Festival Internacional de Poesía de Medellín


Por Jairo Guzmán

Con el presente volumen, número noventa de la revista latinoamericana de poesía Prometeo, asistimos a una conjunción de voces, de obras que tienen la impronta del poetizar en la ciudad de Medellín. Es una muestra, y como tal, da testimonio aproximativo acerca de lo que se ventila en la expresión de los jóvenes poetas.

Mediante los dones del diálogo intergeneracional, característico de la experiencia poética, nos hemos percatado de las obras que en esta ocasión presentamos. Poemas que se mueven de manera discreta por el mundo, de poeta en poeta, de lector en lector.

Ahora, más que nunca, asistimos a la proliferación concomitante de poéticas, tantas como autores; de ahí que una selección de poemas, como la presente, es uno de tantos matices de ese vasto universo escritural de la actualidad.

Ante esta polifonía se puede afirmar que la poesía no es asunto de localidades sino de lenguaje que cohesiona, de expresión orgánica de la palabra, aunque cada localidad impulsa una manera de identificación sensorial, expresiva y espiritual.

En este cuerpo recién constituido de voces concurrentes, late un registro histórico acerca de las obsesiones y asuntos que ocupan el imaginario de los jóvenes poetas en el momento actual.

En la presente edición hay poemas de autores cuyas obras circulan en nuestro medio y de cuya existencia nos hemos percatado. Hay obras de jóvenes que están activos en su labor creativa y que se expresan en diversos medios.

Otras obras seleccionadas han sido creadas por poetas, ganadores y finalistas, que participaron en el Concurso de Poesía Joven Ciudad de Medellín y su Área Metropolitana, cuya convocatoria se realizó a finales de 2010 y se cerró a principios de 2011; también se publican poemas de
jóvenes que participaron en dicho concurso y aunque no obtuvieron premio alguno, se visualizó un trabajo comprometido con la expresión poética y su calidad es digna de ser impulsada en la presente muestra.

Otros poemas aquí publicados, son parte de la obra de jóvenes que han asistido a los talleres de poesía que convoca la Corporación de Arte y Poesía Prometeo y por tal razón hay conocimiento de sus creaciones.

Se pretende, ante todo, destacar y valorar la expresión de los autores que, desde cierta condición de silencio y anonimato, contribuyen a la vitalidad y permanencia de la palabra poética.

Sorprenden los movimientos de la poesía por los laberintos del mundo. Las obras adquieren su dinámica y su efecto es impredecible. Escritura que
viaja en opúsculos, en pequeñas y modestas ediciones, mensajera de muchas experiencias vitales y de paisajes interiores del alma humana.

Una poesía que intenta nombrar la inasible condición latinoamericana, siempre movediza, siempre en permanente transformación, está sujeta a grandes cambios, a importantes oleajes en las formas expresivas y temáticas.

Es cierto que cada poeta tiene su propio universo de referencias, de fuentes generadoras de sus obras, pero siempre existirá un oxígeno conector que los vuelve afines: el sustrato cultural en el que se han gestado los poemas.

Medellín se ha debatido entre grandes amenazas. Es una ciudad que ha sido vulnerada por la violencia y la exclusión social y todo ese peso recae en zonas de la sensibilidad estética, de manera tal que la poesía se convierte en una forma de resistencia y catarsis. En este sentido se percibe en la presente muestra un ánimo que sugiere haber asimilado la expresión poética como una manera de decantar el espíritu y de fortalecer el ser interior.

Podemos afirmar que el Festival Internacional de Poesía de Medellín ha contribuido a enriquecer el universo referencial de los poetas aquí seleccionados, ya que desde su fundación, en 1991, la ciudad ha sido punto de convergencia de obras y voces de poetas procedentes de países de todo el mundo y su influjo se ha dado casi de manera natural en su expresión poética.

Se perciben formas particulares de expresarse, pero podemos visualizar dos tendencias: una intimista y otra exteriorista, ambas autorreferenciales con escasas excepciones. Pudiéramos afirmar que todo este cuerpo textual es el monólogo interior, que ahora se hace público, de una generación de autores cuyas fuentes están en la literatura, la poesía, la música, el cine y el video-arte.

La presente muestra, organizada en orden cronológico, contiene poemas cuyos autores han nacido entre 1980 y 1993.

Como expresara Friedrich Hölderlin en su poema “El joven a sus juiciosos consejeros”:

¡No intentéis detener los corceles del sol
y dejad que las estrellas prosigan su trayecto!

Publicado en noviembre de 2012

Mapa del Sitio
Gulliver: