Festival Internacional de Poesía de Medellín

 


Nació en Manizales en 1985. Estudiante de Psicología de la Institución Universitaria de Envigado. Presidente de la Corporación Cultural Sísifo de Envigado, dedicada a la promoción cultural, a través de tertulias, recitales poéticos y concursos de poesía. incluido en Ex-libris (2009) y El vacío como llenura (2010). Ganador del premio Sueños de Luciano Pulgar, Poesía 2010.

Un día en el centro


Ese a quien el poncho le sirvió de cortina
el inquebrantable verdulero fracasado
el héroe del tinto en el billar
el niño ante la revelación de la carambola
como un milagro de tabernarios
en sus jugarretas de amapolas en avenidas,
son los iluminados de la negruzca fisura
con sus bilis en las camisas
con sus claraboyas del centro
sus nombres con orín en las interminables paredes
de tufos cariñosos, monedas timoratas
son hombres que no son dandys
ni alcanfor de chifonier
son tahúres del esplín que le vende a la vida
un chicle hierbabuena a la desazón de las palabras,
con entierros mañaneros de ojerosos suicidios
de amarillentas uñas del saludo ambulante,
con los guiñapos que atormentan al cantaor de la buseta,
y la infame chimenea, el adoquín de las vértebras
¡el enigma del mundo está en un costal de chatarra!
y las suelas paralizadas llevan charcos, kerosene, desamor
a esas historias en sus mansiones de cartón.
Un día en el centro con los delirantes transeúntes
noctívagos del alquitrán
en el carnaval de revolcarse con estómagos molidos
en esa infamia turística
de los que no tienen colchón.


¿Y qué es eso?


Deseo el ultraje de sacar los perros a pasear
contorsionar mis ojeras en un sanatorio
vaciar mis folículos pilosos en una pasarela
no ser visto en un cuartel de universitarios
mucho menos con alguna máscara de pueril,
desistir de caminar en un antejardín
saludar a mis amigos con algún ademán íntimo
ir al entierro de mis veinte años
y decirle a ese otro yo que no conozco
la vida sigue…
aunque todos con guiños indulgentes
saben que eso es lo menos
que quiero
que siga…
La brújula de los sabios se divierte
y mis bisabuelos no quieren que pregunte más,
ando de festividades con las nuevas zapatillas
cuando era grande y buscaba empleo.
“La vida es dura, usted no sabe qué es eso,
no se le haga tarde, que se arrepentirá”
Aprendí de mi existencia como un eufemismo
de que usted no haga nada
está muerto
muerto,
un niño corajudo como yo
lo habían matado por primera vez
“¡Váyase a estudiar!
usted no sabe nada de la vida”
nada
nada…


Vida moderna


Vendrán a decirnos el vaticinio de la cobardía
corran alfiles del sonido,
Adonis palabras líquidas
tugurios por las soledades
en hordas de purulencias y cebo;
la belleza no es un lugar
repítame mujer sin rostro
no es un lugar
no existe ¡no existe!
arquitectura lamida de una esquina
esnifando el moho del mercadeo,
peregrinación del metro cuadrado
mampostería de los que existen,
vitrinas evolucionadas del mejor aspavientos
sin tener memoria del folklore y la manteca.
Tranquilizados que la ciudad dejará de existir
y todos estaremos en nuestras cuevas
sin salir a ninguna esquina…
nuestras vidas:
tecleando, tecleando, tecleando, clic…

Publicado en noviembre de 2012

Mapa del Sitio
Gulliver: