

tuve entreveros, arranques, insuficientemente
goloso para satisfacer, dolido desde entonces

como una criatura enjaulada moviéndose
de aquí para allá, dando vueltas, como un tigre, ardiendo

lo que ella encendía en mí
hasta música no oída, ondulando

con falda de jean
a la altura de sus muslos
de piel negra oscura
aspereza adorable y oscura  

no como los vasitos de helado de crema
que vende MacDonald’s



EN DIETA


ella chupaba con tal determinación
como si estuviera en deuda conmigo

había de pagar hoy o moría, cada centavo
por el contrario me dejaba en deuda con ella

mi hombría entre sus garras
dos manos, dos puños, aferrándola
la chupaba con fuerza, la chupaba dulcemente
qué experta, qué dama

cuando me vine ella tragó
me sentí precioso, me sentí santificado
 
sosteniéndome con convicción, firmemente
bebió cada gota de aquello, de mí

demasiado preciado para desperdiciar, para cuestionarse
qué otra cosa hacer con el semen
que dejarlo nadar

debe gustarle el sabor de los renacuajos
para habérselos comido vivos, con sus colas latigando,
azotando

 

PLATO DE MANTEQUILLA


entre tu oído español, 
mi lengua inglesa,
acaso te cosquilleo, acaso te enciendo

mi lengua en tu oído
como un perro lamiendo una cosa que le gusta
en el envase más diminuto

sin embargo lo vuelca o lo lleva de aquí para allá
sacando afuera lo que está adentro

 

DEBE ESTAR PERDIDO PARA QUE LO ENCUENTREN

quiero aterrizar
en medio de un movimiento de arte
una comunidad de artistas en alguna parte

sin embargo muy lejos de aquí
en donde artistas y turismo no se mezclen, 
no se encuentren

quiero caer
como un gato desde el cielo 
entre esta comunidad de personas
con que sueño, de la que imagino ser parte,

estarían perplejos
cuando este gato llegara
aferrando sus posesiones
desesperados por huir

tendría que decir, 
¡paja! se trata de mí solamente, para calmarlos

quiero caer allí, sabiendo que armonizaré
si no desde el comienzo, eventualmente

caer allí torpemente entre ellos
como el gato de mi amigo Orin

Big Wig querría
yacer en tu regazo

incluso si el periódico
estuviera abierto ya
y estuvieras leyendo

habría de caer entre las noticias de la noche
o intentar hacer

noticias él mismo 
deseando que lo incluyan
no dispuesto a que lo excluyan 
de la historia que se despliega 

mientras el mundo gira
mientras el día se despliega
mientras la noche desciende

INSTRUMENTOS QUE TOCO


i.
Polo Norte Polo Sur
para Crystal Fraser

lo que haga zarpar tu bote o hundir tu barco

té helado, querida mía,
o lo prefieres caliente

se derriten los casquetes, nosotros copulamos

ii.
Cucharón de Sopa

observo, la dejo revolver
cualquier cosa que sea capaz
cualquier cosa que esté dispuesta a 
revolver en un hombre

en un poeta de pluma en mano

iii.
Era Fotográfica

bañarse color beige, baño color beige

nosotros dos en él, un día, un minuto
incapaces de dejar salir el agua
o de lavar el color

ropa remojada en agua
luego, la cubro de besos

Traducciones de de Rafael Patiño Góez


 

Obediah Michael Smith  nació en New Providence, Bahamas, en 1954. Profesor de inglés y de Literatura. Realizó estudios de dramaturgia y de francés. Obra poética: Love, 1972; Bicentennial Blues, 1977; 43 Poems, 1979; Ice Cubes, 1982; Acts, 1983; Fruits From Africa, 1987; Once Upon A Blank Page, 1991; As If Creation Were His Crime, 1993; Soul of These Soils Sail of These Seas, 1996; Christmas Lights, 2003; Poems To Sit On To Shell Peas, 2003; On The Hinges of This Town, 2003; Seventy Poems, 2009; Open Testament, 2009.

Mapa del Sitio
Gulliver: